Los discos infinitos

Los discos infinitos, Música

La calma elegante de Polar

Polar fueron el eslabón perdido local de una conjunción de las melodías de The Velvet Underground, Galaxie 500, Codeine, Yo la Tengo o Pavement. Rara avis en una escena poco acostumbrada a las atmosferas y el sosiego sónico. Alcanzaron su cenit creativo con “A Letter For The Stars” que, ahora, rememoramos.

Los discos infinitos, Música

Rock pluscuamperfecto

Tail hacían rock and roll en el sentido más amplio del término. Podían sonar enérgicos, melódicos y acelerados. Dejaron dos adictivos trabajos plastificados, “Acoustic Pollution”y este “Combat Rock”, considerado como su primer álbum para ellos, con el que retrocedemos algo más de una década junto a David Garrido, voz y guitarras de la banda.

Los discos infinitos, Música

Los reyes del glam

Las canciones de Vamps eran (y son, para qué engañarnos) irresistibles. Esa mezcla perfecta entre punk y glam, de estribillos adictivos, se tradujo en un fantástico disco a finales de los ochenta. José Vicente Ferrando (guitarra y voz del grupo) viaja hasta entonces para recordar todo lo que envolvió a la formación de la banda y a la grabación del álbum.

Los discos infinitos, Música

El interruptor que hizo click

Con letras y melodías deudoras de Surfin’ Bichos, las canciones de Ciudadano López son un viaje de ida a los años de la post-eclosión indie y de la Explosión Naranja en Valencia. Ciudadano López luego fueron Ciudadano a secas, y ahora cada uno defiende suhistoria musica. Pero es tiempo de hablar del pasado. Jorge Pérez aparca a Tórtel y Coleccionistas y se mete en la máquina del tiempo.

Los discos infinitos, Música

Espíritus libres

1982, tres estudiantes de Psicología formaban un grupo reggae que sería la semilla de lo que después se conocería como Jah Macetas. La aparición de su primer LP, “Toda una vida”, cautivó no solo por lo que significaba escuchar reggae en castellano, sino porque contenía una estupenda colección de canciones. El guitarrista de la banda, Sergio Monleón, escoge aquella que daba nombre al disco para trazar su relato de recuerdos sobre la grabación del mismo.

Los discos infinitos, Música

Más allá del indie

Aquí también pasaron cosas en los noventa, aunque por unas u otras razones siempre haya quedado minimizado respecto a la oferta que existía en otras zonas del país. Big Score fueron de lo mejor que ocurrió. La intensidad de sus canciones no estaba reñida con melodías frescas y adherentes. Su cantante, Vicente Martínez, recuerda la grabación de su único disco grande.

Los discos infinitos, Música

La modernidad bien entendida

“Imágenes” fue el disco (o la canción homónima incluida en el mismo) que puso a Valencia en el mapa musical de los ochenta a nivel nacional. Remi Carreres, hoy en proyectos tan sugerentes como Coleccionistas, Mist o Jean Montag, fue el bajista de Glamour y nuestra firma invitada para rememorar aquellos años.