Connexió Las Naves

Carles Pons

Carles Pons. Foto: Diego Obiol.
Nombre: Carles Pons Ridaura.
Edad: 38 años.
Lugar de nacimiento: Valencia.
Lugar de residencia: Valencia.
¿Cómo definirías en una frase tu actividad creativa? 
Para estos casos, me gusta adaptar una famosa frase de Walt Disney: Yo no hago videojuegos para ganar dinero, yo gano dinero para poder seguir haciendo videojuegos.

No Spoon (No hay cuchara) es lo que le dice un niño a Neo, en Matrix, explicándole la existencia de otro mundo virtual. También es el nombre del proyecto de nuestro invitado a Connexió Las Naves, Carles Pons, ” un laboratorio para probar ideas innovadoras basadas en tecnología” y que sean rentables. De eso y muchas más cosas hablamos con él en Las Naves.

¿Qué es No Spoon y qué tiene que no tuvieran tus proyectos anteriores Exelweiss y Akamon?

Cuando era estudiante empece a desarrollar videojuegos como hobby. Es algo que me encantaba y a lo que le dedicaba muchas horas después de las clases. Poco a poco los resultados eran mejores y tuve claro que quería convertir ese hobby en mi profesión. En Valencia, en el año 2000, no había ninguna posibilidad de trabajar en este sector por lo que o cambiaba de ciudad o montaba mi propia empresa. Así, que desde los 20 añitos, seguramente porque era un inconsciente, me convertí en emprendedor.

La primera empresa que montamos fue Exelweiss que era básicamente un estudio de desarrollo de videojuegos a medida para clientes  Fue una época en la que aprendimos muchísimo, donde hicimos más de 30 proyectos con clientes como Repsol, Atari o el Ministerio de Defensa y licencias como Mr. Bean, House, Scalextric o Shin Chan. Sin embargo, teníamos la espinita clavada de hacer proyectos propios y aprovechábamos los tiempos entre clientes para desarrollar nuestras ideas.

Uno de esos proyectos propios fue la semilla de Akamon que ha sido nuestro proyecto mas exitoso. En Akamon desarrollábamos una plataforma de juegos multijugador donde podías jugar a los juegos clásicos de mesa de forma online como parchís, domino, poker, tute, … Akamon creció muy rápido, llegando a los 25 millones de usuarios. En 2015 éramos una multinacional con 70 empleados y vendimos la empresa a un fondo de inversión canadiense.

Cuando estás en una empresa grande con Akamon tienes muchas restricciones a nivel creativo, y nos apetecía volver a tener libertad creativa. Es por eso que montamos No Spoon que nos gusta decir que es un laboratorio para probar ideas innovadoras basadas en tecnología.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que te interese?

Para llevar adelante un proyecto hace falta mucho trabajo, por lo que de alguna manera me tiene que enamorar para que no me importe echar muchas horas. Es difícil saber qué es lo que hace saltar la chispa, pero sí que hay una serie de factores que considero imprescindibles.

Lo primero que valoro es el equipo de trabajo, tiene que estar motivado y ser complementario entre sí. Es muy importante para mí que sea un reto a nivel tecnológico y que use técnicas avanzadas como realidad virtual, machine learning, big data,… Ademas tiene que ser de algún sector que me interese personalmente como videojuegos, educación, gamificacion etc..

Por ultimo no hay que olvidarse que por muchos que nos guste, el proyecto tiene que tener capacidad para generar ingresos y ser rentable porque si no, no será viable.

Los cinco proyectos que aparecen en vuestra web tienen un componente humanístico bastante importante (educación, cultura, ciencia,…) y lúdico (juegos, videojuegos, …). ¿Qué importancia tienen ambos factores para ti? ¿Crees que eso os diferencia de otras empresas?

Los videojuegos es una de las disciplinas mas completas dentro de la informatica. Gracias a los avances en las tecnologías móviles, realidad aumentada, realidad virtual,… las técnicas que llevamos años utilizando en videojuegos se están empezando a utilizar en otros sectores como industria, medicina, arquitectura,…

En este sentido si que creo que en No Spoon somos bastante diferentes a la mayoría de estudios de desarrollo. Nos gusta hacer un uso de los juegos en entornos mas serios y productivos. Por ejemplo, la mayoría del equipo hemos sido padres de manera reciente, y eso hace que nos interesen mucho los proyectos relacionados con educación.

En Play&Go, inspirada en Pokemon Go, proponéis un triángulo formado por el juego, turismo y cultura. ¿Sois partidarios de que vuestras aplicaciones aporten siempre algo más que la mera diversión?

