3 en 1 Música

3 en 1: Carolina Otero

Foto: Miguel Grau.
Foto: Miguel Grau.

“Diastema Girls” es el nuevo disco de Carolina Otero & The Someone Elses. Doce canciones que sin perder de vista el rock alternativo de los noventa, abraza con acierto melodías más pop. Producido por Paco Loco y con la colaboración en un tema de Gary Louris (The Jayhawks), el álbum regala algunos hits instantáneos e incontestables como el tema que da título al trabajo, “Susan”, “Wishing well” o “A new sun”. Carolina Otero se somete a nuestro 3 en 1:

Una canción: “Say my name” (Mad Robot).

Elijo “Say My Name” porque es una canción perfecta de pop cantable con guitarras cochinas. El estribillo, en su conseguida sencillez, es memorable. Además, me gusta el hecho de que la letra tenga como excusa el propio tópico de hacer la letra; es una “metacanción” que al final habla de amor (“Di mi nombre”, o sea, “llámame para que te acompañe en esta vida”). El aire es, claro, muy pixieniano. Como todavía no tocaba en la banda, me ha parecido lícito decantarme por este corte del disco “Blacklisted” (Endoftheworld Records, 2013), absolutamente ajeno a mí.

Un disco: “Apparitions” (Ghost Transmission).

Escojo su disco de debut, “Apparitions” (El Genio Equivocado, 2015) porque es el producto de una banda distinta en la escena nacional, que no tira por la vertiente blanda del pop y, al contrario, recoge muy bien la tradición de las guitarras ruidosas. Además, con voz de mujer predominante en las melodías, que para mí, por los matices, da más puntos. Ghost Transmission es una banda que puede llegar a críticos y público sin problema y creo que por eso pasea con fluidez por la supuesta escena valenciana, en todos sus niveles, brillando igual en La Residencia como en la Sala el Loco. Bravo por ellos.

Un concierto: Acapvlco. 25/07/2015.

En cuanto al directo, me quedo con el concierto que los Acapvlco dieron en la sala El Loco este pasado julio. Siempre he sido admiradora de la voz de Diego y su frescura compositiva desde sus inicios con Dreamy Eyes y, ahora, con Acapylvo, creo que está creciendo ante nuestros ojos, con menos shoegazing y muchas más melodías y arrebatado aire punk. Acapvulco son muy jóvenes, así que tendrán tiempo de dar lecciones musicales con su energía y esfuerzo, si no es que lo están haciendo justo ahora.