Música

The Dustaphonics y su familia sónica

Foto: Zigpix.
Foto: Zigpix.

Si a tu último disco lo titulas “Johnny & Bo”, a mayor gloria de los hermanos Ramone y Diddley, poco hay que añadir sobre la música que haces. Eso ocurre con The Dustaphonics, la banda del británico Yvan Serrano que cuenta con la vocalista Hayley Red como poderosa frontwoman. Un grupo en el que los músicos van cambiando, pero que nunca abandona a su familia sónica. Una fidelidad que podría resumirse en cuatro nombres propios, curiosamente, también conectados entre sí.

1.- Tura Satana

Existe una delgada línea que une las carreras de los cinestas Billy Wilder y Russ Meyer. Tura Satana es la culpable. La exhuberante actriz trabajaba en “Irma, la dulce” cuando acudió (con el vestuario que luce en el film) a una entrevista para la película “Faster Pussycat! Kill! Kill!”. El papel fue suyo. A partir de ahí encadenó algunas producciones de serie Z, pero nunca a la “altura” de la gogó que la acabó convirtiendo en mito para gente tan dispar (o no) como The Cramps o Quentin Tarantino. Más de cincuenta años después de aquella producción, Satana le pidió a Yvan Serrano que compusiera algunas canciones para su próxima cinta. Ese fue el origen de The Dustaphonics y del caracter itinerante de la formación. Al final, la actriz escribió la letra de “Burlesque Queen”, canción que aparecía en el primer single de la banda. En “Johnny & Bo”, le rinden homenaje con “Tura Satana tribute song”.

2.- The Sonics

The Sonics nunca trabajaron con Russ Meyer, pero sí utilizaban (al principio) imágenes de sus películas en sus conciertos. Las proyectaban a sus espaldas a sabiendas de que sus aguerridas canciones no desentonaban con las imágenes. Su perversión del r’n’b clásico que les convirtió casi en punks antes del punk, siempre es citado por Serrano cuando le preguntan por aquellas bandas que le han marcado. Incluso, Hayley Red, en una entrevista publicada en la revista Ruta 66 de este mes, confiesa que su primer disco, “Here are The Sonics”, le cambió la vida. Ambos combos, incluso, han compartido cartel.

3.- Bo Diddley

Bo Diddley fue uno de esos músicos a los que la historia del rock siempre relegó a un injusto segundo plano. Un secundario, paradojas de la vida, versioneado hasta la saciedad. The Sonics fueron uno de esos grupos que le rindieron tributo. En “Introducing The Sonics” (1966) daban buena cuenta de “I’m a man”, cuyo original ya exhibía nervio. The Dustaphonics no son una excepción y plastificaron en su día “Dearest darling”, en el disco “Party girl”, que se cierra además con el tema “Take it from Diddley”, en el que se puede escuchar un fragmento de una conversación entre Serrano y su ídolo. Yvan suele contar aquel encuentro y cómo Diddley se convirtió en padrino oficial de su banda.

4.- Martha Reeves

Chris Casello es el puente que comunica a Bo Diddley con Martha Reeves, un virtuoso guitarrista que además de carrera propia de inconfundibles aires rockabillys, ha puesto su instrumento al servicio de otros. Entre ellos, la pareja de la frase anterior. Ese papel de acompañamiento también lo han ejercido The Dustaphonics con Martha Reeves & the Vandellas. Fue hace poco más de un año en el Brooklyn Bowl. Y por lo que se puede vislumbar en algunos vídeos de YouTube y por la querencia de Serrano por el soul más contagioso, saldaron la expriencia con buena nota.

 

The Dustaphonics actúan en el Loco Club, el viernes 23 de septiembre.

Así suenan The Dustaphonics: