Acapvlco

Diego, Emilio y Andres (Acapvlco) en Las Naves. Foto: Eva M. Rosúa.

Diego, Emilio y Andres (Acapvlco) en Las Naves. Foto: Eva M. Rosúa.

Nombres: Diego Escriche Chávez / Emilio Saldaña González / Andrés Sanabria Aguirre.
Edad: 20 / 23 / 21.
Lugar de nacimiento: Valencia / Ecuador / Colombia.
Lugar de residencia: Valencia / Valencia / Valencia.
¿Cómo definirías tu actividad artística? Somos una banda de música.

La música llega a Generación LasNaves. Distorsión, melodía y pedales es la fórmula que emplean Acapvlco para facturar canciones con el apellido hit pegado a la espalda. Son un trío, pero pronto serán cuatro. Tienen muy claro lo que quieren hacer. La prisa no va con ellos. En su bandcamp, definen su sonido como grunge playero. Más allá de la broma, la etiqueta se ajusta bastante (¿no hacían eso The Jesus & Mary Chain?) a unas composiciones que entran en la cabeza sin llamar y cuando menos te lo esperas la están agitando. La frescura de The Jam, la intensidad melódica de The Velvet Underground, los desarrollos de King Crimson o la energía irreverente de The Stooges podrían ser algunas pistas, pero no las únicas. Desacomplejadas melodías salpicadas de arrebatos noise. Tan divertidas, pero también tan apasionadas como la partida de ping pong con la que calentaron en Las Naves, antes de enfrentarse a nuestras preguntas.

 ¿Cómo llegáis a Acapvlco?
(Diego) Yo estuve en Dreamy Eyes. Cuando acabó, seguí haciendo música solo en casa, grabé algunas canciones y conocí a Miguel, que es el otro miembro de Acapvlco, pero que ahora mismo está fuera. Después se nos unió Emilio y más tarde Andrés.

(Emilio) Vengo de Mexican Moustache y también estuve en Pop Suicidas. Siempre he tocado con Andrés, pero por el gusto de hacerlo. Una noche de fiesta, Miguel me contó el proyecto de Diego y me interesó mucho. Necesitaban un batería y me ofrecí.

(Andrés) Mi historia es muy parecida a la de Emilio porque yo toqué con Mexican Moustache y Pop Suicidas.

¿Por qué hacéis música?
(D) Para poder oír la música que quiero oír.

(E) Vivo para ello.

(A) Es lo mejor que hay. La música es lo que más me gusta en la vida. Nada me apasiona tanto.

(D) Estamos muy volcados con el grupo. Hay gente para la que la música es algo secundario. Va a la Universidad y luego hace música. Nosotros es al revés.

(A) Hacemos música y estudiamos para quedar bien (risas).

¿Cómo es vuestro proceso creativo?
(D) Desde el punto de vista de la composición hay tres tipos de canciones. La más melódica la hago yo en casa y se la enseño a ellos y hacen la instrumentación. Para las más cañeras pienso en una guitarra que me gusta o la compongo con Andrés y en el local la acabamos entre los tres. Y, las dijéramos, más progresivas, más setenteras, las hacemos todos juntos.

(E) Como solemos tener gustos en común, cuando Diego llega con alguna idea, enseguida nos ponemos a trabajar sobre ella. Se le da muy bien componer y tiene una voz que a mí, personalmente, me gusta mucho.

(A) Si no, no tocaríamos con él (risas).

(E) Nos conocemos muy bien. Antes que nada somos amigos y va todo muy fluido.

(D) Es muy importante el componente banda para que suene todo bien.

¿Primero es la música y la letra viene después?
(D) Depende. Hay veces que la letra sale cinco minutos antes del master (risas).

(A) Y otras, de un sentimiento encontrado. De una situación como el aburrimiento o una tarde de calor en la que nadie te coge el teléfono, cosas así. Temas muy normales.

(D) Son letras bastante corrientes, siguiendo la vertiente más grunge. Letras íntimas, pero que le pueden ocurrir a cualquiera.

