5 razones para no perderse el festival de Patraix

FAP
Patraix existe y no hay mejor forma de demostrarlo que agitando la ciudad culturalmente desde sus calles. Del 20 al 22 de mayo, llega el Festival Urbà Multidisciplinar, organizado por la FAP (Factoria d’Arts Patraix). Para los indecisos, allá van cinco razones para acercarse, el próximo fin de semana, a este barrio de Valencia.

1.- Una Feria de ilustración

Es, sin duda, uno de los platos fuertes del certamen. Entre las actividades programadas destaca la muestra de grafitis virtuales proyectados con sonidos siderales que el dibujante Calpurnio realizará. También, las interesantes mesas redondas con temáticas tan variadas como la relación humor gráfico vs política (con Lalo Kubala, Ortifus y Raúl Salazar), el álbum ilustrado (Media Vaca, Roger Omar, Javier Gay), tebeos clásicos valencianos (en la que se homenajeará a Manuel Gago, que fuera vecino del barrio), los fanzines (Manel Gimeno, Oliveiro Dumas, Gerard Miquel, Nacho Casanova,…), el tridente cómic, diseño e ilustración valenciana (Lina Vila, Boke Bazán, Modesto Granados, Luis Demano, Cristina Chumillas,…) o la animación a la lectura (Irene Rodrigo y Nacho Vergara), entre otras.

2.- Música para todos los gustos

Imposible mayor eclecticismo en la oferta del festival. De Rafa Xambó a The Standby Connection, pasando por un recital de albaes por el casco antiguo del barrio, Jorge Valiente “El Cigarra” o Undersubs. Estos últimos compartirán cartel en la Plaza de Patraix con dos grupos de generaciones bastante distintas: Badlands y los incombustibles Los Mocetones.

3.- La vida es puro teatro

La tarde del domingo será tarde de teatro, con la representación de cinco obras. “El Escondite” de Xavier Puchades, con Mercé Tienda; “Ojalá” de Quitter le fórum; “Bolis” por Victoria Minguez y Lucía Aibar; “La diferencia entre un Manhattan y un Rob Roy” de Borja López Collado, con Héctor Fuster y Laura Salcedo e “Inocuo” de MalArte

4.- No se vayan todavía que aún hay más

Exposiciones (Luis Akme, Ana R. Leiva,…), presentaciones de libros (Ana Añón, Cisco Fran), talleres para todos las edades,…

5.- El barrio no solo mira, también participa

Uno de los grandes aciertos del Festival es involucrar al barrio y sus vecinos como parte de él, no solo como espacio en el que desarrollar las actividades o como simples espectadores pasivos. Así, por ejemplo, el protagonismo en la jornada inaugural se repartirá entre las actuaciones de los alumnos de la escuela L’Espai Musical o la exposición de retratos infantiles llevados a cabo por alumnos de la escoleta El Trenet.

Consultar la programación completa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.