Connexió Las Naves

Marta Gil

Marta Gil. Foto: Diego Obiol.
Nombre: Marta Gil Sánchez.
Edad: 24 años.
Lugar de nacimiento: Valencia.
Lugar de residencia: Valencia.
¿Cómo definirías en una frase tu actividad creativa? 
Cuando alguien fuera de la industria no sabe lo que es la figura del game designer, yo le digo "Yo digo donde se ponen las cajas en el Mario".

Con Marta Gil llegan los videojuegos a Connexió Las Naves y a Verlanga. Los videojuegos entendidos más allá del estereotipo de entretenimiento violento. La joven valenciana destila talento y pasión por ellos. Quedamos con ella en Las Naves para hablar de todo ello y mucho más.

¿Cómo y cuándo empezaste a interesarte por los videojuegos?

Desde muy pequeña. En casa teníamos la NES con el Mario y el Duck Hunter y luego la PlayStation, la Game Boy… Pero no fue hasta 1999, que yo tenía 6 años, que llegara a casa Final Fantasy VIII que yo realmente le prestara atención real a un juego. Mi hermano mayor no me dejaba tocarlo en un principio, pero sólo con sentarme a su lado y verlo a él jugar ya estaba satisfecha. Tengo muy buenos recuerdos de cuando por fin pude jugarlo.

¿En qué momento pensaste que además de jugar con ellos querías dedicarte a diseñarlos?

Cuando me fui de Erasmus a Noruega. Yo estudiaba Comunicación Audiovisual, pero la carrera no estaba yendo por el camino que yo había estado esperando, así que estaba un poco perdida. Teníamos una clase, no recuerdo el nombre, pero cada día venían distintos ponentes a explicarnos algo sobre el mundo del cine, y un día llegó un hombre a hablarnos sobre las características comunes entre la creación de una película y de un videojuego y de cómo sus géneros y maneras de hacer se encontraban. Ahí fue cuando se encendió una bombillita que me llevó a intentar saber más y ver cómo podía proyectar lo que había aprendido a un medio distinto. Empecé con guión y lenguaje audiovisual y de ahí poco a poco a aprender sobre el diseño, que me encantó.
 
¿Qué estudiaste? ¿En qué medida eso que estudiaste lo puedes aplicar ahora en tu trabajo?

Estudié Comunicación Audiovisual y luego un máster en Creación independiente de videojuegos. También he estudiado 3D, algo de programación y cursos de diseños de manera independiente. Y todo ello lo puedo aplicar, por supuesto. Haber intentado aprender un poco de todo, ayuda como diseñadora porque sabes las limitaciones y problemas de tus compañeros y eres consecuente con ello.

De mi carrera original he sacado sobretodo tema de guión, cámaras, storyboards, que vienen bien para la historia y tratamiento de escenas determinadas. En mi anterior proyecto lo usábamos bastante, en el actual tenemos una escritora que se dedica al cine, por lo que he tenido que recurrir menos a esos conocimientos.

¿Qué es una Game jam y que te aporta participar en ellas?

Una Game jam son jornadas de hacer juegos en un tiempo determinado, generalmente 48 ó 72 horas, aunque también las hay de semanas, días o un año. Depende de cómo te tomes las Game jam, pueden ser una gran herramienta para todos los implicados. Puedes intentar probar una idea loca, un estilo de arte que nunca habías probado… Han salido conceptos muy interesantes en game jams que luego se han convertido en juegos enteros con mucho éxito (Gods will be watching, Super Hot,…). Lo importante es siempre darse cuenta que el tiempo es limitado, por lo que tu idea loca y súper original tiene que mantenerse siempre pequeña y sencilla. De todos modos, lo importante no es acabar el juego, sino divertirse y aprender, así que siempre acabas sacando algo positivo de estos fines de semana.

Marta Gil. Foto: Diego Obiol.

¿Cuando estás jugando consigues olvidarte de tu trabajo y te dedicas solo a jugar o no puedes evitar en fijarte en distintos detalles del diseño,…?



A nivel de diseño sí desconecto bastante. Puedo entender como lo han planteado cuando veo un puzzle o porqué esa cámara está colocada de la manera que lo está para que veas un punto concreto, pero no me amarga la experiencia ni estoy todo el rato pensando en ello. Lo que sí me lo cambió fue el 3D y la animación. Yo sólo sé un poco de ese campo, lo básico para hacer cosas muy sencillas, pero desde entonces en los juegos sólo veo una malla con un montón de polígonos. No me puedo imaginar cómo debe ser eso para alguien que si que es profesional del 3D!

¿Qué tipo de videojuegos son los que más te interesan? ¿Qué debe de tener un videojuego para que te guste?

