Aullidos eléctricos en el pantano

Tumba Swing

“Lamento eléctrico” es el título de su más reciente ep, a la espera de que grabe el que será su segundo disco grande, y la verdad es que no hay mejor palabras para describir el sonido de Tumba Swing. Porque lo que Don Rogelio J hace, en formato one man band, es rock and roll, blues, rockabilly o punk con tupé de la manera más cruda y pantanosa (chatarrera le gusta a él definirlo) que os podáis imaginar. Este hombre (con una carrera como dibujante asombrosa) consigue dar vida a una galería de personajes que pueden parecer salidos de una película de serie Z, pero con los que, en realidad, si te fijas, te cruzas casi a diario por la calle. Si creéis que es imposible que los instrumentos aúllen es porque no habéis escuchado nunca a Tumba Swing.

¿En qué momento se encuentra Tumba Swing? ¿Preparando ya el segundo Lp?
Ahora mismo, aparte de tocar todo lo que puedo, estoy metido en el nuevo Lp que va a tener un rollo muy guapo, pero que es super-sorpresa!!! No quiero revelar nada que da mala suerte….. Pero la idea es empezar la gira de presentación para octubre o así…

¿Cómo se te ocurrió montar una one man band?
La idea de formar una one man band fue por la primera vez que vi este formato en directo. Aluciné y pensé…. Eso lo puedo hacer yo!!! Llevaba mucho tiempo tocando con otras bandas, pero la verdad es que no llevábamos la misma onda a la hora de moverse y tocar. Yo quiero tocar lo máximo posible y es dificil encontar una banda con la misma disponibilidad ( y lo que ello conlleva). Así que me lo monté yo solo.

Además de Tumba Swing, formas parte de Aullido Atómico, ¿qué diferencias musicales ves entre un proyecto y otro?
La diferencia principal entre Aullido y Tumba es el hecho de tocar solo o con gente. Tocar con otros músicos siempre enriquece las composiciones, pero también las suele alejar de su idea original. No es ni bueno ni mal, simplemente es diferente. A mí me encantan las dos cosas y no me gustaría solo quedarme con una.

Por si fuera poco, a todo ello hay que añadir que eres dibujante y muchos de tus trabajos están relacionados con la música.
Yo no veo diferencia entre obra gráfica, musical o literaria… para mí es todo lo mismo. A mí lo que más me gusta de lo que hago es el hecho de la creación… Pienso en las cosas que hago como un conjunto, y no como partes diferentes, separadas y sin conexión… Te puedo decir que el próximo Lp tiene la intención de demostrar eso más que nunca!!! Y hasta ahí puedo leer, ja ja ja.

Y ya para rematar, eres el responsable de Ediciones Calamidad que, principalmente, edita cosas tuyas, pero ¿estás abierto a publicar trabajos de otros ilustradores o músicos?
Soy el responsable de Ediciones Calamidad, una pequeña editorial sono-gráfica, desde donde saco todo mi material tanto gráfico como sonoro. También hemos participado en otras ediciones (los dos Lps de Las Rodilleras, por ejemplo) y editando la revista de comic e ilustración Tumba Swing donde participan, en cada número, un montón de artistas diferentes. Me encantaría editar más cosas de otra gente, pero hoy por hoy mis proyectos tienen prioridad en el sello y no tenemos suficientes medios como para editar demasiadas cosas al año. Pero todo vendrá…

Cuando actúas como Tumba Swing, entre canción y canción adoptas el papel casi de showman, ¿te preparas esas presentaciones o lo que dices entre tema y tema o surge de la improvisación absoluta?
La verdad es que a la hora de actuar con Tumba Swing me gusta interactuar con el público, explicar las historias de las que hablo en las canciones, ver si lo están pasando bien, hacer preguntas con premios y ver si tienen algo que decir. Hacer una cosa como de trovador eléctrico, con un carácter más teatral de feriante y algo excéntrico, siempre con mucha energía. Nunca tengo nada preparado, a veces funciona porque el público está dispuesto y otras veces tengo que centrarme más en tocar y menos hablar porque a la gente no le interesa. Pero eso solo lo puedes ver cuando estas tocando, así que paso de preparar nada. Aunque bien es cierto que siempre hay ciertos temas recurrentes…

Imaginamos que requiere mucha concentración estar pendiente de la guitarra, de los platos, de la voz e interactuar con el público. ¿Ensayas mucho? ¿Nunca has perdido el ritmo de alguno de los instrumentos?
No te creas que es tan difícil. La verdad es que es muy intuitivo y rítmico y no necesita mucha concentración. Se puede hacer bastante borracho sin problema, jajaja. Solo ensayo cuando estoy componiendo, nunca cuando presento las grabaciones ya que toco mucho y no hace falta. Ademas pierde un poco la frescura que creo que tiene que tener… Si lo llevas muy ensayado al final lo haces como mecánicamente de forma aburrida. Lo más importante es no perder el ritmo de las percusiones, todo lo demás va detrás. Si llevas bien el tempo con los pies, la guitarra y voz se adaptan…

¿Qué importancia tienen las redes sociales a la hora de difundir tu trabajo?
Bueno yo mismo me encargo de todos los elementos externos a lo artístico de tumba swing, la promoción,difusión, organización de conciertos, gestión de los viajes, pelear el caché… Y todo gracias a las redes sociales. Lo hacen todo más fácil, rápido, cercano. Es una herramienta fundamental en mi forma de funcionar.

¿Cómo ves la Valencia musical?
En Valencia hay un montón de energía creadora tanto en música como en la parte gráfica o teatral, y eso se retroalimenta y es genial. Es cierto que, a veces, se queda todo un poco en lo estético, en plan revista de tendencias… pero bueno hay que luchar contra eso y profundizar un poco más, hacer las cosas más intensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.