Fotografía

Fotografía, Generación LasNaves, Ilustración

Alba Prado

De Generación Las Naves lo que más nos gusta es encontrarnos con miradas personales. Alba Prado es uno de esos casos que citamos en Las Naves, en los que su trazo bien sea en el dibujo o la escultura, desvela una curiosidad por darle forma al escenario que nos rodea. Siendo las personas su gran tema, también las fotografía.

Fotografía

El discreto encanto de lo cotidiano

El verano de 2012 daba sus últimos coletazos cuando la abuela de Pedro Mecinas, de 86 años, se trasladó a casa de su familia a vivir. Mecinas, por entonces, buscaba un tema para su proyecto final de máster. Quería que fuera algo muy personal, así que decidió documentar con su cámara la última etapa de la vida de una de las personas que más quería.

Fotografía, Generación LasNaves

Paula G. Furió

La fotógrafa Paula G. Furió es una contadora de historias, con un radar muy natural para captar la esencia de sus retratados. Cercana, sosegada, discreta, prefiere acercarse y no hacer zoom porque sabe que en la distancia corta y sin hacer ruido, logrará fotografíar eso que algunos llaman alma.

Entrevistas, Fotografía

El fotógrafo del cielo

Txema Rodríguez estuvo desde el principio en la lista de gente que debía aparecer en Verlanga. Somos muy fans de sus fotografías, por lo que muestran y cómo lo muestran. Son retazos de vida, en muchas ocasiones de esa que no nos paramos a mirar. Algunas te golpean con una realidad que duele, otras te invitan a mirar sin ser visto.

Escritores, Fotografía

La palabra captada

Elena Poniatowska, Eduardo Mendoza, Enrique Vila-Matas, Antonio Muñoz Molina o Carina Bergfeldt, son algunos de los escritores que han pasado por delante de la cámara de Elena Blanco. Ella esla responsable de prensa de la editorial Seix Barral. 25 de esas instantáneas forman parte de una exposición que ahora llega a Valencia.

Exposiciones, Fotografía

El ojo público

Por fin se hace justicia con Joaquín Collado y sus fotografías que recuperan la Valencia olvidada. Un reconocimiento necesario, del que se han visto beneficiados esas gentes anónimas que pueblan sus trabajos y sin cuya presencia quedaría huérfano el relato de la ciudad.