Elecciones en Verlanguistán

Verlanguistán es una ciudad muy particular, que cada vez parece más un guión de Berlanga sin “v”. Para que la puedan comprender mejor, nacen estas Crónicas Verlanguianas. Les explicaremos la realidad de este territorio como si fueran ustedes seres de otro lugar. Lo haremos en tono de humor (otra cosa es que no pasemos de graciosillos) y dando por hecho que nadie se molestará con nuestras palabras. Si sí ocurriera siempre nos pueden mandar una foto de una exestrella Disney haciendo una peineta. No sería la primera y así podríamos continuar la colección. Y no olviden que reír les hace más inteligentes.

Miguelete28

Para el (buen) ciudadano de Verlanguistán hay tres cosas sagradas: la Virgen, la paella y revisar la cuenta del supermercado en la misma caja. Pero no de un vistazo, no, con lupa, producto a producto y con toda la pachorra del mundo. Sin importar que se haga una cola quilométrica. Y es que es muy importante, no sea que en un descuido te hayan cobrado tres céntimos de más. Que las corruptelas políticas hayan volatilizado millones de euros pues, oiga, son gajes del oficio, cosas que pasan, todos roban, blablabla. Pero que te quieran engañar en tu propia cara…

Con la paella pasa algo similar. Usted al gin-tonic póngale lo que se le antoje, hasta una sandía del terreno si tiene el gusto, pero ay, la paella, no se atreva a añadirle algo que las Sagradas Escrituras no contemplan. Será detenido, exhibido en la Plaza del Ayuntamiento con un saco de arroz bomba como único vestuario, golpeado con una bolsa llena de garrofones en sus partes y obligado a cocinar una para todos los presentes, que ríanse ustedes de las de Velarte.

De la Virgen ni comento. Imaginen pues.

En breve, estos ciudadanos pasarán por las urnas, porque se acercan ¡¡¡ELECCIONES EN VERLANGUISTÁN!!!

¿A quién votar? Tan difícil de elegir como cuando uno va a un quiosco a por un periódico. Se acaba llevando el menos malo. Para que no se pierdan, les he redactado una guía exprés de los partidos que concurrirán, con toda seguridad, a unos comicios que, ya les adelanto, serán más aburridos de lo normal. ¿La razón? No tendremos ni a Luis Motes, ni a los informativos lisérgicos de Canal 9 siguiendo la campaña electoral. Bueno, nunca los tuvimos. Pero es que desde su cierre ya nada es igual en Verlanguistán ni aledaños. Incluso hay quien dice que en Fredes hace buen tiempo.

Como aquí hay casi tantos partidos políticos como comisiones de fallas, he agrupado a los primeros en tres bloques, para que no se me pierdan. Tampoco pasaría nada si se equivocan al votar. En los últimos años, las decisiones más importantes que ha tomado el equipo de Gobierno de Verlanguistán han sido: elegir un tipo de flor para un puente, cambiar los semáforos, llamar por teléfono a una fallera y encargar unos carteles al sobrino sosainas de un afiliado. Vamos, que no estamos hablando de una subida loca en la factura del agua, de unas calles convertidas en el Magaluf de las cucarachas o cualquier otro asunto que afecte al bolsillo y la higiene del ciudadano.

Si el diario Marca tiene la Guía de La Liga, nosotros tenemos ¡¡¡la Guía de las Elecciones!!!

EL BIPARTIDISMO

bipartidismo

Esto es como el delegado y el subdelegado de clase en el instituto. Al final no sabías quién era quién y, la verdad, no te importaba, porque vivían en un mundo paralelo. Y, cuando ellos hablaban, siempre tenías algo mejor que hacer. Eso sí, siempre luchaban por… su propio beneficio.

Por un lado está el PP. Lleva taaaaaantos años en el poder que uno se los imagina con una pereza eterna cuando suena el despertador y tienen que ir a trabajar. Seguro que piensan “Otra vez a…”, bueno, a lo que hagan. Van camino de ser patrocinados por Meetic, teniendo en cuenta la cantidad de ex a los que han dado puerta por meter la mano donde no debían. La líder es Rita Barberá, una señora que parece que siempre esté enfadada. Da igual por lo que le pregunten, cuándo y dónde. Nada, ni una sonrisilla. Sobre todo, tuerce el gesto, cuando los otros partidos le critican. Entonces es como uno de esos muñecos que si le aprietas un brazo dice una palabra. Ella tiene dos que para algo es la que más manda en Verlanguistán. Antivalencianos y radicales. Hay veces que hasta las combina. Lo que no sé es cómo nadie ha tenido la idea de comercializarlo. Rita, la muñeca alcaldesa.

De su equipo de gobierno destacan dos personas. Carlos I de Inglaterra, también conocida como Beatriz Simón. Lleva casi los mismos años que el primero esperando su momento, pero ni Rita ni la reina Isabel piensan en la jubilación. Normal, teniendo en cuenta la mierda de pensiones que se cobran. Ha llegado a ser con 40 años concejala de Juventud. Es que es releer esto último e imaginárnosla vestida como el Chavo del Ocho o su amigo Quico, corriendo por las dependencias municipales y hablando con voz chillona.

