Artículos Música

Las otras canciones de The Wave Pictures

Foto: James Loveday.
Foto: James Loveday.

The Wave Pictures han vuelto. Y no sólo en el sentido figurado por tener nuevo disco y visitar, otra vez, nuestro país, sino porque su álbum más reciente, “Great Big Flamingo Burning Moon”, dribla el estancamiento que supuso su anterior trabajo, “City Forgiveness”, salpicado de ese proceso febril que a veces afecta a los músicos y que atiende al diagnóstico de “Sindrome de la Madurez”. Ahora, con la ayuda de Billy Childish, se han marcado trece canciones en las que la urgencia, la efervescencia, la melodía pegajosa y todos esos detalles que les granjearon el parentesco familiar con The Modern Lovers, Violent Femmes o Hefner, vuelven a tener el protagonismo que nunca debieron perder. Más The Kinks que de The Jam, más rhythm and blues que power pop, pero con su gancho de izquierda intacto.

Siempre que se habla de The Wave Pictures, y este texto no es una excepción, se acumulan las referencias a otros grupos. Pero, ¿cuántas de estas bandas forman parte de su imaginario? Le pedimos a David Tattersall (guitarra y voz) que nos seleccione diez canciones que le hubiera gustado componer y que formaran parte del repertorio de The Wave Pictures.


“Gloria” (Them)

Es un disco increíble que me encanta desde que era niño. Creo que hasta un crío puede percibir que esto es buena música. Es una canción muy oscura y Van Morrison la canta con mucha convicción. Pero es más que eso, hay una gran banda tocando, tan buenos como The Rolling Stones o The Velvet Underground, a su manera. Siempre me ha maravillado este periodo. Estos tipos tocaron en clubs durante años, pequeños clubs sudorosos, haciendo dos shows por noche. Tocaron tanto juntos que incendiaban el escenario. Podían grabar este tipo de canciones muy rápido en un estudio. Probablemente, cinco o seis al día. ¡Escuchad esa batería! ¡Es capaz de matarte!


“Walk, Don’t Run” (The Ventures)

Siempre me ha gustado imaginar que estaba en una banda de surf de principios de los sesenta. Supongo que, como yo, mucha gente descubrió la música surf gracias a la banda sonora de “Pulp Fiction”. La primera vez que vi esa película tenía doce años, tal vez era demasiado joven, pero más que la violencia de la misma, lo que recuerdo es su música. Nunca olvidaré a Dick Dale y The Del Tones sonando a todo volumen en la televisión. Sonaba tan oscuro y tan fresco, pero al mismo tiempo tan inocente. No era música narcótica, tenía una frescura que ha permanecido hasta nuestros días. Escuché “Walk, Don’t Run”, de The Ventures, en un recopilatorio titulado ’The Birth of Surf: Volume 2’’, editado por Ace Records. Tenéis que haceros con los dos volúmenes. No tiene desperdicio. Todas las canciones son geniales.


“Let’s Go Tripping!” (Dick Dale and The Del Tones)

Me siento como si tuviera la obligación de elegir otra canción surf. Esa forma de tocar y sonar la guitarra me influyó mucho. Me encanta ese sonido. Es tan simple. ¿Cómo puede ser tan convincente? ¡Es sólo un montón de diversión! Todo es perfecto. Sin duda alguna, encaja a la perfección en la lista de canciones que me hubiera gustado componer.


“Rugare” (The Four Brothers)

Es muy parecido a lo que me ocurre con las guitarras surf: esta manera africana de tocar la guitarra es tan alegre para mis oídos… Pura frescura. Sigo tratando de copiarlo, pero nunca me sale bien. Trabajamos duro, en The Wave Pictures, para conseguir esa clase de ritmos y esa manera de tocar la guitarra, y no lo conseguimos, pero sí que ha provocado que compongamos un nuevo tipo de canción que, además, son algunas de mis favoritas para tocar en directo. Una canción como “Before This Day” o “Never Go Home Again” es, básicamente, nosotros intentando sonar como The Four Brothers y no consiguiéndolo. Estos tipos son lo mejor de lo mejor haciendo esta música. The Four Brothers y The Bhundu Boys también. ¡Es música muy buena!


