Paladar Tres Platos

Los tres platos de Marcos Robles

Me llamo Marcos Robles y soy de la quinta de Naranjito (1982), dicen que el Mundial de España se hizo para celebrar mi nacimiento aunque los más envidiosos dirán que es mentira. Me gusta comer, pero no cocinar, y es por eso que siempre que puedo me gusta probar sitios nuevos y volver a los que me gustan a disfrutar de la gastronomía. De este disfrute nació en 2012 Viernes Gastronómicos, una Web que se creó para dar a conocer la gastronomía que se ofrece en la provincia Valencia a través de recomendar locales que nos gustan, eventos, noticias… y que más tarde ampliamos con algunas recetas y contando viajes gastronómicos por España.

También me gusta escuchar música, viajar y hacer deporte, al que me he vuelto a enganchar en los últimos meses: pádel, running, bici, gimnasio y muy pronto se sumará también la natación a este listado. El deporte me ayuda a desconectar de todo y al mismo tiempo me ayuda a quemar la mayor parte de las calorías que me como, jaja.

Estos son mis tres sitios favoritos de València para comer:

Saiti  (C/ Reina Doña Germana, 4)

Para mí es uno de los restaurantes en los que siempre aciertas. Tanto el servicio de sala como el de cocina es excelente. Me gustaría destacar que ofrecen 4 menús diferentes al año, uno por temporada, ya que se basan en el producto fresco de cada época del año. Yo los conozco prácticamente desde que empezaron hace ya casi 5 años y me alegra ver que en cada uno de estos menús se superan y mantienen esa filosofía que tanto les caracteriza basada en la tradición pero dándole un toque de modernidad e innovación a los platos. Tienen un Bib Gourmand y un Sol Repsol, pero, en mi opinión, creo que merecen algo más.

Yarza (C/ Císcar, 47)

Lleva abierto apenas 6 meses pero su propuesta es novedosa y me tiene enganchado. Tiene una carta sencilla en la que podemos disfrutar de una tapas, arroces, carnes o pescados en un ambiente informal pero al mismo tiempo elegante. Platos como el steak tartar o el mollete de papada, mozzarella y trufa son casi obligatorios pedirlos para ir abriendo boca. Yo soy más de carne que de pescado y en Yarza puedes disfrutar de un buen lomo bajo o una chuleta de vaca con una relación calidad precio excelente. El servicio, que para mí es una parte muy importante cuando voy a comer o a cenar a algún restaurante, es muy atento y profesional. Sin duda alguna, es una de las aperturas de este año que me ha ganado con creces y que les auguro un gran futuro.

Bar Marvi (C/ Santos Justo y Pastor, 14)

El Bar Marvi es un bar de barrio de los de toda la vida, sus más de 27 años de vida así lo confirman. Para mí ir “al Marvi” es como ir a casa de unos amigos a tomar algo: he ido a desayunar, a almorzar, a comer, a cenar,… como está abierto todo el día cualquier momento es bueno para hacerles una visita. Su carta tiene como pilar principal las especialidades gallegas (pulpo, lacón, oreja…), aunque sus bravas o las croquetas (que cambian cada semana) también son para tener en cuenta. Es un bar todoterreno en el que puedes ir a tomarte o una caña o celebrar cualquier ocasión importante y darte un homenaje. Han recibido numerosos premios por sus almuerzos, tiraje de cerveza, gintonics o pinchos, algo deben estar haciendo bien.