Conversaciones Música

En constante crecimiento

Foto: Javier Vidal.
Foto: Javier Vidal.

Ponerle a un grupo el título de una canción de Cracker ya debería ser una buena pista de la música que hacen. Es el caso de Euro-Trash Girl, que no ocultan su pasión por el Rock Americano (Neil Young, Wilco,…). Sin embargo, no se limitan a ser meras fotocopias, sino que asimilan ese sonido desde su propio prisma, dejando que se cuelen ecos de Teenage Fanclub o haciendo suyo el discurso que tan grandes resultados dio al indie en los años noventa. Han ido creciendo con cada disco y “Floating Down Memory Lane” (su álbum más reciente) es el mejor ejemplo y el aviso de que quedan muchas cosas (buenas) por llegar.

¿En qué momento se encuentran Euro-Trash Girl?
Ahora mismo estamos en fase de composición y preparación de las canciones de nuestro próximo álbum.

A raíz de vuestro último disco hasta la fecha, “Floating Down MemoryLane”, se empezó a hablar que abríais vuestra paleta sonora y que ya no todo era Rock Americano, que había indie de los 90 e incluso algunas gotas más pop. Sin que ello deje de ser cierto, ¿no creéis que nunca habéis seguido al pie juntillas el decálogo del Rock Americano y que algunos de esos detalles ya estaban presentes en vuestro disco anterior, “Kiss Away The Rain”?
Efectivamente ese cambio viene dado desde “Kiss Away The Rain” y se acentuó más en “Floating Down Memory Lane”. No tenemos porque encasillarnos, tan solo hacemos la música que sentimos y no todas las canciones salen igual.

Tres años entre el primer álbum y el segundo y seis entre este y el tercero. ¿Por qué tanto tiempo? Por seguir la proporción, no habrá que esperar doce años para el cuarto, ¿no?
Nos gusta editar los discos cuando creemos que es nuestro momento, ten en cuenta que cada uno de nosotros tiene sus obligaciones personales y entre “Kiss Away The Rain” y “Floating Down Memory Lane” se alargó la salida porque necesitábamos encontrar el momento adecuado para ello. Esperamos que para el cuarto no tener que haceros que esperar tanto, de hecho ya estamos trabajando en él.

¿En qué medida beneficia al grupo que algunos miembros toquen en otras bandas o que Luis por su trabajo esté en contacto con otros grupos?
Es positivo ya que esto hace que Euro-Trash Girl adquiera más riqueza musical y que los miembros del grupo estén siempre muy activos y acostumbrados a lidiar en cualquier situación, bien sea en el ámbito del estudio de grabación o del directo, el único inconveniente viene a la hora de cuadrar las agendas, pero siempre nos las apañamos para cerrarlo todo.

¿Y que Judit resida (aunque sea por cuestiones laborales) en Londres?
No ha significado ningún problema, hemos seguido trabajando con los nuevos temas y haciendo los conciertos que han surgido. Ahora además va a estar una larga temporada en Valencia así que podremos preparar bien las canciones para el nuevo disco.

Sois un grupo al que le gusta hacer (y grabar) versiones, ¿Hay alguna que se os haya resistido hasta ahora?
Es cierto, nos gusta reintrepretar algunas de las canciones que nos gustan o nos han marcado y suelen salir de manera espontánea. Hay algunas que nos gustan tanto en su versión original que directamente ni las intentamos, mejor no tocar lo que está tan bien, ¿no? Cuando hacemos una versión la pregunta que nos hacemos es la siguiente ¿podemos aportar algo a la canción? Si no lo vemos, directamente la descartamos.

Ya que hablamos de versiones, una reinterpretación vuestra del “Cinnamon Girl” de Neil Young formó parte de un disco benéfico en el que grupos con voz femenina al frente o solistas hacían temas de Young. Coincidisteis con Tanya Donelly, Veruca Salt o Britta Phillips. ¿Cómo surgió vuestra participación?
El contacto con Joe Spadaro, de American Laundromat Records, surgió a través de Myspace. Él estaba buscando artistas con voz femenina que aparecieran en un doble disco recopilatorio de temas de Neil Young, que serviría para recaudar fondos para una asociación benéfica a favor de la lucha contra el cáncer de mama. Coincidió que nosotros teníamos “Cinnamon Girl” grabada, la escuchó y sin pensarlo nos llamó para que incluyéramos nuestra versión en el recopilatorio. Estamos muy orgullosos de ser junto con Julie Peel los dos únicos grupos de esta parte del charco que aparecemos en el disco, de compartir portada con todas esas grandes artistas y de ser los encargados de abrir el segundo disco del recopilatorio, todo un lujo.

¿Qué ventajas e inconvenientes le veis al formato acústico?
La ventaja es que el público puede disfrutar y apreciar las canciones desde otra perspectiva, sin la potencia del eléctrico pero con más detalles y matices. Es un formato que viene bien para ciudades como la nuestra en la que es tan difícil tocar en cualquier local debido a las fuertes normas acústicas que nos marca el ayuntamiento.

¿Cómo veis la Valencia musical?
Vemos que hay mucha gente involucrada en proyectos diversos en cuanto a lo musical y todos tirando de la escena, grupos que consiguen salir y sonar fuera de nuestras fronteras, otros que tienen éxito incluso internacional y lo más importante, cada vez más publico interesado en estas propuestas en la ciudad. El punto de inflexión sería un cambio en las políticas del gobierno. Esperemos que algún día los políticos se den cuenta que la cultura y la diversidad es mucho más importante y rentable para una ciudad que hacer fuegos de artificio con formulas 1, america’s cup, etc.