El otro es Luis Salom. Sigue a Barberá allá donde vaya. Es como el Mocito Feliz de la política. Además de pasarse el día haciendo el troll en twitter no se le conoce otro trabajo. Llegará lejos pues.

Enfrente está el partido de la oposición eterna. El PSOE. O viendo cómo se deshacen de sus cabezas de lista el PSaw, porque parece que se inspiren en la sanguinolenta saga cinematográfica para eliminarlos. Ahora manda un señor muy aficionado al escapismo. Ximo Puig, el Houdini de Morella. Ahora soy de izquierdas, alehop, desaparezco, alehop, ahora soy de centro.

Si no cambia nada, que en este partido nunca se sabe, el candidato al trono de Verlanguistán será Joan Calabuig. Este buen señor es menos conocido que el novio del hijo de Andrés Pajares. De hecho, hay veces que va a su casa a comer y le preguntan “¡¡¡Pero ¿usted quién es? ¿Qué hace aquí? Anda, váyase a molestar a otro lado!!!”. Parece salido de una película de Jean-Pierre Jeunet. Joder, si tiene menos seguidores en twitter que Verlanga.

Una de las cosas más interesante de esta formación son las estrechas relaciones que mantienen con los zombis. Esos seres que se pasean por las convenciones sin rumbo fijo, pero que siempre acaban pescando algo. De hecho, no sería extraño que se unieran y formaran una corriente interna en el partido. Socialismo Muertovivo o algo así. Ays, es pensar en Císcar, Lerma, Alarte y Pajín en rica francachela e imaginarme un reality político en Levante TV.

LOS PARTIDOS BISAGRA

Harlem,+New+York+City,+1964

Ojito con ellos, porque no hay que olvidar que varias bisagras hacen una puerta. Aquí, hay que diferenciar entre los que se escoran a la izquierda y los que lo hacen a la derecha. Ideológicamente serán diferentes, pero en cuanto a diversión están a la misma altura.

La izquierda en Verlanguistán es como “Mujeres y Hombres y Viceversa”. Han estado unos con otros, se ha enfadado, se han tirado los reproches en público y nunca han pillado un buen cacho.

Ahí está EU. Han acabado como el amigo pagafantas de la política. Tantos años soñando con ser alternativa y ahora llega un profesor universitario con coleta y se quedan a dos velas. En el seno de la formación, andan jugando un partido entre padres e hijos a ver quién se hace con el control. El Margchester Sanz contra el Ignacioblanco Club de Fútbol. La joya de la corona la han cedido a un equipo europeo y, si nadie rompe el día de la marmota, Amadeu Sanchis luchará por la alcaldía de Verlanguistán. Sanchis consiguió lo que ni la extrema derecha logró, sacar a los comunistas del consistorio en sus primeras elecciones como candidato. Para no creer en Dios, se le apareció la Virgen, y toda la familia, cuando le dieron una segunda oportunidad. Ahora le llegará la tercera, mientras espera que el Libro Guinness le reconozca como el ser humano que ha acudido a más concentraciones y manifestaciones en un año.

También son zurdos los de Compromís. Lee Strasberg estaría orgulloso de esta muchachada. Qué actorazos, qué dicción, qué control de la pausa dramática. Su cara más popular es Mónica Oltra. Ha hecho más por las camisetas que todos los diseños juntos de Kukuxumusu. Eran el equipo revelación hasta que apareció Podemos. Ahora se han vuelto serios y ya no es lo mismo. Es como si Belén Esteban cambiara “Sálvame” por “Página 2”. Deben de andar muy ocupados porque Oltra no actualiza su blog desde el 2011 y el dominio de su web está ocupado por una página asiática. Pero nuestro hombre es Joan Ribó. Algo así como una mezcla entre Quique, el de Verano Azul, y José Luis Laguía, aquel ciclista que casi siempre ganaba el Premio de Montaña en la Vuelta a España. Es un año mayor que Rita Barberá. Creo que lo de los yayoflautas se nos está yendo de las manos.

Y sí, es el turno de ¡tachán! ¡tachán!, Podemos. Hasta ahora andan jugando a los boys scouts y se reúnen en círculos por distintos lugares de la ciudad. Les falta una hoguera y una guitarra, pero denles tiempo. Vistos desde fuera, y si se los imaginan con una camiseta de la selección española de fútbol, parecería que están haciendo tiempo antes de entrar en un bar a ver un partido. “¡¡¡Sí-se-puede!!!”, “¡¡¡Po-de-mos!!!” y gritos por el estilo los acercan más a Sergio Ramos que a Chávez, lo que es bastante más peligroso.

