Check-In Paladar

Vermut con gaseosa y papas con sabor a huevo frito

Foto: Eva M. Rosúa.

¿Cuántas veces has ido a un supemercado y no te has llevado un producto por si…? Eso se ha acabado. En Paladar lo probamos por ti y te contamos cómo está. Para empezar esta nueva sección, Chek-In, hacemos doblete: Un vermut con gaseosa y papas con sabor a huevo frito.

El Vermúdez de La Casera
Vermú y gaseosa.
18cl. 4’9% de alcohol.
Ingredientes: Gaseosa (67%), vino blanco, vermú (9’8%), azúcar caramelizado, colorante: antocianinas (E-163), aroma natural cítrico (0’12%), aroma quinina.
Precio: 0’95€ en Supermercado El Corte Inglés.
Gurma Chips Sabor Huevo Frito, marca Fritoper
130 gr.
Sin gluten.
Ingredientes: Patatas, aceite de girasol alto oleico y aroma (jarabe de glucosa en polvo, sal negra y especias).
Precio: 0’90€ en Consum.
Foto: Eva M. Rosúa.

El exotismo siempre ha estado presente en los estantes de los supermercados. La Nocilla rosa, el yogur de pera, la Cherry Cola (nada que ver con la Chery Coke actual) o la Fanta de uva son algunos ejemplos. Productos que son testados durante un tiempo y si no funcionan se dejan de producir. Una divertida costumbre que no parece desvanecerse con el tiempo.

¿Qué?

🛒 La moda recuperación del vermut como aperitivo no solo ha provocado que hayan aumentado las opciones (y formatos) de tomarlo, sino también algunas apuestas algo más experimentales. Es el caso de La Casera y su intento de llevarlo a su terreno. Para ello ha incluido gaseosa y ha rebajado la graduación de la bebida acercándola a la de las cervezas más suaves para, imaginamos, incentivar más su consumo habitual.

🛒 El verano del 2017 nos trajo a los lineales las papas con sabor a huevo frito. Más de un año después, ahí siguen y hasta Hacendado tiene su propia bolsa. La que hemos comprado para probar es de Fritoper, una empresa situada en Benifaió, heredera de Fritos Pérez de Alaquàs, y que entre su oferta tiene otros sabores como berberechos, mejillones o pulpo a la gallega.

Cata

El Vermúdez de La Casera es más dulce, chispeante y con un sabor anaranjado más pronunciado que el del vermut normal. La gaseosa tiene más presencia y eso provoca que en ocasiones se tenga la sensación de estar bebiendo Champín, la bebida espumosa sin alcohol (el champán de los niños) en lugar del vino macerado esperado.

Al abrir la bolsa de las papas, el aroma a huevo frito lo inunda todo. Será un olor que ya no abandonará la degustación. Una sensación presente tanto en ese sentido como en el sabor propio de las patatas. Ligeramente saladas, se trata de una propuesta contudente, cuyo disfrute cuesta ubicar: demasiado para un picoteo antes de la comida o para comer a deshoras y muy fuertes para maridar con otros aperitivos.

Veredicto

➡️ El Vermúdez de La Casera puede ser una alternativa de bebida alcohólica ligera, agradable por su dulzor, pero que no tiene nada que ver con el vermut.

➡️ Las Gurma Chips Sabor Huevo Frito de Fritoper están recomendadas para estómagos resistentes.