Revistas

Esto no es una revista

Foto: Eva M. Rosúa.
Foto: Eva M. Rosúa.

Un guiño a la pipa de Magritte, obra de Miguel Chordá, destaca en la portada del número tres de la revista Eme. No es casualidad. Se trata de un monográfico en torno a los símbolos y nadie mejor que el pintor belga para apadrinarlo. Para los despistados, Eme es una publicación de investigación, de periodicidad anual y bilingüe (en español e inglés), centrada en la ilustración, el arte y el diseño. Dirigida por David Heras y Geles Mit, está editada por el Máster en Diseño e Ilustración de la Facultat de Belles Arts de València y cuenta en su Consejo Editorial con nombres como los de Antonio Alcaraz o Román de la Calle.

En estos tiempos que vivimos en los que hay gente empeñada en seguir relacionando la ilustración o el diseño con la frivolidad y el postureo, revistas como Eme son más que necesarias, además de muy definitorias del potencial que en ambas disciplinas existe en Valencia. Que el motor de la publicación esté aquí no es casualidad y como tal hay que entenderlo.

Foto: Eva M. Rosúa.
Foto: Eva M. Rosúa.

En Eme confluyen un diseño exquisito (no podía ser de otra forma) en el que la elegancia no entra en conflicto con la comodidad para el lector, con unos contenidos de altísima calidad. Dividida en tres secciones, la primera de ellas, Ilustrafic, se abre con una entrevista absolutamente imprescindible al ilustrador Arnal Ballester, que no sólo comparte sus opiniones en torno a su profesión, sino que traza un perfil muy acertado y crítico de la prensa de papel. Una charla que invita a la reflexión urgente sobre algunos detalles que no únicamente afectan a su trabajo. En el mismo bloque, un acertado texto de Elías Taño sobre el colectivo Vendo Oro, deja grandes frases en torno a Valencia como “No es que antes no existiera una escena alternativa, es que parece que cada vez es más cierto que no existe otra cosa”.

Foto: Eva M. Rosúa.
Foto: Eva M. Rosúa.

Los textos de investigación son los protagonistas de la segunda parte de la revista, Writing. En ella destacan las aportaciones de Norberto Chaves que firma un completísimo artículo en torno a la marca; Jordi Linares, Nuria Rodríguez y Álvaro Sanchís que hacen lo propio con otro alrededor del gesto como icono, con una selección gráfica muy acertada y una cuidada bibliografía; y, sobre todo, el magnífico estudio sobre el diseño del pictograma asociado al género femenino de Tania Quindós y Elena González-Miranda. Lecturas que lejos del academicismo buscan la difusión y el descubrimiento y fomentan el pensamiento.

El tramo final de Eme, Work in Progress, se centra en el proyecto “Les aventures de Mortimer i la història del cinema d’animació” desarrollado para Espai Rambleta. Una oportunidad para conocer el trabajo de los allí implicados. Igual que ocurre a lo largo de las más de ciento treinta páginas de la publicación, con algunas de las ilustraciones que van apareciendo, como las de Claudia Torán o Leire Bueno.

Foto: Eva M. Rosúa.
Foto: Eva M. Rosúa.

Eme no es una revista, es mucho más, una celebración que hay que cuidar para que siga creciendo con el mismo nivel con el que hasta ahora ha ido apareciendo. Lo mismo que hay que hacer con las buenas librerías, como Dadá, donde podéis adquirir este número tres.

Logo_dadaMuVIM
Guillem de Castro 8. 46001 Valencia
Telf: (+34) 963 515 138
www.libreriadada.com