Un vermut con...

Un vermut con Alejandro Álvarez

Alejandro Álvarez. Foto: Mireia Carreres.

Me llamo Alejandro Álvarez. A los 16 años me saqué el carnet para conducir. Creí que era el puto amo hasta que en València me dijeron que mi carnet no valía. Temas políticos. Tras conducir por diferentes partes del mundo sin carnet durante 13 años, decidí apuntarme a una autoescuela en Bétera (Pedro Pablo). He aprobado el teórico y práctico sin un solo error. Este es mi mayor logro hasta la fecha. Me gusta leer fanzines (fanzineologia.net), hacer radio (pinacotecaderadio.net) y soy restaurador para matar el resto de tiempo (quercusrestauracion.es). Si me conoces, sabes que no soy tan borracho como dicen, se ha creado una especie de leyenda que debo mantener viva. TQ.


Un disco:
Miharu Koshi y Haruomi Hosono tienen un disco del 96 que es magia pura: Swing Slow. Escúchalo bien, ya lo hablamos.

Una película: La Venus de las pieles, de Roman Polanski, tiene mucho rollo, no es que sea mi favorita, pero estaría guapísimo que la vieras, ¿que ya la has visto?, pues eso, ahora somos colegas de pelis.

Un libro: Mi amigo y fotógrafo Carlos Alcañiz me recomendó este librazo: Nosotros y los otros. Reflexiones sobre la diversidad humana de Tzvetan Todorov, desde que lo leí, me han cambiado algunos de los conceptos que tenía de las relaciones humanas, ahora sé que un fuck the system in your face es un poema.

Una serie de tv: The Night Of quizá sea mi favorita y, quizá sea porque me puso en una situación en la que pensé: “¡to muy fresh, si eso hasta me podría pasar a mí!”.

Una serie de dibujos de tv: He-Bro por corta y desagradable, la tienes en youtube, enjoy.

Una revista: Aunque no suelo consumir ese tipo de drogas, todo lo que hace Ediciones Valientes es un sí definitivo, diría que son los creadores de publicaciones que bien podrían ser revistas, fanzines, libros, hechizos de amor, guías para personas con necesidades espirituales, ufologías, cosmogonías, liturgias y recetas para alérgicos al gluten.

Un icono sexual: Brigitte Bardot, pero ahora.

Una comida: Venga va, mi hermana y mi cuñado se montaron un local de comida italiana, su vino de uva Bonarda, acompaña perfectamente la lasaña de carne que hacen. Si eres veganpeople, el vino también acompaña su lasaña de verduras. Los involtini di melanzane se salen y te aseguro que si me pagaran por publicidad, te recomendaría también otros platos.

Un bar de Valencia: El Torito ahora que ya no es in y que está lleno de borrachos permanentes.

Una calle de Valencia: Carrer d’en Plom, ahí está Plutón, uno de los pulmones culturales de Valencia.