“Down The Dustpipe” (Status Quo)

Me encantaría haber compuesto esta canción. En cierta manera suena patética, pero es realmente buena. Es de una fragilidad musical que me gusta mucho. Más tarde, cuando Status Quo se hicieron más pesados, perdí el interés en ellos. Pero aquí suenan como una banda tocando en un bar. Es una teoría que tengo: El rock and roll debe tener un pie en el garaje, ¡el rock de estadio es una mierda! Antes de que hicieran lo que están haciendo ahora, grabaron cosas grandes. A mí me gustan sus discos “Ma Kelly Greasy Spoon” y “Dog Of Two Head“. En ambos álbumes hay una gran variedad y experimentación, y resulta agradable comprobar que los Quo tenían aún los pies en el suelo. “Down The Dustpipe” es un single de este periodo y es uno de mis favoritos. Sólo es una banda de bar tocando un boogie sencillo y algo tonto, pero me hace sonreír.


“All your love” (Otis Rush)

Tenéis que escuchar la versión editada por Cobra Records. Ike Turner toca en ella. Suena sangriento y brutal, como si la sección de vientos llorara. Es todo muy sudoroso y emocional. Es imposible que yo llegue a ser tan bueno haciendo música. Creo que hay que nacer siendo un genio y tener mucha suerte con los músicos y los ingenieros de sonido con los que te encuentras. Todo tiene que estar en su lugar exacto. Dudo que The Wave Pictures podamos grabar algo tan bueno. Pero supongo que lo vamos a seguir intentando.


“Eight Pictures” (The Go-Betweens)

Copiaba mucho esta canción cuando empecé a escribir canciones. Es un gran tema y me gusta mucho la interpretación. Es lo mejor que hicieron The Go-Betweens.


“Please Do Not Go” (Violent Femmes)

Escuché por primera vez a Violent Femmes en una serie de mierda titulada “Sabrina, cosas de brujas”. Era como una comedia de situación para niños. Estaba en casa descansando, debería tener unos 14 ó 15 años, aquello era terrible, yo ya era mayor para ver ese programa, pero, de repente aparecieron Violent Femmes y cantaron una canción. Era un sonido que yo había estado esperando toda mi vida. Esa especie de doo wop acústico y ese gimoteo nasal. Una manera de cantar muy intensa. Por supuesto, tengo ese álbum, fue su disco de debut, y lo he oído una, y otra, y otra vez. Es perfecto.


“Laundromat” (Rory Gallagher)

Hay dos grandes versiones de esta canción, una en su álbum homónimo y otra en su disco “Live in Europe”. Ambas son estupendas, pero la de “Live in Europe” es más importante para mí, porque ese disco fue el que hizo que quisiera estar en un trío. El trío es un formato con mucha fuerza. Su fuerza es su vulnerabilidad. No hay una guitarra rítmica que te cubra cuando haces un solo. No hay teclados. “Laundromat” es en sí misma una canción de un gran riff. Rory Gallagher era un guitarrista, simplemente, magnífico. Podía hacer de todo. Desde folk celta acústico hasta blues rock. Tocaba la guitarra slide como Ry Cooder, el fingerpick como Bert Jansch y rock tan duro como Hendrix. Él era jodidamente brillante. Me encanta, también su voz, cálida y amable. Mi padre tenía el “Live in Europe” en vinilo. Sigue siendo un disco muy especial para mí. Me emocionó cuando veo su portada en una tienda de discos. Y yo no uso ningún pedal de efectos en mi guitarra porque Rory Gallagher ¡no los utilizó nunca!


“Jailbreak” (Thin Lizzy)

Me gusta mucho la voz de Phil Lynott. Me gusta mucho todo el disco “Jailbreak”.  Hace poco pasé por una fase en la que solo escuchaba a Thin Lizzy. Suena absurdo, lo sé. Pero cada vez que intentaba ponerme un disco de otro grupo, no podía. Escuchaba “Johnny the Fox”, “Live and Dangerous” y “Jailbreak” una y otra vez. ¡Fue increíble! Conozco a mucha gente que encontraría cursi a Thin Lizzy, pero no me importa, solo pensaba en lo que me apetecía. La voz de Phil Lynott me resulta muy conmovedora y me fascinan esas guitarras gemelas. También las baterías. Así que estoy encantado con tener los dos pies fuera del garaje, lo que echa por tierra mi teoría.