Yo soy un gran creyente de como la gamificacion puede ayudar a mejorar la experiencia y generar nuevos hábitos al usuario. La gamificación es una potente herramienta que consiste en aplicar mecánicas y diseño de juego en ámbitos no lúdicos. Ha probado su eficacia en sectores tan dispares como la educación y la productividad

Con Play&Go conseguimos acercar a los jóvenes a la cultura mediante una aplicación geolocalizada y gamificada. A través de la aplicación descubren la historia de una manera que para ellos es más entretenida y que recordaran mejor porque se sienten participes de la aventura. Por ejemplo, hemos creado recientemente la aplicación de la Ruta de los Borgia, los jugadores conocen los hechos relevantes de esta familia, a través de una historia de viajes en el tiempo.

Carles Pons. Foto: Diego Obiol.

En Playeek el objetivo es “ayudar a los jugadores de videojuegos profesionales, equipos y streamers a crecer y promover la monetización de sus fans y a construir su marca”. ¿Crees que este aspecto, imprescindible al fin y al cabo, siempre se deja a un lado (en los videojuegos y en muchos otros sectores), por pereza, desidia o romanticismo, cuando debería ser el eje sobre el que construir todo?

Es algo recurrente entre muchos artistas del tipo que sea, en Valencia tenemos grandes creativos pero nos falta cultura empresarial y financiera para poder llevar a cabo grandes proyectos. Para poder mantener una empresas sostenible en el tiempo tenemos que dejar de tener miedo a coger el Excel y hacer previsiones de caja e ingresos, también tenemos que ser capaces de negociar con banco, inversores o clientes. Es una faceta menos divertida de nuestro trabajo, pero totalmente necesaria y que no podemos descuidar.

¿Qué importancia tiene las redes sociales (las laborales y las personales) en tu trabajo?

El mundo digital en el que vivimos actualmente no se puede entender sin las redes sociales. En mi caso es la primera fuente de información para estar actualizado de las novedades profesionales.

Pero ademas son imprescindibles para la promoción de nuestros trabajos. Para nada sirve crear los proyectos si no los damos a conocer. Así que recomiendo a todos los profesionales creativos dedicarle tiempo a la difusión en redes sociales de sus proyectos y marca personal.

En la web se te define como apasionado de las metodologías ágiles. ¿En qué consisten?

Un proyecto de desarrollo de software requiere una inversión muy grande en tiempo. Muchas veces cometemos el error de estar un año con un proyecto y cuando lo queremos sacar al mercado nos damos cuenta que la aplicación en realidad no es útil para el usuario.

Nuestra estrategia es prototipar y hacer demos lo antes posible aunque sea con pocas funcionalidades y sin el diseño final. De esta manera podemos detectar muy pronto lo que funciona y lo que no. El diseño va evolucionando según el feedback que vamos recibiendo de los usuarios.

¿Qué secuencia sigue tu proceso laboral / creativo? ¿Tienes una idea y la desarrollas?

Para realizar un videojuego es necesario un equipo multidisciplinar, nosotros tenemos la suerte de que somos un equipo base de seis personas que llevamos trabajando muchos años juntos. Normalmente usamos sesiones de brainstorming en las fases iniciales de la idea y cuando de forma unánime creemos en una idea nos ponemos a desarrollarla. Nos gusta mucho hacernos preguntas tipo ¿Cómo podríamos mejorar esto? o ¿Qué pasaría si…? La mayoría de veces no llegan a ningún sitio, pero de vez en cuando surge la magia.

¿Tienes alguna manía o ritual a la hora de ponerte a trabajar?

En algunas ocasiones en las que estoy concentrado o inspirado no me gusta que me interrumpan. Si alguien se acerca a mí les debo poner una cara desafiante porque se alejan corriendo.
También, cuando estamos cerca de una fecha limite me gusta ponerme la canción The Final Countdown, de Europe, para motivarme.

¿Cuáles son tus proyectos más cercanos?

Estamos muy contentos porque, recientemente, en colaboración con Turismo Valencia hemos sacado la aplicación oficial de las Fallas 2018. Ha tenido una gran aceptación con 20.000 descargas.

En los próximos meses vamos a lanzar GoKoan. GoKoan es una plataforma de aprendizaje online totalmente innovadora (se ha desarrollado un algoritmo de planificación con inteligencia artificial) para optimizar el estudio, cuyo primer piloto va orientado al estudio de las oposiciones. En la plataforma GoKoan los opositores dispondrán de materiales de calidad (elaborado por expertos del sector) y una planificación y medición del progreso totalmente personalizados y ajustados en tiempo real.