Una canción. Un recuerdo: Felipe Zapico

Foto: JR Vega

Foto: JR Vega

Si los años ochenta fueron un vergel musical en este país, no fue sólo gracias a esos grupos que todos tenéis en la cabeza y que suelen copar los mismos recopilatorios cada año. Hubo una serie de bandas que nunca alcanzaron esa fama, pero que con sus canciones te sacudían, directamente, todo el cuerpo. Deicidas, desde la mitad de esa década, fueron una de ellas.Himnos como “Moderno de cartón piedra”, “Camionero de fortuna”, “Landrú se divierte” o “Dejate melena”, llenaron de punk, garage, o rock and roll (elijan la etiqueta que más les plazca) nuestras mentes. Felipe Zapico era el cantante y frontman del grupo. Han pasado los años, pero la poesía que escribe tiene mucho de la actitud de aquellas canciones. Este fin de semana, tenéis cuatro oportunidades para comprobarlo: viernes 21 en La Regadera, sábado 22 en la Librería Bartleby, y domingo 23 por la mañana en la Ruta del Despilfarro, y por la tarde en Chez Lyon. Como la música ha sido (y es, pues tiene nuevo proyecto musical en marcha) parte importante de su vida artística, le hemos pedido que escoja una canción que haya marcado su vida y nos explique los recuerdos que le provoca.


“Blitzkrieg Bop” de Ramones (por Felipe Zapico)

La descarga, la inocencia, la potencia desenfrenada, las lágrimas engullidas de un tiempo juvenil, inexperto en el andar por el mundo, tenía este tema grabado en por una cara de una cinta de casette y por el otro a Camarón, así que fijaros por donde se van mis gustos musicales, sentimiento, autenticidad, fuera artificios, honestidad de los músicos, sensaciones de rebeldía de querer otra cosa, otro mundo. Los Ramones, cortos y contundentes, tal vez han lastrado mi estilo poético (si yo tuviese de eso) al llevarme a esos versos cortos, contundentes a veces cortantes. Y todo siempre en poco más de tres minutos. Llegado a este punto se me arraciman decenas de temas que podría haber elegido y no lo he hecho. Ahora se han convertido en una simple camiseta que se vende en una gran cadena de ropa juvenil. El sistema siempre hace caja con la rebeldía y con todo lo que pilla a su paso. Salud y rabia amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.