Paladar

Paladar, Tres Platos

Los tres platos de Amparo Ferrando

Amparo Ferrando es una periodista en permanente mutación adaptativa. Le gusta la cultura en sentido amplio y la buena vida como ideal y práctica cotidiana. Hace todo lo que se puede para cultivarla, lo que implica darse homenajes en ocasiones. Por ello, no podía faltar en esta sección para recomendarnos sus tres sitios preferidos para comer en Valencia.

Comer, Paladar

¿De dónde vienes? Arepas traigo

Cerca de la plaza de la Virgen en una calle pequeña y estrecha que serpentea y que lleva el precioso nombre del Peso de la Harina, si dejas de mirar hacia arriba a los edificios, entrarás por la puerta trasera a Maracaibo Olé, cocina venezolana en el corazón de Valencia.

Comer, Paladar

La puerta blanca de la calle En Llop

A Chez Lyon no se va sólo a comer. Mejor dicho, uno cree que va solo a comer y acaba por formar parte para siempre, de ese restaurante que no debería nunca desaparecer. Con una cocina de raíces francesas, se peregrinaba aquí y a El Gastrónomo (ambos nacieron en los ochenta), cuando el cuerpo rugía por un steak tartar.

Escritores, Tres Platos

Los tres platos de Vicent Baydal

Para el historiador, editor y escritor Vicent Baydal, escoger tres sitios favoritos para comer bien en Valencia es una de las elecciones más difíciles que podría hacer en su vida. Sin pensarlo mucho le vienen a la cabeza como unos treinta, en un par de minutos, pero al final lo consigue.

Comer, Paladar

El cheesecake palestino que se hace en Valencia

Uno de los bocados dulces con queso más consumidos en Israel, Jordania, Líbano, … es el knafeh. Porque ya sabemos que en cuestión de autorías cada uno quiere llamar a la creación por su nombre. En esta ocasión el origen apunta a Nablus, Palestina. Lo que no cambia es la admirable mezcla de este pastel dulce para tomar a cualquier hora.

Comer, Paladar

Cuatro placeres sin complicación

Hay que reivindicar el placer de los bocados sencillos sin más aderezo que una buena materia prima y algo de gracia en forma de aceite, o un buen condimento. Al igual que uno visita una ciudad atraído por un único monumento, a estos lugares valdría la pena acudir con burreras para catar ciertos tesoros de su carta. Ojo, no son hallazgos a precio de oro.

Comer, Paladar

El arte de la empanadilla

A la humilde empanadilla se le ha de agradecer cumplir su importante misión: saciar nuestra hambre en itinerancia. La búsqueda de este pequeño bocado es un peregrinar incesante por los hornos de nuestra ciudad. A la caza de la novedad, el clasicismo o simplemente, una sencillez en la elaboración de uno de los bocados que nos han salvado más de una comida o almuerzo.

Paladar, Tres Platos

Los tres platos de Dídac Ballester

Dídac Ballester es diseñador y defiende el diseño basado en la simplicidad. En sus gustos gatronómicos no hay artificio. Le gustan los sitios normales, que cuiden por igual la tranquilidad y la comida. Estos son sus tres lugares favoritos para comer y beber en Valencia.

Comer, Paladar

Mar, tierra y Sergi Peris

Los patios traseros de los centros comerciales suelen ser lugares no frecuentados, de paso rápido. Detrás del C.C. Aqua, en el cruce con la prolongación de una Alameda en un tramo en el que la palabra paseo carece del sentido original para el cual se creó, hay una capilla de la gastronomía capitaneada por un cocinero joven y talentoso en el que hay que detenerse.

Comer, Paladar

El tic tac en cada plato

Desandar lo recorrido para poder seguir con la marcha hacia adelante. El año de propósitos no cumplidos llega a su fin. Y con él, los platos de toda una vida porque aunque sean solo doce meses, seguimos buscando sabores que nos representen. O porque quizás incluso en los nuevos bocados hay anclajes que nos vinculan al pasado.

Comer, Paladar

El sabor de los pequeños detalles

La Comisaría se presenta como una cocina de fusión asiática-mediterránea, y su jefe de cocina (pequeña y bien apañada) Eddie Phillips lleva un largo recorrido en los fogones. Pese al motivo conductor de la decoración y el concepto de restaurante de tapas y bebidas ilegales, enfocado a pasar un rato en el trullo, a esta comisaría se va para pasarlo muy bien.

Comer, Paladar

La cesta mágica de Paladar

La cara que se nos pondría al cargar con una sola cesta que concitara todos estos tesoros casi 100% de la comunidad, sería la misma expresión de la felicidad. Ahí va una selección, muy nuestra, para seguir practicando la bonita costumbre de regalar cajas que no contienen simplemente productos.