12 canciones para...

12 canciones para … cocinar

Abrimos nueva sección para ponerle música a los sábados. Un tema, doce canciones y un invitado. Empezamos con Dario Riccobono y su estupenda selección para escuchar mientras cocinas. Así pues, subid el volumen y a los fogones.

Dario Riccobono

Soy Dario, “El Barbut”de Al-Paladar Taverna i Take Away, que acaba de estrenar su tercera temporada de carta de cena: recetas del mundo con distintas opciones para todos (o casi todos) los paladares, preparadas con ingredientes seleccionados, ecológicos y de proximidad. Allí me encargo principalmente de los servicios de sala y de la selección de vinos y cervezas para nuestra carta y maridajes y aquí os dejo una docena de sugerencias musicales para acompañar un día de cocina.

1- Escoger ingredientes/1: “Cançó del taxista” (Maria Arnal i Marcel Bagés)

Todas las semanas voy al Mercado Central a comprar hierbas y verduras en la parada de Rafa y María José y, a menudo, allí descubro algun ingrediente “raro” que da comienzo a un nuevo viaje de sabores e historias. Lo mismo me pasó cuando me topé con este proyecto musical. Fue un flechazo que abrió nuevas y desconocidas puertas a las posibilidades de mezclar tradición y experimentación.

2- Escoger ingredientes/2: “Tammurriata Nera” en la versión (Nuova Compagnia di Canto Popolare)

Esta canción procede de la tradición napolitana (que para mí, que soy siciliano, es tierra hermana) y en el Sur de Italia está universalmente reconocida como un himno, enérgico y extravagante, que habla de mestizaje y “melting pot”… nada más parecido a nuestro capazo con la compra diaria.

3- Revisar recetas: “Postumi” (Utveggi)

Me quedo un poco más en mi tierra de origen. De allí llega el sonido de este grupo “post-algo” que bien representa la entremezcla creativa y musical que se puede apreciar en los garitos de mi ciudad natal, repletos de caras familiares y de historias cargadas de ironía de la vida.

4- Limpiar, pelar, picar/1: “Broken Bones and Pocket Changes” (St. Paul & The Broken Bones)

Energía y delicadeza, transporte y entrega emocional…es decir “soul” en todas sus salsas. De esta banda os aconsejo buscar en youtube su “Concert à emporter”, grabado en Paris por La Blogothèque. Así fue como los descubrí y no se me olvidaron.

5- Limpiar, pelar, picar/2: “The Seed” (Cody Chesnutt)

De Cody Chesnutt me encanta su trayectoria y su personalidad. Creo qua ha sabido remezclar la baraja del imaginario negro, juntando estilos y desafiando estereotipos de la producción musical, estancada entre patrones “blancos” y “negros”.

6- Preparar sofrito: “54-46 Was My Number” (Toots & The Maytals)

Es algo como el “Big Bang”, es un punto de origen, un comienzo que considero imprescindible, es el punto en que los ingredientes-base han empezado a tomar nueva forma y nueva estructura sin perder su sabor original.

7- ¿Una copichuela de vino? (para acompañar): “Beautiful Stranger” (Sarah McCoy)

Hay voces que cuentan historias tan solo por su sonido. La de Sarah McCoy es una de estas: terroir de New Orleans, notas de madera y el espíritu romantico de la sabiduría blues. También en este caso os aconsejo buscar un extra (esta vez en Vimeo): “Merry Go Round”, grabada en New Orleans en 2013.

8- Cocinar a fuego lento/1: “Gold” (Chet Faker)

“I might as well be in a garden/ I said, ah/ A smell in the air is a dripp in the waters (you could be the one for me)/Another soul to meer my void then/Of anything bare that’s made of gold”.

9- Cocinar a fuego lento/2: “He Lays in The Reins” (Calexico & Iron and Wine)

Escucho a Calexico y siempre me acuerdo de la época en que los decubrí mientrás leía la “Trilogía de la frontera”, de Cormac McCarthy. Estos relatos desde la Tierra de Nadie, estas infinitas extensiones de praderas y cielo parecían moverse en círculo de la página a las notas, de las notas a la páginas, como el borboteo de la olla hirviendo.

10- Reducir y especiar: “Nemesis” (Benjamin Clementine)

A estas alturas estará bastante claro que soy adicto a las infinitas caras del soul y del R’n’B. Clementine ha sido otro descubrimiento proporcionado por La Blogothèque que es un extraordinario dispensador de delicatessen sonoras y visuales. Fue hace un par de años y Clementine no había grabado aún nada, pero ya se podía catar la peculiar mezcla de esencias.

11- Escoger el maridaje/1: “Wide Lovely Eyes” (Nick Cave & The Bad Seeds)

Esta pasión por Nick Cave es una pasión antigua y amamantada de leyenda. Hubo un tiempo (entre finales de los 80 y principio de los 90) que él y Anita Lane pasaban largas temporadas en mi ciudad natal, viviendo en uno de los barrios más populares y decadentes donde, en aquel entonces, la vida social se desarrollaba alrededor de las tabernas que vendían vino a granel y platos de huevos cocidos y donde los de mi generación nos iniciamos al placer del vino rústico.

12- Escoger el maridaje/2: “I Am A Gun” (Monk Parker)

Realmente, desde el principio pensé reservar este puesto a Uke y a lo que me gusta definir como su “blues de buardilla”, pero he descubierto que no están en Spotify y, respetando las reglas de este estupendo juego que me ha propuesto Verlanga, me despido con una canción de alguien muy cercano al espíritu, a la poética y al proyecto de mis queridos vecinos Laura y Roberto aka Sebastian Melmoth.