Música

Este fin de semana, descarga eléctrica a resguardo

Terrier.

La quinta edición del Truenorayo Fest (organizado por Hits With Tits, que acaban de estrenar una nueva entrega de su recopilatorio) está a la vuelta de la esquina (19 y 20 de octubre, La Mutant). Doce bandas, repartidas en dos jornadas, vuelven a dar lustre a un cartel que combina nombres más consagrados con otros que defienden sus primeras canciones. Como siempre, el certamen asegura estribillos contagiosos, baile y algún que otro descubrimiento musical que llevarse a casa. Este es el programa por orden de aparición. El menú completo y entradas en la web del festival.

➡️ Viernes, 19 de octubre

💥 18.30h – Júlia

Cuando Júlia estrenaron una de las canciones de su nuevo disco (Pròxima B) en Verlanga, ya apuntamos que nos parecía “un trabajo redondo, lleno de matices, con mayor presencia electrónica y que se atrevía a hacer bailar a la gente”. Nos faltó apuntar que era un álbum que crecía, generosamente, con cada escucha. No es de extrañar, pues, que las alcoyanas se hayan prodigado bastante en escenarios de todo tipo. Abrir el festival con ellas es toda una declaración de principios, una apuesta directa y un regalo para los que somos puntuales.

19.30h – Perapertú

Que la música de Perapertú mira hacia los ochenta se percibe desde el primer acorde, pero lo loable del asunto es que más que para buscar un estilo en el que refugiarse lo hace para contagiarse de la libertad y la falta de complejos de entonces. Sí, pueden sonar a The Cure o New Order, o esos ritmos (musicales y vocales) sincopados remitir a Golpes Bajos, pero también hay escapadas tropicales que dibujaran sonrisas en los fans nostálgicos de Ciudad Jardín o excursiones por melodías africanas bien enriquecedoras.

💥 20.30h – Black Islands

Chillan cantando, aceleran las guitarras y convierten sus estribillos en mantras absorbentes. Más cerca de Las Ruinas que de Betunizer o L’Hereu Escampa. Black Islands suenan melódicos como lo hacían Pavement, pero no renuncian a cierto clasicismo en sus canciones, ni a pisar el acelerador más por actitud que pose. La misma que les ha llevado a titular su segundo álbum (primero cantado en castellano) Disco Nuevo. Por cierto, que su portada comparte autora (Cristina Daura) y caballo con el cartel del Truenorayo.

21.30h – Jump to the Moon

Son muy jóvenes y por eso, seguramente, sus composiciones se mueven por lugares comunes y resultan demasiado etéreas, pero tiempo tendrán de ir afinando un repertorio (o no) que por ahora parece apuntar hacia esos fetivales clónicos que tan poco tienen en común con el Truenorayo. Mushroom Pillow les ha editado su debut (Sxty, 2018), Mondosonoro les ha elegido Grupo Emergente del año y medios tan distintos como Los 40 o Vein han caído rendidos a sus encantos.

💥 22.30h – Sierra

Hace unas semanas, su líder, Hugo Sierra, se pasó por las páginas de Verlanga para elegir sus discos favoritos. Entonces, dijimos de ellos que su debut largo, A ninguna parte, editado ahora hace un año por Sonido Muchacho, corroboró todo lo que apuntaba su primer ep. Melodías tremendamente oscuras y luminosas a la vez, hits en potencia y ecos a The Cure, Décima Víctima, La Mode o proyectos más actuales como El Último Vecino. En definitiva, once canciones irresistibles y uno de los mejores discos de 2017. Y lo seguimos pensando. Y bailando.

23.30h – Axolotes Mexicanos

Chispeante punk pop hiperhuracanado y juvenil que suena refrescante incluso cuando coquetean ligeramente con el trap. Canciones cortas que invitan a las palmas y por las que sobrevuelan desde Helen Love a La Casa Azul, pasando por Juniper Moon, con los que comparten descaro y prisas. El núcleo del grupo lo forman los hermanos Olaya y Juan Pedrayes, son asturianos y no mexicanos, publican en Elefant Records y comparten algún miembro con Carolina Durante.

➡️ Sábado, 20 de octubre

💥 18.30h – Rayo

Una de las virtudes del Truenorayo es la labor de investigación y rastreo que hacen por el panorama musical español, especialmente por el menos transitado y subterráneo. Gracias a ello huyen de los mismos nombres de siempre y programan bandas como Rayo. Un cuarteto que mantienen el saludable equilibrio musical entre los ecos espaciales del dream pop y la energía y distorsión del noise rock.

19.30h – Cariño

El título del single digital que les ha publicado Elefant (a la espera del mini-lp que saldrá en noviembre) da en el clavo a la hora de definir el sonido de este trío madrileño: Pop para la bajona. Canciones de (des)amor, tan trotonas como dulces o malencaradas. Igual suenan a una mezcla utópica entre La Bien Querida y Peaches, que lucen pizpiretas como Los Fresones Rebeldes pero eso sí de resaca, que versionean con nota alta a C.Tangana.

💥 20.30h – Melenas

Si hacemos caso a las etiquetas que se mencionan en su bandcamp, deberíamos decir que las pamplonesas Melenas hacen pop-fuzz-garage-reverbcore-rock. Oyendo sus canciones podríamos resumirlo en surf del asfalto, melodías tarareables con reverb, pop del pantano o mil ocurrencias más. Pensad en The Modern Lovers vestidos y peinados como The Jesus and Mary Chain viendo capítulos sin parar de The Munsters.

21.30h – Julie Doiron

Julie Doiron ha grabado algunas canciones de su repertorio en castellano para dos discos editados por Acuarela. Lo universal de su propuesta mantiene intacta la efectividad de su árido y delicado folk. La ex Eric Trip’s hace del minimalismo su bomba de neutrones. Suyo será con toda seguridad el momento más envolvente del festival.

💥 22.30h – Terrier

Si con Doiron se tendrá la necesidad de dejarse abrazar por sus canciones, con Terrier se acabará pensando que alguien ha echado algo en las bebidas para el baile infinito. Un par de estupendos discos les contemplan (este otoño debería aparecer el tercero que ya han pasado dos años sin novedades), llenos de canciones que se mueven con brillantez entre el garage lofi, el pop arisco, las melodías pegajosas y la oscuridad luminosa.

23.30h – Soleá Morente & Napoleón Solo

Soleá Morente llega al Truenorayo Fest acompañada de Napoleón Solo para presentar las canciones de su reciente Ole Lorelei. Un disco en el que confluyen su particular manera de entender el flamenco, la imprescindible colaboración de Lorena Álvarez, la rumba de ascendencia “greca”, el espíritu de la unión entre Birkin y Gainsbourg, un hit rompepistas como Baila conmigo o la osadía aprobada con nota de versionear una soleá de Bernarda de Utrera con auto-tune.