Con Trivialang la UOC apuesta por el game-based learning aplicado a los idiomas

Hace poco ha salido Trivialang, una aplicación móvil gratuita destinada a estudiantes de inglés, francés y alemán, que ha sido desarrollada por el Centro de Idiomas Modernos de la UOC, junto con Oberta Publishing.

Trivialang está basado en el concepto de game-based learning, o aprendizaje a partir de juegos. Esencialmente, la idea es que mediante el juego y la competición se incrementa la motivación, la atención y la implicación de los participantes en la materia y, así, se incrementa también la retención. Este punto es especialmente importante en el caso del aprendizaje de idiomas. Por otro lado, como se trata de una aplicación móvil, Trivialang permite a las personas jugar, practicar y aprender más allá de las aulas. Y como las partidas son cortas, es ideal para los «ratos muertos», como por ejemplo en el tren, metro o autobús.

Las preguntas

Para crear el juego, un equipo de doce profesores de inglés, francés y alemán escribieron un total de quince mil preguntas organizadas en cuatro categorías. En este sentido, es similar al conocido Trivial Pursuit, pero en Trivialang las categorías son:

Gramática: tiempos verbales, pronombres, preposiciones, orden de palabras, etc.

Vocabulario: sustantivos, verbos, expresiones.

Comunicación: diálogos, situaciones comunicativas, lenguaje formal/informal.

Cultura: aspectos culturales (arte, música, literatura, cine, etc.) relacionados con los países donde se habla la lengua.

Cada pregunta tiene cuatro respuestas posibles. Hay que leer las preguntas para contestarlas o, en algunos casos, los jugadores deben escuchar pequeños fragmentos de audio para así practicar también la comprensión oral. Al final de cada partida los usuarios tienen la posibilidad de ver cómo han contestado ellos y sus contrincantes, junto con las respuestas correctas para saber exactamente dónde han fallado.

Modalidades del juego

Después de elegir el idioma que quieran practicar, los usuarios pueden hacer primero un calentamiento con el modo de práctica, contestando preguntas individualmente. Entonces, cuando se sientan más seguros, pueden desafiar a otra persona a una partida en el modo multijugador.

Entonces, una vez seleccionado un oponente, los usuarios pueden elegir entre estas dos opciones:

Combo de preguntas: los jugadores tienen que contestar siete preguntas. Para cada pregunta hay un límite de treinta segundos para contestar. Los usuarios van logrando puntos en función de las respuestas correctas y del tiempo que han tardado en contestar, con lo cual se valora también la rapidez.

Contrarreloj: los jugadores tienen noventa segundos para contestar todas las preguntas que puedan. El ganador es quien tenga más respuestas correctas.

Niveles y consecuciones

Cuando se empieza a jugar a Trivialang, las primeras preguntas son relativamente fáciles, pero la dificultad se va incrementando a medida que los jugadores van subiendo por los diez niveles que tiene el juego. El primero es el de Aspirante y los más expertos pueden llegar al nivel máximo de Doctor. Aun así, si un jugador ha llegado arriba del todo, debe continuar ganando puntos para mantenerse en el nivel. Si empieza a perder partidas, bajará de nivel.

Complemento a la formación

En definitiva, creemos que Trivialang puede ser una buena opción lúdica para los estudiantes que quieran practicar sus conocimientos de idiomas. De todas formas, hay que destacar que las aplicaciones de este tipo deben entenderse siempre como complementos. No trabajan todas las competencias lingüísticas de una forma integrada y, por lo tanto, no pueden sustituir la formación que se recibe en un aula con un profesor.

Trivialang está disponible en Google Play y en Apple Store.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.