Pantallas

¿Matarías a un niño si supieras que de mayor se va a convertir en Hitler?

No se han gastado millones en publicidad (aunque dinero no les falte) y, seguramente por eso, es bastante más desconocida que Netflix o HBO. Blackpills es una app que ofrece gratis todo tipo de producciones audiovisuales: series, animación y documentales. Su rasgo diferencial (además del coste cero) es que sus entregas nunca superan los quince minutos. Ideal para viajes cortos, salas de espera o tiempos muertos, aunque hay que ir con cuidado porque mucho de su material engancha.

Basta descargar la aplicación y empezar a disfrutar, por ejemplo, del Making a Scene de James Franco; de las andanzas de Duke, un policía de Los Ángeles que trafica con marihuana escondida en la tripa de ratas muertas, escucha música de discoteca y putea al vecindario (Wrong Cops, que cuenta con aparición estelar de Marilyn Manson) o del cómico francés Mister V, a quien seguiremos en el proceso de creación de su primer disco de rap (Double Vie). Sobre estas tres producciones volveremos más adelante, porque hoy nos paramos en Raising Hitler.

Mickey, que tiene 30 años, es judío y pasa los días fumando porros con su amigo Jesse, ve en la máquina del tiempo que ha construído este la oportunidad de demostrar a sus padres que no es un perdedor. Viajará hasta finales del siglo XIX para encontrase con Hitler de niño, asesinarlo, cambiar la Historia y volver a casa como un héroe de su pueblo. Pero, al conocerlo, decide adoptarlo e intentar (re)educarlo.

Esta disparatada sinopsis que, por momentos, acerca Raising Hitler a una mezcla imposible entre la película El efecto mariposa (a la que hacen referencia en el primer episodio) y las ficciones televisivas La pipa del tiempo y El Ministerio del Tiempo, es una estupenda noticia ahora que el humor parece que quiere ser regulado. Una serie que juega con un tema tan espinoso como el nazismo, pero que lo hace sin evidencias, chistes fáciles o giros de guiones impactantes. Dejando que sea el espectador el que vaya encontrando en la trama ligeros apuntes de irreverente comedia (en torno al difícil caracter del Hitler niño, su saludo, su odio hacia otras razas,…) con los que abrir la caja de las preguntas incómodas. La principal, la que da título a este artículo: ¿Matarías a un niño si supieras que de mayor se va a convertir en Hitler?

Raising Hitler cuenta con ocho capitulos, que rara vez superan los diez minutos, en su primera temporada. Creada y escrita por Ofer Seker, está dirigida por el francés Louis Farge.