Tejidos de la China

Foto: Eva M. Rosúa

Foto: Eva M. Rosúa

Es muy fácil enamorarse de los estampados orientales. El colorido siempre brillante, las formas orgánicas del mundo vegetal y animal. Y si además, viajas al lugar de origen, no hay salida, el flechazo se produce.

Susa Plaza, diseñadora valenciana, de largo recorrido (miembro del Gremio Artesano de Sastres y Modistas) recaló en  DongBei, la antigua región china de Manchuria, al noroeste del país, y cayó en las redes de uno de estos estampados. Nada más verlo en el Instituto Confucio de Valencia, lo identificamos perfectamente, con su país de origen: vibrantes colores, flores de crisantemos que representan a China y el ave fénix que es símbolo de la emperatriz. Touché!. Susa no volvió con sus bolsillos de modista vacíos; se trajo metros y metros de esta fantástica batista de algodón y la combinó con tejidos ad hoc como la muselina de seda o la seda salvaje; pero también con otros antagónicos como la lycra con acabado de látex. Y en el contraste surge el efecto. Telas orientales con un diseño 100% europeo.

valencia-moda-disenyadores-

Foto: Eva M. Rosúa

 

valencia-susa-plaza-exposicion-instituto-confucio-verlanga-moda-disenyadores

Foto: Eva M. Rosúa

El resultado final se pudo ver en la XIV edición de la Valencia Fashion Week pero ahora una pequeña muestra permanece abierta al público en la Facultad de Filología. Se echa en falta contemplar más modelos, porque la confección de Susa y su patronaje es limpio, con perfecta ejecución, se notan los años de oficio, y cinco maniquíes saben a poco.

valencia-instituto_confucio-susa_plaza-exposicion-moda-verlanga

Foto: Eva M. Rosúa

 

valencia-moda-disenyadores-verlanga-susa-plaza-instituto-confucio

Foto: Eva M. Rosúa

Para completar, seis bocetos de Alta Costura de La Bohème 1994 que pertenecen a su colección “Armonía”, subrayan la inspiración que Occidente siempre ha encontrado en el lejano Oriente. Paul Poiret fue el primero que miró hacia el este y a partir de él, el tema del orientalismo es ya un clásico.

Instituto Confucio de la Universidad de Valencia. Avda. Blasco Ibáñez, 32.

Más moda en Talla 38

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.