12 canciones para … ir en bici

moreira086

Foto: Diego Obiol.

Mi nombre es Alfonso Moreira y soy, entre otras cosas, el responsable de Faximil Edicions Digitals (nos gustan las revistas) y del Festival de la Cançó del Grau 2016. Además, ejerzo de vecino del Cabanyal y llevo un programa de radio (Hard Cuore) en Radio Malva, la radio libre y autogestionada de los Poblados Marítimos. Vivir en las afueras de la ciudad me ha llevado a ser un ciclista consumado (a la fuerza ahorcan) hasta el punto que no voy a ningún lado donde no pueda aparcar la bici en condiciones. La cosa ha mejorado mucho desde que tenemos nueva corporación municipal, pero aún encontramos problemas en determinados barrios. Al recibir la llamada del Sr. Verlanga recordé que hace unos meses había tenido ya la precaución de dedicar un programa entero al mundo de la bicicleta (con textos de los “Diarios de Bicicleta” de David Byrne, el antiguo líder de Talking Heads), así que he echado mano de ese material para confeccionar la lista que podéis consultar a continuación:

1- “A bicyclette” (Yves Montand)

Es oír los violines de la apertura y aumentar automáticamente la frecuencia de pedaleo. Un clásico de la chanson francesa, Yves Montand, interpretando un himno de todos los ciclistas: “A bicyclette”. Le dio título a su lanzamiento homónimo de 1968, cuando se encontraba en el cenit de su fama y creo recordar que Sigfrid Monleón la incluyó en la banda sonora de “La bicicleta” (Google me confirma el dato). Montand fue una de las glorias artísticas del país vecino durante el siglo XX. Actor, cantante y, sobre todo vividor, fue descubierto por la mismísima Edith Piaf y acabó contrayendo matrimonio con Simone Signoret. Ya puestos busquen en el youtube su versión de “Les Feuilles Mortes” (Prévert y Kosma, 1945) y me cuentan.

2- “Oda a mi bicicleta” (Martin Buscaglia)

“Hoy voy a ser tu poeta / mi gran amor bicicleta”. La oda a la bicicleta de Martín Buscaglia, original de Montevideo, y una figura ineludible, componente de una cantera, la uruguaya, feraz en el apartado de futbolistas e intérpretes musicales. Buscaglia dispone de ese toque mágico que parece heredado del brasileño Jorge Ben Jor, el groove del candombe de vieja escuela, los aires psicodélicos del rock y el dadaísmo lúdico en sus historias. En 2014 grabó un disco (fallido) a pachas con Kiko Veneno (“El pimiento indomable”) pero, si la canción les resulta de interés, busquen “Ir y volver e ir” (2004) y sigan sus consejos: ante la duda, todo.

3- “Bicicletes” (Blaumut)

Un tema con el que me tropecé elaborando la playlist del programa anteriormente mencionado. Pop acústico facturado con frescura desde Cataluña en la onda Manel o Els amics de les arts. Desde entonces son asiduos a mis selecciones y esta canción una de las que llevo permanentemente encima cuando me esfuerzo pedaleando a través de la ciudad.

4- “Canción de amor” (Julio Bustamante)

Soy uno de los fans más irredentos de Julio Bustamante, de esos que tienen todos sus discos firmados en casa. Me parece un lujo vivir en la misma ciudad que él y poder acudir a los múltiples conciertos que ofrece en la noche de nuestra ciudad. Algunos sábados por la mañana me pongo “Con tal de volar” (un disco del 2003 que me parece el más libertario de los suyos) a todo volumen y fantaseo con la idea de que el mismo Julio pase por el Canyamelar y sepa de primera mano que su trabajo no cae en saco roto. Porque somos muchos los que tenemos una bicicleta que si la dejamos sola nos lleva hasta Viveros.

5- “Le boogie a veló” (Will Stroet)

Otra de las canciones que descubrí investigando para confeccionar el recopilatorio que emitimos en el Hard Cuore que dedicamos a la música infantil. Lo hice con mis sobrinos (Telmo y Vega) y lo titulamos Malvarrosa Playground (en la onda Putumayo Kids). El boogie de la bicicleta es una divertida canción en la que Will Stroet nos va dando instrucciones precisas para disfrutar encima de una bicicleta: no olvides el casco, acuérdate de señalizar a derecha e izquierda, etc. Stroet es un intérprete de música infantil de Vancouver, que canta en inglés y francés.

6- “Dos ruedas” (Virginia Rodrigo)

Virginia Rodrigo o la alegría de vivir montado en una bicicleta. La percusionista madrileña incluía este canto de amor a la actividad ciclista como parte de “Percuautora”, su album de debut en solitario. Si además consideramos que Virginia vive y padece una de las ciudades menos idóneas para el ciclismo, como es Madrid, no podemos dejar de halagar su optimismo y buen talante.

