Artículos Música

laberenjenacosmica le pone música al 2015

En Verlanga no somos de nuevos y buenos propósitos para el nuevo año. ¿Para qué? Si antes de que asome febrero ya los habríamos incumplido. Pero queríamos que el 2015 supiera que le tenemos muchas ganas y cariño. Así que nada mejor que pedirles a los integrantes de laberenjenacosmica que le pusieran música. ¿Cómo? Eligiendo una canción para cada mes. Además, como son gente muy educada, antes que nada se presentan y nos cuentan su historia. ¡Feliz año y que ustedes lo bailen bien!

laberenjenacosmica (Secas, Fer y Ro) en El Tornillo. Foto: Ligre.

laberenjenacosmica por laberenjenacosmica

laberenjenacosmica, de 2001 hasta hoy”. Más que una Odisea, una constante Liada. En el espacio, eso sí. Oiga, ¿y eso de berenjenacosmica? A ver, hay verduras fascinantes. El romanescu es la diosa de todas ellas, pero la berenjena también es capaz de levitar. Es esa combinación cromática de diferentes morados y verde, sus sinuosas curvas y el pitorro, unas veces coqueto y otras espino, esa textura lisa y suave de su torso casi diseñada con Adobe Ilustrator. Para nosotros, ella viene de otro mundo, es hipnótica y poderosa. Lo sabes cuando incrustas una bengala chispeante en su extremo. Es en ese momento cuando, voilà!, una berenjena deviene cósmica. Su luz es laica y viajera. Si alguien te pasa una berenjena encendida, la bienaventuranza danza.

laberenjenacosmica tiene vocación colectiva, es ecléctica y existe porque estaba escrito. En braille. En los orígenes, fue cosa de 2 buenos amigos, Secas y Fer. Todo empezó muy vinculado a Velvet, pub que, en nuestra opinión, marcó una era en Valencia. Nuestros inicios allí fueron pintorescos. Empezamos como simples comensales musicales y acabamos siendo casi miembros de aquella entrañable familia. Aún recuerdo cuando nos pillaron con botellas de ron Negrita dentro de la pista y nos expulsaron. Eran tiempos difíciles. Éramos jóvenes, bueno no, más bien unos sinvergüenzas. El caso es que después de muchas noches de parranda y taladro (broca del 15), Visonte asumió el riesgo y accedió: nos dio una oportunidad. Fue un jueves. Desde entonces y hasta ahora no hemos parado: Calypso, Velvet, Swan, Electropura, Miniclub, El Tornillo…

En todo este tiempo han pasado ya varios miembros por lbc. Hemos llegado a ser hasta 4, bueno, 5 porque Rafu ha sido nuestro cartelista muchas veces y, lo más importante, nuestro líder espiritual. Ligre y Liser son 2 de los berenjenos que ahora hibernan, pero que algún día volverán porque también está escrito. Esta pluralidad nos ha permitido siempre dar a las sesiones un aire bastante variado y loco, pero también escénico. Sí, por aquello de las caretas, bailes extraños y otros menesteres más o menos casposos, pero que al final lo hacen todo quizá más divertido e insospechado para los que se acercan a vernos. En realidad nunca nos hemos considerado dj’s, solo estraperlistas de pletina, selectores de canciones con cierto estilo y técnica más bien ruda. Actualmente somos 3, Secas, Fer y Ro, es posible que el formato varíe en función de las fechas, pero la esencia purpúrea y primaveral permanece siempre intacta e indisoluble, como el colacao.

Nos encanta la música desde nanos. Tener hermanos mayores cerca fue clave para aterrizar en esto de la adicción sónica. Dependencia ciega hacia el ruido, la melodía y el ritmo. En nuestras vidas todo lo hacemos con música, hasta cuando cocinamos babaganoush, como se puede ver en este vídeo.

Este es uno de los videoflyers que hacemos para anunciar nuestros actos. En nuestro canal de vimeo pueden verse muchos más. Esto sí que es marca de la casa, nos divertimos mucho haciéndolos. El objetivo es anunciar la sesión y, ¡qué diantres!, pasarlo bien. Todos suelen ser muy gratuitos y azarosos. No tienen que ver con casi nada porque parten de la idea premeditada del no guión. Se van gestando con cada rec y por eso suelen evolucionar hacia la Nada más absurda y anómala. El Disparate es un buen ejemplo.

Recuerdo que nos fuimos a probar una grúa que Ligre había comprado para su cámara. Entre los bosques de Calicanto y el Vedat se nos ocurrió que ya puestos podríamos generar una historia o algo parecido allí mismo. La guinda la puso Liser, un virtuoso del Blender, un software libre de 3D que él maneja como un enano desde su autodidactismo salvaje y genial.

Pues nada, esto es laberenjenacosmica. Este artículo es un homenaje agradecido a todos los que nos habéis seguido estos años y a todos los que si os apetece os aproximaréis tarde o temprano a lo largo de este 2015. No será por meses.