¿Qué es lo que más pereza os da del proceso creativo?
(A) Nunca había pensado en ello, pero la verdad es que nada. No hay nada que nos cueste especialmente.

(D) Tenemos la suerte de que a cada uno nos gusta hacer una cosa. Nos complementamos. Y así conseguimos que dependa todo de nosotros, desde el principio hasta el final. Para que todo sea tal y como lo queremos.

(E) Seguimos el ejemplo de bandas que lo hacen así y nos gustan mucho. Por ejemplo, Betunizer. Se lo hacen todo ellos.

(A) Y suenan brutales.

¿Eso significa que nunca os produciría nadie ajeno al grupo?
(D) Nunca.

(E) Hay gente que piensa que un productor, que sepa más que ellos, va a acabar mejor el disco y no tiene porqué ser siempre así. Puede saber más que tú, pero no puede saber mejor que tú lo que quieres. Nosotros hemos caído en ese error en anteriores bandas. “Hazlo tú porque has hecho el disco de tal” y no es que esté mal hecho el trabajo, pero no era lo que queríamos. Para evitar eso, lo decidimos hacer todo nosotros.

(D) Eso no quiere decir que no aceptemos consejos constructivos de gente que sepa mucho. Incluso los pedimos.

¿Y lo que mas os interesa de ese proceso creativo?
(D) A mí hay dos cosas. Una es estar con ellos en el local, así sin más. Y la otra es grabar. Me gusta mucho grabar las canciones y sacar el sonido que busco. Conseguir que sean canciones que quiero escuchar una y otra vez, como si fueran de otra banda que no fuéramos nosotros.

(A) Tocar juntos nuestras canciones. Ese es el momento. Es la mejor experiencia del mundo. Todo el mundo debería tocar (risas).

(E) El tema de la composición … ver cómo va creciendo y cambiando una canción, comprobar que cada vez suena mejor, que va avanzando, y se va acercando al sonido que queremos.

Andrés, Emilio y Diego en Las Naves. Foto: Eva M. Rosúa.

Andrés, Emilio y Diego (Acapvlco) en Las Naves. Foto: Eva M. Rosúa.

¿Qué importancia tiene vuestro pasado musical en Acapvlco?
(D) Lo más importante de haber tocado en anteriores bandas ha sido darme cuenta de todo lo que he hecho mal (risas). Aprendí cosas buenas como empezar a componer, tocar la guitarra, modular la voz, pero también los errores que se pueden cometer en un grupo y cómo hay que solucionarlos.

(E) Yo creo que en eso estamos todos de acuerdo.

(A) Evitar errores como tocar en sitios de mierda, que te toquen demasiado el sonido de un disco,…

Siempre que se habla de vosotros se hace mención a que tenéis una deuda sonora con los noventa. ¿Creéis que es así o que precisamente son esos grupo de los noventa los que la tenían con décadas anteriores y a vosotros os interesan todas?
(A) Los músicos son gente que escucha música. Eso es inevitable. En los noventa y ahora mismo. No sé, a nosotros los setenta (suspira), joder, son mi vida.

(D) En nuestra música se incluyen aspectos de los noventa como el grunge, que a mí me gusta mucho, pero también de otras décadas. Sin olvidar que esta década actual está siendo muy buena para la música.

(A) Vamos, que no somos las típicas personas que dicen: “Queremos volver a los noventa”.

(D) No estamos obsesionados con una década en concreto. Cogemos lo que nos gusta de cada una de ellas para nuestro beneficio.

¿Qué influencias, musicales y no, tenéis?
(D) Un poco de “Malcolm in the middle” (risas)

(A) Un poco de fumar (risas). Ver youtube todo el día. Nosotros quedamos y vemos series, películas, fumamos, tocamos,…

(E) Y grupos concretos, es que cada día alguien descubre uno nuevo a los otros.

(D) Emilio ayer vino con The Left Banke.

(E) Eran como los Beatles, pero más psicodélicos y con unos coros… Nos encantan los coros.