Al otro lado de la acera se encuentra UPyD. Viven como en un capítulo de “Siete Vidas”, con Rosa Díez / Amparo Baró dando collejas a todo aquel que se porta mal y Toni Cantó recién salido del coma. Alguien debería recordarle la pasta que se sacaba con el VEO que le regaló Rita y con su programa de Canal 9. Claro, que de las ediciones del primero que coordinó mejor olvidarse y del segundo no se acordará nadie. Por ahora no hay candidato a la alcaldía. Me gustaría que fuera el de 2011, Ramón Igual, un hombre que reconocía en su blog que estuvo muchos años sin votar porque tenía otras cosas que hacer y pensar y montó un despacho de abogados y lo tenía que sacar adelante. A ver quién resulta gracioso después de semejante confesión. Imposible superarle.

Ciutadans son a la política lo que los frikis de Cárdenas eran a “Crónicas Marcianas”. Cuando se rumoreó que Francisco, Mitad señor Mitad correcaminos, se postulaba a la alcaldía de Verlanguistán, me sentí más feliz que cuando se confirmó la tercera temporada de “The IT Crowd”. Y es que no hay mejor noticia que la que asegura unas buenas risas. Y, oye, si Chico Buarque llegó a Ministro, ¿por qué Francisco no iba a ser la máxima autoridad de la ciudad? No, no hace falta que respondan. Al final, como pasó con su carrera, su candidatura se esfumó. Y el aspirante de Ciutadans será tan desconocido que Joan Calabuig parecerá Justin Bieber a su lado.

Con Vox he tenido mis dudas. Su facebook en Valencia tiene 126 Me Gusta. La papelería de al lado de mi casa tiene más del doble. ¿Por qué hablar de los primeros y no de los segundos? Porque aunque por sus palabras hay que ubicarlos en la derecha, su filosofía de vida es puro punk. Son los Sid Vicious de la política. Llevan la autodestrucción en sus genes. No han tocado poder y ya acusan al presidente en funciones de lucrarse a costa del partido. Su rostro más conocido, la valenciana y experta en selfieismo Cristina Seguí, deja ojipláticos a los sectores más carcas de la formación explicando en una entrevista en Interviú el sitio más extraño en el que ha hecho el amor. ¿Qué importa quién opte a la alcaldía de Verlanguistán? Lo divertido es todo lo que ocurrirá hasta que lo decidan. Compren papas y cerveza y cojan sitio para el espectáculo.

PARTIDOS QUE NO EXISTEN (AÚN)

Disneyland+Employee+Cafeteria+in+1961

Teniendo en cuenta que todavía queda un tiempecito hasta las elecciones, y conociendo el carácter jacarandoso del verlanguistaniano, es posible que se unan más formaciones que opten a conseguir el poder. Aquí os adelanto algunas que podrían acudir a la cita.

Partido Hacendado: Cuenta con una base de simpatizantes importante. Su imagen de marca está muy desarrollada y abrazan, sin reparo, el comunismo, anulando cualquier tipo de competencia ideológica.

Barbas Unidas: No puede ser casualidad la cantidad de barbas que han proliferado por Verlanguistán. Me niego a creer que es una moda o algo parecido. También es extraño que se muevan solo por determinadas zonas de la ciudad. Ahí se está cociendo una nueva formación política. Al tiempo. Tremenda curiosidad cuando expliquen cómo llevarán a cabo el tema de la paridad.

Democracia Cardada: Seguro que han visto por el Ensanche y alrededores a esas mujeres de pelos imposibles, muchos de ellos a la mayor gloria de Tono Sanmartín, que no desentonarían en la cantina de La Guerra de las Galaxias. Ahora que Consuelo Císcar anda con más tiempo libre es el momento de que planifiquen su asalto al poder. Con ellas, la laca nunca será privatizada.

Comemos: Es el Podemos de la gastronomía. En lugar de a Pablo Iglesias tienen a Cuchita Lluch. Sus militantes la adoran y son muy activos compartiendo en twitter las andanzas de su lideresa.

Partido Singapurista de Valencia: Si Lim ha comprado (o eso parece) el Valencia, ¿por qué no va a comprar Verlanguistán? Superdeporte les llevaría la comunicación, Salvo sería su Alfonso Guerra y #limtequeremos su eslogan.

Partido de los Reconvertidos Amnésicos: No descubro nada si afirmo que soplan aires de cambio político en Verlanguistán. Para ello no hacen falta encuestas, sino ver el nivel de las ocurrencias que va soltando Isabel Bonig, la Esperanza Aguirre de la terreta. Es por ello que mucha gente ya está haciendo méritos ante los posibles futuros ganadores. Cuanto peor es su pasado más gorda la sueltan contra los que antes les daban de comer.

Juventudes Carpeteras: El Centro de Verlanguistán es suyo. Practican el escrache limosnero. Son unos pesados de tomo y lomo. Por todo ello, su potencial político es infinito. Su táctica es ir eliminando posibles agentes sociales rivales y las ONG deben de aparecer arriba de su lista, porque de lo contrario es imposible entender la matraca que dan con que te hagas socio o des un donativo, dejando la imagen de las mismas en las cloacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.