Canciones de post-juventud

Superseco

Llámenlo indie pop, pop a secas o como les plazca, porque lo que hacen Superseco, en realidad, son canciones llenas de melodías contagiosas, estrofas tarareables y estribillos tremendamente adherentes. Que sí, que sí se viviseccionan es posible encontrar rastros del noise pop más luminoso, power pop de aire clásico, o incluso trazas de pop de cámara. Por si fuera poco versionean a Los Brincos.

¿En qué momento se encuentran Superseco?
Superseco se encuentra en un buen momento. Tras las alegrías que nos han dando en concursos de grandes festivales como Contempopranea, en los que hemos sido finalistas, el grupo está con inmensas ganas de seguir enseñando nuevas canciones y de seguir creciendo. Estamos trabajando en un nuevo trabajo que nos gustaría que mejorara mucho en producción a nuestras tres maquetas anteriores, el objetivo siempre ha sido crecer con nuestras canciones. Tenemos preparados nuevos temas, pero en este caso no tenemos prisa por grabarlos, queremos madurarlos en el local de ensayo y meternos en el estudio sabiendo que nuestra nueva facturación va a mejorar a todo lo que hayamos realizado previamente.

En vuestra biografía destacáis que sois post-jóvenes. ¿Un simple dato o una declaración de intenciones?
Todo nació como una broma, si bien el término nos gusta. Cuando asistimos a conciertos y festivales nos damos cuenta de que ya no tenemos, físicamente hablando, mucho de jóvenes, algunos peinamos alguna cana que otra, aunque cuando nuestros contemporáneos se ponen delante de un escenario derrochan el mismo entusiasmo que si fueran una chavales quinceañeros. Esa misma sensación es la que tenemos nosotros al subirnos cada vez a un escenario, es la ilusión de la juventud por descubrir cosas nuevas.

Vuestras canciones son tremendamente melódicas. ¿Tenéis presente esa necesidad cuándo componéis, es fruto de la música que os gusta, es casualidad,…?
Al grupo le gustan grupos en los que la melodía sea algo fundamental en sus canciones, luego se pueden ensuciar más con guitarras, pedales, electrónica o voces más o menos escondidas, pero creemos que una canción es ante todo una buena melodía. Evidentemente no es casualidad la música que nos gusta se mueve en esos términos (Cooper, Teenage Fanclub, Los Brincos, etc.) y evidentemente, me imagino que todo el que compone lo hace con los referentes de la música que escucha y que le gusta.

Aunque nosotros también vemos trazos de power pop, pop clásico, incluso algo de pop de cámara en vuestras canciones, se insiste mucho cuando se habla de vosotros en mencionar el indie (o noise pop) de los 90. ¿Estáis de acuerdo? ¿Cómo recordáis aquellos años?
No sólo estamos de acuerdo si no que nos encantaría sonar así, hay discos imprescindibles de aquellos años entre nuestros discos fetiche, y a día de hoy aun seguimos escuchando muchos de ellos. Quizás es melancolía, pero todos los recuerdos que nos vienen a la cabeza son de diversión, inocencia, juventud y escuchas incansables de cassettes grabados….

En vuestro último trabajo hasta la fecha, “Futuro”, incluís una versión de Los Brincos. ¿Por qué la elegisteis? ¿Qué otras versiones soléis hacer?
La versión de Los Brincos es la primera que hemos hecho y nos pareció que el aire power pop que le habíamos dado quedaba muy bien con el resto del ep. En los acústicos hemos incluido otra versión, bastante más actual, “A cualquier otra parte” de Dorian, pero en general no solemos tocar versiones en los conciertos.

Y aunque no hagáis versiones de ellos, ¿qué otros grupos os han llamado la atención últimamente?
Pues al ser 5 hay muchas opiniones, pero y es imposible ponerse de acuerdo peor, Newman o el último disco de Pajaro Sunrise, son dos de los grupos españoles que más nos han llamado la atención los últimos meses. El disco de León Benavente, el directo de Standstill y todo lo que tiene que ver con L.A. en general de casi todos te quedas algo. Somos muy pros del indie pop nacional. A nivel valenciano nos gustan grupos como Delocksley, Gatomidi o el primer trabajo de Reno. A nivel internacional, Nada Surf o Teenage Fanclub nos agradan, si hablamos de grupos con una trayectoria más larga. Y como cosas más recientes Crocodiles o The Pains of being pure at heart.

El cortometraje “Retrato de sombras” inlcuye una canción vuestra, “El fin del mundo”. ¿Cómo surgió la colaboración?
Pues desde siempre Miguel Ángel Mengo, director del corto, ha sido gran seguidor incondicional nuestro, casi diríamos que nadie nos ha visto en directo más que él. Además nos ha apoyado siempre en todo lo que hemos hecho. Un día nos contó que quería contar con una canción nuestra para su corto y a nosotros nos encantó la idea. Él siempre apoya a grupos noveles y si escucháis el resto de la banda sonora de la película también podréis encontrar canciones de otras bandas relativamente nuevas dentro del panorama indie nacional. Es un director con mucho talento y además no para de tener iniciativas para promover el mundo del cine entre los jóvenes.

¿Qué habéis encontrado en Superseco que no hubiera en anteriores aventuras musicales que habéis tenido?
Hemos encontrado un grupo de amigos con unas expectativas y unos gustos musicales comunes. A todos nos gusta el mismo tipo de música y Superseco va más allá de los ensayos, las grabaciones o los conciertos. Compartimos inquietudes musicales que nos mueven a ver y escuchar a los mismos grupos, esto creemos que hace que la línea del grupo sea más uniforme. Además hemos encontrado un grupo sin prisa, con seriedad y con ganas de ir formando un proyecto sólido. Hasta ahora formabas parte de grupos que no sabías a donde querían llegar ni cuanto iban a durar.

¿Cómo veis la Valencia musical?
La vemos de forma muy contradictoria. Cada vez hay más grupos, más ganas de enseñar cosas nuevas, pero cada vez por circunstancias varias, es más complicado tocar en directo. Es difícil entender Valencia desde nuestro tipo de música. Nos quejamos de que no hay conciertos, pero cada vez parece que hay más oferta. Productoras se preocupan por traer a grupos de mucha calidad de fuera, pero luego la gente acude minoritariamente, lo cual hace que los promotores se lo piensen mucho a la hora de arriesgar. El número de salas para tocar no es tan grande ya que las condiciones legales que ponen las instituciones son difíciles (permisos, licencias, etc.) y a los grupos nuevos les cuesta encontrar un hueco al que asomarse. Al final no sabemos porqué, pero siempre nos quejamos (grupos, promotores, salas, público, etc.) y tal vez habría que ver que podemos hacer cada uno por hacer que esto fuera mejor.

¿Qué se va encontrar la gente que se acerque este sábado al concierto?
Pues el sábado el que haya escuchado las canciones de Superseco en nuestro bandcamp o en los discos, se va a encontrar unas canciones remodeladas, como dicen en la nueva cocina deconstruidas, para rehacerlas a lo que es un acústico. Nosotros no entendemos que un concierto acústico sea sólo tocar las canciones del mismo modo, pero con guitarras acústicas. Entendemos que las canciones tienen que tener otro tratamiento, otra velocidad, otra sensibilidad, otra intensidad. Intentamos que sea un acústico cuidado para que la gente conozca otra versión de Superseco. Encontrarán canciones nuevas, versiones llevadas a nuestro terreno pero con el máximo respeto. Intentaremos sorprender gratamente al que no nos conozca, ya que pensamos que la oportunidad que nos da Verlanga y el Aperitiver no se debe desaprovechar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.