Cine-TV

Inèdits o el sano ejercicio de la espeleología cinematográfica

“Strop” (Vera Chytilová, 1962).

Sí, pura espeleología cinematográfica. Eso es lo que es la sección Inèdits del Festival La Cabina (del 16 al 25 de noviembre), incorporada en el año 2013. Rastrea esa parte de las filmografías de cineastas consagrados que permanecen semiocultas, muchas veces debido a su carácter de mediometrajes.

Irene Cubells es la encargada de Inèdits desde su primera edición. Cubells es licenciada en Historia del Arte, formación que completó con el Máster Interuniversitario de Gestión Cultural (UV y UPV) en una de sus primeras ediciones. Trabaja como gestora cultural en muchos campos, como la distribución de cortometrajes a través de la empresa valenciana Some Like It Short o la promoción del catálogo Curts Comunitat Valenciana del IVAC. El mismo año que empezó a seleccionar los inéditos de La Cabina puso en marcha un pequeño festival, La Ruta Más Corta, que cada año celebra el Día Internacional del Cortometraje en diferentes barrios de la ciudad de Valencia. Este año ocuparán cuatro locales del barrio de Arrancapins el próximo 16 de diciembre.

Irene Cubells.

Inèdits se incorpora a La Cabina en 2013 y desde entonces te has encargado de la selección de películas que se proyectan.

Hasta 2013 era la encargada de la distribución y promoción del catálogo Curts del IVAC (trabajo que he hecho también en años posteriores), así que tenía más tiempo libre y tuve la oportunidad de empezar proyectos que siempre me había apetecido. Conocía a Carlos Madrid, le comenté estas inquietudes y él conocía mi vinculación a la Filmoteca de Valencia. En ese momento él se estaba planteando añadir la sección Inèdits al festival. Fue lo que se llama, estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. Como gestora cultural y aficionada al cine, es una de las cosas que más me apetecía hacer: programar. Me alegró mucho saber que Sara Mansanet quería mantener la sección tal cual estaba.

¿Cómo llevas a cabo este trabajo de casi espeleología cinematográfica?

Ese primer año fue el que más trabajo de espeleología hice, como bien lo has definido, pues encontramos la mayoría de los títulos que ahora están en la base de datos. Empecé rastreando filmografías de los directores y directoras más conocidos. Cuando ves que se ha clasificado como corto o TV Movie, hay muchas posibilidades de que esa obra esté entre los 30 y los 60 minutos. Ese trabajo o autor te lleva a otro y así puedes pasarte un buen rato encontrando títulos. Otra manera de dar con mediometrajes es mirar retrospectivas que se hacen en filmotecas u otros festivales. Carlos también añadió un buen número en el listado, o a veces me ha pedido que buscara de alguien en concreto. Otra buena ayuda es el Videoclub Stromboli, pues Dani Gascó tiene mucho material en “caras B” de ediciones en DVD. La forma más fácil de saber qué distribuidora tiene los derechos de una película, es mirando quién ha editado el DVD, si tienes la suerte de que se ha llegado a editar.

¿Hay cierto vértigo cada año por si no encuentras material o tenéis una previsión que cubre el menos las próximas ediciones?

Hace poco me hicieron esa misma pregunta, pero creo que aunque no siguiera buscando, tendría para unas cuantas ediciones más de La Cabina Inèdits. Aún así cada año encuentro títulos que muchas veces decido no programar para la edición presente. Además si lo piensas, alguien puede estar rodando ahora un mediometraje y esa persona puede ganar la próxima Palma de Oro (por poner un ejemplo) o pasar a ser un autor o autora reconocida. Y si no lo ha enviado ya a la Sección Oficial, puede formar parte de Inèdits en un futuro.

¿Qué es lo más complicado a la hora de seleccionar las películas más allá de que tengan que ser mediometrajes?

Lo más complicado realmente es poder verlas para seleccionar. Otra complicación es encontrar copias en buena calidad, pues aunque los derechos los tenga una distribuidora, muchas veces no tienen un archivo para proyectar. O muchos mediometrajes están producidos por televisiones, por lo que no se hicieron en 35 mm como formato original. Los títulos más actuales suelen tener copias de mejor calidad.

Empezar el primer año con Allen, Coppola, Scorsese, Vigo,… fue poner el listón muy alto, ¿no?

Sin duda, pero era el primer año y había que anunciar a bombo y platillo qué es Inèdits. Los mediometrajes de Allen, Coppola y Scorsese forman parte de una película llamada Historias de Nueva York (New York Stories, 1989), por lo que no fue muy complicado localizarlos.

Sin embargo, personalmente pienso que el listón más alto lo pusimos el año pasado, cuando La Cabina se vistió de largo, por decirlo de alguna manera, programando a Kurosawa, Kaurismaki, etc. Quizá nombres menos conocidos para el gran público, pero tuvimos 8 mediometrajes de autores de culto.

¿Qué satisfacción produce cuando descubres un título que no sabías que existía?

La verdad es que es una alegría, cuando encuentro algo de esa duración de algún o alguna cineasta de la que me apetece mucho programar.

En todos estos años, ¿ha habido alguna película que te haya dado especial satisfacción conseguir?

Más que conseguir, ha sido una satisfacción descubrir películas de mucha calidad.

¿Hay alguna que se te resista o que aún localizándola no la habéis podido programar?

Sí, sé por haber leído algo sobre ella, que existe un mediometraje de Lucía Puenzo que no he conseguido ni siquiera verlo. Pero seguro que podré localizarlo en un futuro.

Es una de las secciones con más aceptación del festival, una especie de filmoteca dentro de La Cabina, ¿por qué crees que ocurre?

Sí que es verdad que es como una filmoteca por los grandes nombres que reúne. Puede parecer que son películas más accesibles por ser de quien son, pero Inèdits surgió justamente por la dificultad de acceder a ellas, fuera del circuito de filmotecas y retrospectivas. Títulos como el divertidísimo La era del ñandú de Carlos Sorín, Carne de Gaspar Noé, o películas de Agnès Varda, Akerman o Welles, pasaron ya por el festival La Cabina y son un ejemplo de lo variada que puede ser la programación de esta sección.

¿Qué destacarías de los títulos de esta edición?

Strip Search es del año 2004, poco después del 11S y trata, de forma angustiosa para el espectador, sobre las excesivas medidas de seguridad, y la cultura del miedo post-11S. Aún así, cuando la ves no sabes si está cada vez de más actualidad. Strop es una película bella que te invita a reflexionar. En Sadgati vemos cómo le influyó el neorrealismo a Satyajit Ray. Recuerda mucho a algunos de los mediometrajes que más han gustado de la Sección Oficial de anteriores ediciones de La Cabina. Quien haya seguido el festival de hace unos años, verá la relación.

Además, el lunes 20 tendremos la oportunidad de ver, como sabéis, la película que da nombre al festival. Nos ha parecido muy buena oportunidad de programarla, en la décima edición de La Cabina, siendo además el 45 aniversario de su estreno. Fue ganadora de un Emmy, es decir, fue la mejor película hecha para televisión de 1973. El guionista de Black Mirror señaló recientemente esta película como una inspiración a la hora de escribir esta serie de éxito. Quien no la haya visto ya, ésta es su oportunidad.