Check-In Paladar

Mejillones en salsa marinera y refresco de cola

Foto: Eva M. Rosúa.

Nueva entrega de nuestro Check-In gastronómico. Volvemos a optar por comida y bebida: una lata de mejillones en salsa marineras y un refresco de cola.

Drink It Cola, de Refresco Iberia
Bebida refrescante de extractos con azúcares y edulcorante.
33 cl.
Ingredientes: agua carbonatada, azúcar, jarabe de glucosa y fructosa, colorante: E-150d,  acidulante: E-338, edulcorante: sucralosa, cafeína, aromas naturales.
Precio: 0’22€. Comprado en Vidal.
Mejillones en salsa marinera, de Conservas Sal de Plata
111 gr (peso neto), 69 gr (peso escurrido). 14-18 piezas.
Ingredientes: Mejillones, tomate, aceite de oliva (11%), cebolla, pimiento rojo, especias y sal.
Precio: 1’15€. Comprado en Aldi.
Foto: Eva M. Rosúa.

¿Qué?

🛒 La fórmula secreta de la Coca Cola ha dado pie a numerosa literatura que, incluso, ha localizado su origen bien cerca de nosotros. Lo único cierto es que hasta el momento ha sido imposible de copiar y que muchos intentos han perecido en el camino. La crisis económica trajo un comprensible repunte de esas imitaciones. Por el precio de la original entraban dos o tres. Drink It Cola es fabricada por Refresco Iberia, empresa que tiene su sede en Oliva.

🛒 Las latas hace mucho tiempo que dejaron de ser (aunque sigan siéndolo) ese recurso de última hora para personas cómodas o inexpertas en la cocina. La aparición de locales de comida donde se sirven y sobre todo el impulso de determinadas marcas creando productos gourmet lo facilitaron. Esto último también trajo consigo precios desorbitados en algunos lineales. Los mejillones en salsa marinera que probamos hoy, Sal de Plata, están fabricados por Connorsa (su sello más potente es Cabo de Peñas), en Pontevedra, y son la marca blanca de los supermercados alemanes Aldi.

Cata

Abrir un bote de Drink It Cola ya es una experiencia en sí mismo. El gas liberado produce una sinfonía que haría las delicias de los fans de los instrumentos MIDI, pero al mismo tiempo no es buen síntoma de lo que vamos a beber. Burbujas y azúcar, no hay más. Apenas sabor reconocible. Es como si todo se centrara en ese estallido inicial del que hablábamos.

Los mejillones en salsa marinera de Sal de Plata llaman la atención nada más salir de su envase por el aroma marino que desprenden. Son carnosos y sabrosos, con un pequeño punto picante que refuerza su buen gusto. Mención aparte merece una salsa que acabara con vuestras existencias de pan después de haber conjugado todas las formas del verbo sucar.

Veredicto

➡️ Lo único positivo de Drink It Cola es su precio, así que si se tiene la necesidad de beber un refresco de cola y estrecheces económicas, lo mejor es acudir a la original (o a su rival) y espaciar las tomas proporcionalmente a la diferencia de coste entre unas y otras.

➡️ Imprescindibles y, ojo, adictivos. Los mejillones de Sal de Plata son absolutamente recomendables.