El sueño no se ha acabado

Senior. Foto: Andrés Vallés

Senior. Foto: Andrés Vallés

2013 fue un gran año para Senior i el Cor Brutal. El disco “València, Califòrnia” supuso un arriesgado paso hacia adelante en su trayectoria, optando por cierta introspección frente al exorcismo festivo continuista que seguramente esperaban sus seguidores. Para este 2014 anuncia una nueva entrega, “El Poder Del Voler”, en el que, todo parece indicar, El Cor Brutal ganará protagonismo con su musculosa instrumentación.

¿Qué balance haces de “València, Califòrnia”?
Joder, el balance no puede ser más positivo. Gracias a ella, nos conoce más gente, tenemos más público en los conciertos, hemos tocado en sitios nuevos, hemos conocido gente muy buena gente y nos ha permitido palmar la pasta mínima y necesaria para poder sacar otro disco este año.

¿En qué momento de gestación se encuentra “El Poder Del Voler”?
Pues podríamos decir que en la semana 38. Sabes ya que no va a ser un parto prematuro, pero aún no está preparado para nacer con el 100% de sus habilidades.

¿Qué puedes adelantar de él (número de canciones, colaboraciones, portada, fecha de publicación, sello, productor…)?
No me gusta contar nada de lo que publicamos mientras estamos trabajando en ello, hace que pierda magia e impacto cuando llegue el momento de estrenarlo. De hecho, estoy en contra de los singles de adelanto y no oigo ninguno si realmente quiero disfrutar de un disco entero. Así que solo diré que serán 12 canciones, que durará menos de 40 minutos y que no habrá ni una puta guitarra acústica.

¿La idea es seguir en el futuro el ritmo de un disco al año?
Ni de coña. La salud no nos lo permitiría. No tenemos planes para 2015. Con “El Poder Del Voler” sí que estamos haciendo el esfuerzo porqué está concebido como complemento de “València, Califòrnia” y, claro, no deben distar mucho en el tiempo. La idea era haberlo sacado en octubre pasado, pero no puedo ser.

¿En qué medida te influyen, a la hora de componer, otras disciplinas artísticas como el cine, la literatura,…?
Con el pasar de los años me he dado cuenta de que no es el arte como tal el que me influye a la hora de escribir canciones. Lo que para mí cuenta es vivir cada día bien atento a todo lo que te rodea y a las sensaciones que tienes en cada momento de la jornada. Y, claro, una película (libro, disco o lo que sea) te toca como consecuencia de vivir el día, pero no per se. Una frase en una conversación, la luz de la ciudad en un lugar o momentos determinados o todo lo que me dan la Bego y las nanas han disparado el gatillo de la creación muchisimas veces.

¿Sigue pesando más en tu colección de discos aquellos de raíz anglosajona?
Sí, claro, es de lo que padezco. Si hablas de cantidad, sin lugar a dudas. Por cada vinilo que compro cantado en catalán o castellano, caen 5 de los otros. Pero, también te he de decir que, si en cuestión de cantidad la cosa está bastante desproporcionada, en lo que se refiere a la calidad, van a la par: los discos que compro me suelen llegar muy íntimamente, al mismo centro emocional, sea cual sea la lengua en la que se cante.

¿Cómo te sientes cuándo se apunta que has sido capaz de acercar dos escenas como la de la música en valenciano y digamos, la indie, en una ciudad en la que parecía que siempre iban a caminar en paralelo?
Me siento muy halagado y, en parte, mezclar esos dos mundos, es hacia lo que van dirigidos mis esfuerzos y reside en el concepto de Senior i El Cor Brutal. Pero la afirmación no es cierta del todo. Digamos que estamos plenamente inmersos en ese proceso y que aún no se ha conseguido en un porcentaje de mezcla satisfactorio. Seguimos trabajando en ello.

En algunas ocasiones tu manera desgarrada de cantar te acerca al cant d’estill u otros palos de la canción popular valenciana. ¿Te ves en un futuro haciendo una incursión en ella?
Pues mira, cada día que pasa me lo planteo un poco más. El otro día lo hablaba. Está claro que necesito mucha formación y práctica, no me voy a poner a cantar mañana. Pero es una posibilidad, algo factible en un futuro cercano. Al menos ya voy teniendo la misma edad que els cantaors y a mis padres los haría muy felices.

¿Cómo ves la Valencia musical?
Joder, la veo muy bien. En lo que se refiere a creadores, tienes dónde elegir. Aquí siempre ha existido el talento y las ganas de hacerlo bien. Otra es que sepamos cómo hacerlo. Pero poco a poco, vamos aprendiendo. Por ejemplo, nosotros en Malatesta creo humildemente que trabajamos mejor ahora que hace cinco años. O el caso de La Residencia, con todos esos grupos que llevan a tocar, el público que responde mayoritariamente, y cómo gestionan la sala, me parece que es algo asimilable a otros públicos y salas. De todas maneras, las gente no debería estar tan segmentada estilística y estéticamente, volvemos a la pregunta de antes. Si nos olvidáramos de etiquetas e idiomas y fuésemos a las canciones, iríamos a más bolos. Si te encantan Cuello y Clara Andrés, por ejemplo, imagínate la cantidad de grupos que caben entre medias. Pero para eso hace falta tiempo, e ir todos en la misma dirección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.