Escenarios Exposiciones

Una Mostra Viva del Mediterrani muy viva

Han perdido el cine (por el feliz regreso de la Mostra de València después de seis años de cautiverio), pero han ganado una sección dedicada al videoarte y un Aplec de Dansa. Mostra Viva, aquella convocatoria que nació con más pasión que medios para mantener el vínculo cultural y social de la ciudad con el Mediterráneo, ha alcanzado su mayoría de edad con solo seis ediciones. Este 2018, bajo el lema “Mar de culturas” y con un formidable cartel con guiños a los socarrats de Sento Llobell, desarrollará sus actividades entre el 3 y el 21 de octubre.

Los datos demuestran su músculo: más de 200 artistas, 10 países participantes (Italia, Francia, Argelia, España, Túnez, Portugal, Turquía, Palestina, Bosnia y Rumanía), cerca de 65 actividades programadas, 11 sedes (La Nau, Octubre CCC, MuVIM, Centre del Carme, Colegio Mayor Rector Peset, Jardines del Turia, Palau de la Música, Sala Off, Plaça dels Furs, Cines Albatexas y el Instituto Francés) y una oferta cultural que abarca la música, la danza, el circo, la literatura, el arte, la narración oral o la formación educativa.

En el apartado musical, un nombre, Elena Ledda, destaca con fuerza. La gran dama de la música sarda, que ha trabajado con artistas como Noa, Richard Galliano o Lester Bowie, presentará su nuevo trabajo, Lantias, grabado este mismo año después de un parentésis muy prolongado sin disco de estudio. Un álbum, entre el clasicismo y la contemporaneidad, en el que sigue apostando por contar historias, duras en muchos casos, pero con un atisbo iluminado por la personal voz de Ledda. Folk que le canta a la cara a la intolerancia y a la miseria humana.

La elegante y universal relectura del rebetiko de la cantante turca Cigdem Aslan, la tradición valenciana que corre por las venas y la imponente voz de Jonatan Penalba, la espectacularidad de La Orquesta Flamenca de Flautas del valenciano Óscar de Manuel con veinticinco instrumentistas, las envolventes melodías de la bosnia Amira Medunjanin o el concierto conjunto del cantautor Andreu Valor, la banda de Olleria y el Coro de l’Eliana en el que revisarán a Estellés, Granell o Montllor, completan la oferta musical.

La danza aterriza en Mostra Viva del Mediterrani con intención de tener protagonismo. Por ello, el Aplec de Dansa ha orquestado una programación en la que confluyen lo popular y lo moderno, una sección en la que tiene cabida desde la inmersión coreografiada en el campo y las raíces del Colectivo Lamajara en Labranza hasta el atractivo triángulo que forman, en De aquí para alla, un músico (Pepe Cantó) y dos bailarines (Paloma Calderón y Toni Aparisi). También habrá espacio para el viaje sin fronteras de la Compañía Sara Guirado, para los bailes talentosos de la pareja formada por Ana Síscar y Rocío Giner o para ese recomendable cruce de caminos entre el folklore valenciano y el flamenco de Qué flamenca soc, de Taconterra Dansa, con colaboradores de la talla de Apa, Isabel Julve o Jesús Gimeno.

Las artes visuales estarán presentes a través de cuatro exposiciones. El autor del cartel de este año, Sento Llobell, será objeto de una de ellas, en la que se plasmará el proceso creativo del mismo, además de recoger un resumen de su obra como ilustrador. El resto de muestras pondrán de manifiesto el papel de la cultura y el arte a la hora de superar o sobrellevar conflictos bélicos, desigualdades sociales y de trabajar en pos de la sostenibilidad y un mundo mejor y más justo.

La otra novedad de esta edición (junto a la danza) es la incorporación del videoarte con espacio propio. La personalísima animación de Silvia Carpizo que ya pasó por las páginas de Verlanga; la fusión de disciplinas artísticas que maneja Victoria Cano, que llegará casi directa desde la Bienal de Asia de Bangladesh donde ha sido seleccionada este año; y las propuestas etéreas e hipnotizantes de Monique Bastiaans, serán las apuestas del festival.

La calle volverá a ser escenario de las propuestas de teatro y circo de la programación de Mostra Viva. De Ambar, de la compañía BotProject, desenfadado espectáculo, pero con aroma clásico, a los Hermanos Saquetti (Asaco Producciones) incombustibles payasos que interactúan con el público. De la contagiosa fiesta que monta Eddy Eighty en su alocado intento de llevar la música de los ochenta (suenan Europe, Michael Jackson, Eurythmics,…) al mundo del circo, a los malabares y fuegos de la Notte di Fuoco de la Compagnia Elefanti. O de la espectacularidad de las cañas de bambú y los equilibrios inverosímiles de Vincles (de Circ Bover) que vuelve un año después de su paso por el festival Tercera Setmana, al circo hecho a través de elementos cotidianos (cuerdas, ollas, cazos…) de Oyun, de los alicantinos El Fedito.

Aún hay más. Narraciones orales a cargo de Djamila Hamitou Sandouk, Susu Benítez, Wassila Berber, Eva Andújar, Sherezade Bardají y María Molina; la Mostra Educativa; encuentros con muchos de los artistas participantes después de sus actuaciones; talleres, debates o los Premios Pont del Mediterrani. Fechas y programación completa en su web.