Enero

MontanaYouth Lagoon (Fer)
«A door is always open if it isn’t closed»

Enero es hipnótico. Una ristra de propósitos efímeros. Puntos de fuga se atolondran en el centro de una diana que parpadea. Sientes cómo cala el frío de algo que no despierta. Puerta. La ausencia de perspectiva te envuelve en una montaña de holografías amplificas al cubo. Cubito.


Febrero

It starts hear — Peter Broderick (Ro)
«If your scale is too large your weight won’t even registered»

Febrero es escarcha. Constantes vitales de un coma continuo de rutina e hibernación. Es absurdo calcular, encasillar… Un juego imposible de matroskas. Si intentamos pesar el Universo necesitaremos medir el infinito y entonces llegaremos a la irremediable conclusión: “I don’t own anything and that’s why I’ll go silent”.


 Marzo

I woke up todayPort O’Brien (Fer)
«I woke up today in a very simple way, in the morning all i could do was sing»

En marzo el páramo se ondula. El chakra solar sacude su ojo y te dice un “ola” que suena a esperanto. A Godot. Huele a paté de legañas, pero sabe a azahar. Te zarandea en lo más profundo del océano que llevas dentro de lo que cabe. Y sí, cabe. Todo es simple porque hay mañana. Dale al play y las piezas de lego balbucearán “click”. Móvil.


Abril

You know what i mean — Cults (Ro)
«Cause i am afraid of the light yeah you know what i mean»

Aguas mil. Cometas. Luminiscencia. Miedo a lo desconocido. Oscuriosidad. Una luz lejana que se acerca. Intuición. Subconsciente omnisciente. Adivinar y negar lo evidente. Inercia. Fin.


 Mayo

Run to your graveMae Shi (Secas)
«Cause they’re coming for your brain but they will leave with your head»

En plena primavera llega Mayo, mes de revolución, cuerpos y mentes tienden a volver de la ultratumba. Las cabezas huecas se tornan rimbombantes y la efervescencia se consume en grageas. No es tiempo para petimetres.


Junio

Evolution — Mercromina (Secas)
«Es un bicho raro, cambia de color, su cabeza distorsiona, es un ciclón»

Con el inefable Junio llega el verano. Lo hace con la grandilocuencia del que se sabe portentoso, nos arrolla con dentelladas de luz. La evolución es un hecho, ya no hay vuelta atrás.


 Julio

Naked kids — Grouplove (Ro)
«Raise your glasses, here´s to living out our dreams»

Julio se mide en julios. Energía solar capaz de arrancar motores oxidados. No hay trípodes, la gravedad es inoportuna. Un empujón. ¡Go Plash! Un brindis al sol. Disfrutemos del cambio de estado.


Agosto

Brother Sport — Animal Collective (Fer)
«Open up your, open up your, open up your, open up your, open up your, open up your, open up your, open up your…»

Agosto es puro moho lisérgico. Es sinestesia. Abre todos tus poros sin anestesia. Si sacas tu verdadero animal, puedes viajar alucinado en el tiempo a través de su explosión y rebotar en cada uno de sus 31 rebollones mágicos. Pinball. Es atípico, es trópico, es atópico, es tapioca. Es el capitán del año y te atrapará con sus tentáculos. Púlpito. Coronarás su cima si eres capaz de sudar la mayonesa necesaria. Hell Man.


Septiembre

Nuevo Harlem — Lagartija Nick (Secas)
«Alguien tiene un arma por si algo sale mal, matar es personal»

Septiembre dicotómico y fulgurante, de la algarabía a la languidez, basta con escudriñar en él para saber que es posible que algo salga mal. Conviene estar preparado o su celeridad puede fagocitarte, o peor, puedes acabar haciendo escrutinios.


Octubre

Teen Age Riot — Sonic Youth (Secas)
«Teen age riot in a public station. Gonna fight and tear it up in a hypernation for you»

Mes propicio para la reyerta, la exploración y el cambio. Conspicuo como él solo, es paradigma de lo nuevo, reverbera el sol y cualquier cosa es posible. Es cuestión de actitud, lo utópico puede tornar real, solo hace falta decir abracadabra.


Noviembre

Soon — My Bloody Valentine (Ro)
«Your eyes are blue. Blue jewels. Yeah yeah. Come back. Have faith. Someone like you. Can find the reason»

 Noviembre es azul. Reconciliación con un fin que siempre trae inicio (después del precipicio, claro). Pura intuición que se convierte en algo tangible. Un vuelo por la nebulosa sin aeropuertos, sin tren de aterrizaje. Es dejarse llevar, flotar. Cerrar los ojos y ver con claridad. Gracias, Universo.


Diciembre

Disorder — Joy Division (Fer)
«Lights are flashing, cars are crashing, getting frequent now. I’ve got the spirit, lose the feeling, let it out somehow»

Diciembre huele a extintor. De incendios. Parece festivo pero no lo es. Tanto faro puede sobreexponer tu sentimiento. Miento. No hay fotómetro que pueda medir el trastorno que generan las estrellas que se estrellan en tus pupilas de caleidoscopio. Acopio. El año se recopila en su ombligo en un banquete de cigalas. Galas. Si quieres puedes jugar en su conjunto vacío de sacarina y devoción. Si no, acción.