(D) Es que no hay un listado de grupos concretos. Igual veo un día un directo de Fugazi y quiero tocar como ellos…

(E) Pero al rato podemos estar escuchando a Genesis y querer algo parecido o inspirado en ellos.

(A) O en King Crimson.

(E) Y tenemos en común que no tenemos prejuicios hacia ningún tipo de música.

(D) A mí, por ejemplo, hay cosas de Green Day que me gustan. O NOFX, Nirvana,…

(E) También eso va con la evolución de la personalidad. Ya no somos tan adolescentes. Antes éramos igual más punks, por decirlo de alguna manera, y nos gustaban cosas rollo Black Flag (Emilio lleva una camiseta de ellos) que no nos han dejado de gustar, pero ahora estamos más por el progresivo. Y, bueno, Diego conoce más la movida que hay ahora, con bandas como Temples, que están muy bien, y se produce esa mezcla entre lo de antes y lo de ahora.

(D) Yo soy muy fan de esta década. Creo que hay grupos que van a transcender.

(A) En ese sentido, Diego nos ha descubierto muchas bandas como, por ejemplo, Mr Elevator & The Brain Hotel.

(E) Sí, Andrés y yo cada vez echábamos la vista más atrás y Diego más hacia adelante.

(D) Yo es que hubo un tiempo en el que solo escuchaba rock progresivo y jazz. Y decidí que justo al tipo de música que más ascos le estaba haciendo le iba a dedicar tiempo porque no tenía ningún motivo para no hacerlo. Y así empecé a descubrir a bandas como Cosmonauts, Ty Segall, a los grupos de Burger Records o de Ayo Silver!,…

(A) Y no hay que irse lejos para descubrir grupos. A La Resi, por ejemplo, vienen un montón de bandas que son muy buenas. Yo recuerdo a Fabuloso Combo Espectro. Y en Valencia también hay bandas que nos gustan. Mi grupo favorito de aquí es Derrota, aunque La Bière Ganchosa van a ser la mejor banda de Valencia.

(E) También nos ha influido los 8 Bits, la música hecha con la Gameboy.

(D) Una de mis bandas sonoras favoritas es la de “Pokemon”. O la de “Zelda”. Una pasada.

(A) Y las de los juegos de coches. Yo me las descargo (risas). Esos sonidos de sintetizadores de los noventa.

¿Qué importancia tienen,para vosotros, las nuevas tecnologías?
(D) Mucha. Desde la facilidad de grabarnos nosotros mismos solos a la posibilidad de entrar en google y buscar cómo utilizar un micrófono. O para la difusión de una banda ya no necesitas a nadie. Pero tampoco hay que estar todo el día enganchado a internet. Hay que saber entrar, coger lo que te interesa e irte.

(E) Sabemos que esto es un privilegio. Que no siempre las cosas han sido así. Y lo aprovechamos, que hay gente que no lo hace. Puede ser muy romántico reivindicar lo anterior, lo que quieras, pero ahora tenemos unas posibilidades que antes no existían. El hecho de, por ejemplo, poder escuchar en youtube, o donde sea, un disco que si lo quieres comprar te cuesta 100 euros, es absurdo no hacerlo.

(D) Y eso no quita que si te compras un disco se va a oír mejor.

(E) Por supuesto. Pero no te puedes comprar todos los discos que te gustaría.

(A) Yo si fuera millonario me compraría Flexidiscos entera (risas).

¿Planes de futuro?
(D) Vamos a parar un poco porque hemos tocado mucho últimamente.

(E) Y aprovecharemos para componer.

(D) Y grabar.

(A) Y para descansar.

(D) Y planificar el futuro, porque en breve viene Miguel y vamos a pasar a ser cuatro y eso va a suponer una mejora, en nuestro sonido, increíble.

(E) Ya veremos qué os encontráis.

ASÍ SUENAN ACAPVLCO

2 comentarios

  1. Pingback: El InCultura Fest cierra su cartel con Carlos Areces y Helena Miquel | Verlanga

  2. Pingback: Una Generación unida por el talento | Verlanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.