7- “Broken bicycles” (Anne Sophie von Utter y Elvis Costello)

Una canción de Tom Waits perteneciente a la banda sonora original de “Corazonada”, el musical de Francis Ford Coppola cuyo fracaso supuso que perdiera hasta la camisa (y los Estudios Zoetrope). La versión elegida estaba incluida en “For the Stars” un disco del 2001 grabado al alimón por Elvis Costello con la mezzosoprano sueca Anne Marie von Otter. No se puede cantar mejor.

8- “Carteiro en bicicleta” (Joao Afonso)

Joao Afonso es un estimable cantautor portugués cuyo principal problema radica en ser sobrino de Zeca Afonso, autor de “Grandola vila morena” y mito fundacional de la música del país vecino. “Carteiro en bicicleta” estaba incluida en “Missangas”, su debut discográfico y su mejor disco por el momento. La canción fue escrita tomando como referencia la figura del cartero, interpretada por Massimo Troisi, en la película “El cartero (y Pablo Neruda)” de Michael Radford, basada a su vez en la novela del chileno Antonio Skármeta. Y ya está bien de referencias por el momento.

9- “Bicicletta” (Migala)

Preparando el programa especial descubrí, también, este instrumental de Migala que iba perfecto como sintonía de aquella entrega. El grupo experimental madrileño lo incluyó en su “World ‘n’ Folk Music” del 2014. Me gusta especialmente por el sonido tan cinematográfico que logran extraer, como una banda sonora de una película europea de los años sesenta del pasado siglo, como si Rota o Piovani estuviesen aún vivos y viviesen en Madrid.

10- “Tranqui tronco” (Sergio Makaroff)

Sergio Makaroff es otra de mis devociones. Aunque nunca ha alcanzado el éxito de su hermano Eduardo (miembro fundador del trio de neotango Gotan Project) no falto a ninguna de las visitas que el argentino realiza a Valencia muy de tarde en tarde (ahora que lo pienso parece que vamos siempre los mismos). A pesar de que los discos de los últimos años tienen un gran nivel y nos muestran a un compositor en plena forma, su gran éxito continua siendo aquel inicial “Tranqui tronco” en el que relata como un yonqui le roba la mountain bike, que incluía en su primer disco, “Un hombre feo”.

11- “A bicicleta” (Toquinho)

Una rareza que se incluye en algunas recopilaciones dedicadas al guitarrista que se hizo inmensamente popular en compañía de Vinicius de Moraes (un señor que recibia a las visitas en la bañera, según se cuenta en el excelente documental que Miguel Faira Jr. le dedicó en el 2005). Publicado inicialmente en un disco dirigido al público infantil, Toquinho elabora un elogio de su amiga la bicicleta (vocé roda en min e o mundo envaixo de vocé) que se ha convertido en una canción popular en su Brasil natal.

12- “Tour de France” (Kraftwerk)

Había elegido otra totalmente diferente (“En bicicleta”, de La Buena Vida, sobre el otoño y los paseos con el cielo amenazando lluvia) e incluso por un momento tuve la pretensión de seguir en la línea con “Paseo en bicicleta por la playa de Riazor” (Deluxe, el extinto grupo de Xoel López), pero al final he optado por la oda al Tour de Francia de Kraftwerk, aunque sólo sea porque “The Man Machine” es  uno de los discos que más he escuchado en mi vida (tengo el LP con la carátula destrozada del uso). Además me sirve de homenaje a las siestas que me pego en esas tórridas tardes de julio mientras los héroes ciclistas del momento se retuercen sobre el asfalto de las carreteras galas.

 

A la hora de despedirme, tan sólo añadir que estamos a punto de comenzar la tercera edición del Festival de la Canço del Grau, que este año se celebra en la terraza de Las Naves Centro de Creación Contemporánea todos los viernes de julio. Comenzamos con los Star Trip de Vicente Prats, para continuar con Òscar Briz, Luis Prado y esa superabanda valenciana que responde al nombre de Mist. Programamos también un ciclo de documentales musicales que, en esta ocasión van de Leonard Cohen a Rumba Tres, pasando por los Desechables (toma eclecticismo). Los precios son muy populares (cinco euros la entrada en los conciertos) y el año pasado lo pasamos estupendamente. Así que no se lo piensen y disfruten de la música en directo, que es una de las cosas mejores y más baratas que hay en el mundo, un auténtico #lujobarato. Además para llegar a Las Naves disponen ustedes de uno de los mejores carriles bici de toda la ciudad (queremos más carriles así) y una multitud de aparcamientos para ciclistas dentro y fuera de las instalaciones.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.