Música

Los mejores momentos de Mésdemil

Andreu Laguarda, Carme Laguarda y Tubal Perales. Foto: Irene Chilet.

Diez años y 132 discos después el sello Mésdemil echa el cierre. Dejan un legado valiosísimo con álbumes de Clara Andrés, Mireia Vives i Borja Penalba, Òscar Briz, Ona Nua, Gener, Tardor, Ovidi Twins, Daniel Rosell, Novembre Elèctric, Xaluq, La Peluquera o Solk, por citar algunos. También dejan detrás un incansable trabajo que no ha recogido los frutos merecidos. Señal de que las cosas no están tan bien como deberían. Y que eso de las industrias culturales, por ahora, son meros ectoplasmas teóricos.

La profesionalidad del equipo de Mésdemil (Andreu y Carme Laguarda y Tubal Perales) no merecía una despedida triste, así que hemos optado por pedirles que eligieran su mejor momento en la discográfica.

Los mejores momentos de Mésdemil

Andreu Laguarda:

El lanzamiento de la primera referencia del sello, Contes Per Versos de Rapsodes en la que puse todas mis fuerzas y para la que tuve que aprender e investigar mucho. Fue doblemente intenso porque era la primera referencia del sello y el primer disco de mi grupo, Rapsodes. Y la alegria fue inmensa al ver el buen resultado que tuvo entre la gente y la buena acogida de los medios. Ver las reseñas y noticias en la prensa escrita era muy emocionante.

Carme Laguarda:

Uno de mis mejores momentos fueron los Premis Ovidi de 2015. Fue la primera vez que nos llevamos varios premios y todos para discos de grupos a los que queremos mucho: Clara Andrés (mejor disco de canción de autor Entrelínies); Gener (mejor disco de pop El temps del llop y mejor letra Contrallum); Mox (mejor disco de rock Tuactes i rebomboris y mejor canción Si el poguera partir). Lo viví con mucha ilusión porque hacía solo un año y medio que estaba en Mésdemil y nunca había vivido los Premis tan de cerca. El año pasado también fue muy guay porque también nos llevamos varios premios, y este año también, pero ¡ya no era la emoción de la primera vez!

Tubal Perales:

Empezamos en el sello como una forma de canalizar nuestra pasión musical, llevábamos toda la adolescencia yendo a conciertos y machacando el local de ensayo. Editamos grupos de amigos, conocidos, la gente cercana de nuestro entorno. Puede que el mejor momento fuese cuando un par de grupos de los que devorábamos en cinta TDK vinieron a editar al sello. En ese momento creo que me di cuenta de la importancia de lo que estábamos haciendo, que todo este esfuerzo tenía algún sentido. Para mi, editar a la New York Ska Jazz Ensemble y a Desechos (ex Hechos contra el Decoro) fue una alegría inmensa. Por otro lado, también me parece todo un lujo ver crecer aquello que has ido regando poco a poco. Los discos de Gener, Ona Nua o Novembre Elèctric son casos en los que nos hemos puesto en contacto a raíz de vídeos que ellos colgaban en Youtube. Descubrir nuevos talentos, estar enterado de todo lo que se mueve por redes sociales es algo que siempre me ha parecido muy estimulante, un placer que sin duda vamos a seguir cultivando. La pasión por la música ha sido el motor de esta empresa, y por supuesto el nuestro propio.