La Pelota Postal Descascarillable

Persa rojo

Es un congreso y no hay ponencias infumables. Hay una pelota, pero sin atisbo alguno de sudar haciendo deporte. Es un evento cultural con risas aseguradas. La Pelota Postal Descascarillable ha llegado para quedarse. El futuro ya está aquí que cantaban aquellos. Incrédulos y desganados, allá van 4 razones para que se unan a la fiesta.

1.- Descubrir qué es La Pelota Postal Descascarillable.

Nunca es tarde para aprender. Y sobre todo cosas que uno ni imaginaría que existían. No, la Pelota Postal Descascarillable no es uno de esos fakes que pululan por internet. Lean lo que cuentan sobre ella en la web de la editorial Media Vaca: “Para quienes no hayan oído hablar de la pelota postal, diremos tan sólo que es un invento destinado a revolucionar el mundo de las comunicaciones interpersonales que fue desarrollado por El Persa a partir de las intuiciones de su maestro, el funcionario del servicio de Correos valenciano don Salvador Armell. Mientras en otros lugares se sucedían vertiginosamente los descubrimientos tecnológicos que conducirían al establecimiento de las redes sociales Facebook y Twitter, o a la aplicación WhatsApp, entre otras proezas que hoy parecen inseparables de nuestras vidas, en la ciudad de Valencia, de una manera discreta, heroica y sobre todo reposada, dos mentes geniales, con la complicidad de un simpático grupo de amigos, imaginaban el prodigio de la pelota postal y el mundo nuevo al que daría lugar la puesta en práctica de este invento“.

2.- El Persa

José Cardona el Persa. Un artista, un genio, un hombre de otra galaxia. Sobran las palabras. Pero no sus obras. Precisamente en el Jardín Botánico se puede disfrutar de una exposición que recoge escritos, recortables y dibujos relacionados con la Naturaleza. Son los últimos días de la muestra, una magnífica ocasión, pues, para hacer un 2×1.

3.- Ser socio de la SADPPD

Según el programa de actos, “el Primer Congreso de la SADPPD consistirá en una lectura de breves ponencias a cargo de destacados especialistas en la pelota postal que fueron asimismo amigos del Persa. Posteriormente, se procederá a la entrega de los carnés de socio a los asistentes”. ¿Hace falta añadir algo al honor que supone formar parte de tan selecta organización?

4.- Cantar el himno de la SADPPD

Una Sociedad sin himno es algo huérfano. No es el caso. Aquí tienen la música y la letra, para que no queden en evidencia al final del Congreso, cuando se proceda a su interpretación. “Ahíta de perennes querellas / graciosamente la humanidad / chutando sin desmayo / pelotas a porfía / reparte con afán singular…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.