Fotografía Revistas

DESFICI, contar historias para sentirse bien

Desfici significa desazón. Pero es tal su implantación en el habla que muchas veces, en València, no se traduce y el castellano ha acabado por incorporar la palabra, tal cual, a su uso común. DESFICI es, también, el nombre de una nueva publicación cultural online “sobre Valencia y sus alrededores. Queremos mantener viva la tradición oral, reivindicar nuestra lengua y cultura y dar a conocer personas y proyectos de aquí con los que nos sentimos identificadas”, explican sus responsables.

Detrás de DESFICI “estamos varias mujeres relacionadas con el mundo de la comunicación y enamoradas de “la terreta” y la idiosincrasia valenciana”. Ellas son Paula G. Furió como editora y fotógrafa, María Jesús Espinosa de los Monteros como redactora, Palmera Vir como colaboradora con su proyecto de ilustrar refranes valencianos, y Sara Birds como colaboradora, “explicando a su manera palabras tan nuestras como coentor, deliri o comboi”.

La publicación se actualiza dos veces por semana, los martes con una nueva entrada de su diccionario, y los jueves con un reportaje, si bien tienen intención de ir aumentando tanto las secciones como los contenidos a lo largo del 2018. La pregunta obligada: ¿Saldrá DESFICI en papel? “¡Eso esperamos! Nos encantaría hacer al menos un número anual, aunque es un proyecto a largo plazo”.

De izquierda a derecha: Paula G. Furió, María Jesús Espinosa de los Monteros, Sara Birds y Paloma Vir.

Del futuro al pasado. ¿Cómo surgió la idea de Desfici Magazine? Contesta Paula G. Furió: “Yo, siempre había querido hacer un proyecto de retratos de artistas, creativos y emprendedores en sus lugares de trabajo, aunque es un formato que ahora ya se ha utilizado mucho. Por suerte nunca tuve tiempo de poner esa idea en marcha y fue quedándose en stand by mientras iba madurando mi idea hasta convertirse en lo que es ahora DESFICI. Esa serie fotográfica de retratos pero con muchos más valores, arraigo y contenidos paralelos”.

Ese arraigo a la ciudad, a València, no es nada casual, sino intencionado. Se podría decir que aparece en las actas fundacionales de la revista si es que estas existieran. “Desde varios sectores se reivindica una nueva imagen de Valencia: una puesta en valor de nuestro patrimonio cultural y humano, una nueva “marca Valencia” y un cambio de aires. Por suerte esto ya se está produciendo pero toda iniciativa es poca y queremos aportar nuestro granito de arena. Además de mirar hacia delante, vamos a ir recuperando historias de nuestras tradiciones para que no se pierdan con el cambio generacional y de estilo de vida. Nuestro primer reportaje fue sobre Sant Donís, toda una declaración de intenciones”.

Por sus páginas digitales ya han pasado Lawerta, Inma Dadá, Nuga Macramé o Banjo. Fotos espectaculares acompañadas de textos, en castellano y valenciano, muy bien escritos que se preocupan de contar historias. Esa manera de enfocarlas es, precisamente, su intransferible adn. “Hay otros medios culturales en Valencia que nos gustan mucho pero creemos que DESFICI es distinto porque aporta nuestra visión subjetiva de qué es ser valencianas o vivir en Valencia. Somos rigurosas pero sin dejar de lado el humor que es algo muy de aquí. También tratamos de difundir valores en los que creemos como la igualdad, el ecologismo o la multiculturalidad entre otros”.