Antes podía dedicar horas  jugar a videojuegos, mis 13/14 años se dedicaron a Ragnarok Online, S4 y pasarme al 100% el Final Fantasy X, pero ahora no tengo ese aguante. Lo primero que necesito es que sea un juego que me pueda pasar en menos de 10 horas. No soy muy fan de la moda de los sandbox, por lo que los juegos indie son mi debilidad. La mayoría de ellos ofrecen una buena experiencia en poco tiempo, por lo que son perfectos para mí. Me gustan aquellos que me ofrecen una buena experiencia narrativa y, en general, una idea que me sorprenda en cualquier sentido. Es el caso de Her Story, un juego en el que simplemente tienes que ver vídeos de las declaraciones policiales de una joven, o Crypt of the Necrodancer donde tienes que pasarte una mazmorra siguiendo el ritmo de la música. Me gustan juegos que pueda pasarme una vez y sentir que no había jugado a algo parecido antes.

¿Qué secuencia sigue tu proceso creativo?

Dibujo muchísimo en papel. No se porqué, diseñar, aunque sea escribiendo, en el ordenador, no me cunde tanto. Tengo una libreta enorme en la que escribo, dibujo, tacho y repito niveles, storyboards, concept art, diseños… Y luego pasar eso a digital es un suplicio para mí, porque he salido muy analógica. Al final opto por escanear todo lo que me sea posible, pero obviamente siempre me toca perder algo de tiempo pasando a limpio todo lo que he hecho en papel para que quede constancia en el GDD.

Luego llamo a mis compañeras de equipo, les muestro lo que ha salido y hablamos de ello todo el tiempo que sea posible. Puede que hayan cosas que no gusten, que necesiten un variado o que ellas puedan aportar algo para dejarlo perfecto (digo ellas porque sólo somos mujeres en mi equipo). Luego esa idea se prototipa y seguimos modificándola hasta que queda algo que nos convence a todas, y luego durante el testeo  con jugadores se terminan de ven las cosas que a nosotras se nos haya podido escapar..

¿Tienes alguna manía o ritual a la hora de ponerte a trabajar?

Hay varios videos de 2 horas de música celta de Adrian von Ziegler en youtube al que le he dedicado más tiempo del que debería. Ese tipo de música me pone en modo trabajo. Además de eso, tengo un bullet journal en el que me apunto todo lo que quiero hacer ese día y los dos siguientes, aunque siempre acabo tachando la mayoría porque tengo demasiada fe en cómo de bien voy a utilizar me tiempo…

¿Qué redes sociales utilizas? ¿Qué importancia crees que tienen desde el punto de vista profesional?

Utilizo mucho mi twitter (@Matlahvi) que he intentado profesionalizar lo más posible, aunque sigo pecando de poner muchas tonterías. El twitter me ha servido sobretodo para conocer a más gente del mundo a la que recurrir si tengo dudas. Hay un chico que se ofreció abiertamente por la plataforma para ayudar a aquellos que necesitaran ayuda con Unreal Engine, y me escribo con él a menudo, siempre está dispuesto a echar una mano. También hay quienes suben trucos de 3D y pixel art en pocas imágenes y quienes avisan cuando hay cursos o libros que creen que pueden gustar a la comunidad.

Más que algo profesional, lo veo como una herramienta divulgativa. La gente de nuestra comunidad es bastante abierta en ese sentido de ayudarse unos a otros.

Háblanos de los videojuegos en los que hayas participado más activamente y sobre tus planes de futuro.

Ahora mismo mi principal proyecto es Idearum, con Tahutahu Studios. Es un juego no-violento sobre la autoaceptación que va sobre Eidos, un alma perdida, que intentará conseguir acceso a la ciudad perfecta de Atlantis a través de superar  una serie de pruebas. Llevamos ya un año con este proyecto, pero todas las implicadas en él tenemos otros trabajos y no podemos dedicarle todo el tiempo que quisiéramos. Es el problema de cualquier arte independiente, que hacerlo es gratis hasta que alguien te lo compra…

Me gustaría seguir trabajando en Idearum mientras consigo un trabajo, también en el medio, con el que pueda sustentarme. Ahora mismo dedico mi tiempo a otras actividades como hacer quedadas con Femdevs, una asociación que busca dar visibilidad y apoyo a las mujeres de la industria, o las actividades de la AEV (Asociación de Estudiantes de Videojuegos) en la que también estoy metida. Además, para el mes que viene se está organizando el Valencia Indie Summit, un evento con ponencias, premios y exposición sobre videojuegos en el que voy a estar tanto como organización como ponente. Así que, ¡me mantengo ocupada!

Imágenes de Idearum: