Escenarios

Andrés Navarro, un actor valenciano cenando con la Familia Addams

Andrés Navarro como Malcolm Beineke.

Las series, las películas, esa inolvidable música, La Familia Addams forma parte del imaginario popular, de pop, de varias generaciones. En 2010 se estrenó un musical en Broadway y en 2017 LetsGo Company puso en pie la versión española, con dirección de Esteve Ferrer. Carmen Conesa como Morticia y Xavi Mira como Gómez encabezan un reparto en el que se encuentra el valenciano Andrés Navarro dando vida a Malcolm Beineke, “el personaje que aporta el tono más serio en la función y con el que entran en conflicto el resto de personajes provocando que se generen las situaciones cómicas, me encanta”.

Malcolm Beineke es el padre de Lucas, joven del que se ha enamorado Miércoles, la pequeña y macraba hija de los Addams, que además les ha invitado a cenar en su casa y con los suyos, para que se vayan conociendo e intimando. A partir de ahí comienza una noche inolvidable para anfitriones y comensales.

En estos tiempos tan políticamente correctos que vivimos, una familia tan irreverente como los Addams aporta “sencillez y diversión”, según Navarro, “porque dentro de todo lo mal que puede estar todo, lo que reivindican es la normalidad, justamente dentro de lo relativamente anormal que pueden resultar ellos”.

Navarro ha participado en muchísimos musicales (Sweeney todd, My fair ladyCabaret, Happy End,…) a lo largo de su carrera, pero eso no es óbice para que con La Familia Addams siga sumando experiencias y aprendizaje. “Cada musical tiene lo suyo. Por ejemplo, cuando hice Los Miserables, allá por el año 92, que fue uno de los primeros musicales de gran formato que se hizo en España, me aportó mucha sabiduría y entrene. Los que han venido después han seguido en ese camino. Y con La Familia Addams, por ejemplo, es la primera vez que hago una gira tan larga”.

Los ensayos de la obra duraron casi dos meses, “que puede parecer muy poco”, apunta el actor valenciano, “pero es que está todo muy bien organizado. Fuimos trabajando texto, puesta en escena y con el director musical aspectos como el tono, las canciones de cada escena, aunar todos los personajes y todo el trabajo con el coro o las coreografías”. Hasta completar su personaje con la subida del telón, con el estreno, porque para Navarro, “el público siempre te aporta lo que esperas cuando estás ensayando, dan sentido a todo lo que haces. El teatro sin público, al menos el expresado, no tiene sentido. 

Se nota que nosotros como compañía estamos muy bien por dentro, somos una gran familia, y el público se lo pasa a rabiar”.

Foto: Lighuen Desanto

Andrés Navarro en escena es, como apuntábamos antes, Malcolm Beineke, pero también hace el cover de Gómez Addams. En València será en las funciones de los días 3, 10 y 13 de marzo. “En el teatro musical siempre ha existido la figura del cover. El cover es el que sustituye a otro papel, protagonista o secundario. Es lógico que existan porque la exigencia de un musical, tanto física como vocal, es muy grande. Se hace así porque es necesario que ante cualquier adversidad haya alguien preparado para sustituirle. Y una vez se estrena, el ayudante de dirección se encarga de preparar a los covers. Y, también, a los swings, que son un chico y una chica, que están fuera de la compañía, pero siempre tienen que estar en el teatro cuando hay representación y sustituyen a gente del coro, del elenco. Se tienen que aprender todos los papeles de su género”.

Dinámica, divertida, tiene un ritmo trepidante. Son algunos de los calificativos que emplea Navarro para definir el musical de los Addams. Un trabajo para el que no ha recurrido al revisionado de las series o las películas. “Las vi en su momento, pero no las he repasado ahora. No ha hecho falta porque hemos hecho una versión única en todo el mundo. Esto no es una franquicia, es un montaje nuevo que está basado en el espectáculo que salió de Broadway”.

¿Se siente algo especial cuando un actor llega de gira a su ciudad? “Claro. Para mí es un lujo. Estudié en València, empecé a trabajar allí. Y volver al Olympia también me hace ilusión, ya estuve con el musical El Virgo de Visanteta, y con Ballant Ballant. Me hace mucha ilusión que la familia Fayos acoja a la Familia Addams. Y que mis padres vengan a verme, seguro que me emociono”.