Una calle para...

Una calle para … los ceramistas valencianos

Ana Illueca. Foto: Kike Taberner.

Ana Illueca es una ceramista que defiende las raíces de la cerámica valenciana como símbolo identitario de esta tierra. Raíces actualizadas y reinterpretadas. En su obra siempre hay relato, hay concepto y hay alma. Esta alfarera trabaja las piezas como transmisor. La alfarería implica una dedicación exclusiva al objeto, proyectando en cada vuelta de torno el lenguaje del artista. Hasta llegar a nuevas manos, en el momento en que las piezas pasan de ser uno a ser otro. Sus experiencia en comunicación, dentro de departamentos de creatividad, hace que le sea sencillo conectar con el espectador. Sus obras son líquidas, mezclando formatos (cerámica, video, relato…) o mezclando materiales (telas y cerámica). En cualquier caso, la importancia de sus piezas radica en la idea.

Ana es la invitada, en esta ocasión, que nos ayuda a renombrar el callejero de Valencia. Esta es su elección:


Calle del Ceramista Valenciano

Ese sería el nombre, bien sonoro. La calle sería céntrica, muy céntrica. La cerámica en el núcleo de la ciudad, es más, la propongo como motor de la ciudad. Una calle luminosa y activa.

¿Por qué un colectivo como nombre? Desde artistas a artesanos los nombres de los autores no son reconocidos por la población. ¡Y hay tantas manos manchadas de barro en esta ciudad! ¡En toda la Comunitat!

Empecemos por el genérico y ya seguiremos poniendo apellidos.

La cerámica es tan nuestra que hemos dejado de verla, pero nos ha conectado a lo largo de siglos y en su momento consiguió hacernos reconocibles mientras exportábamos piezas a más de medio mundo.

Este es un pequeño paso por azulejos verdes que nos puede llevar todo lo lejos que nos de la gana. Así pues la propuesta incluye un plan de expansión: un dossier en inglés dirigido desde el Ayuntamiento de Valencia a Bill de Blasio, alcalde de Nueva York. Y es que es importante que nuestros ceramistas sean reconocidos aquí y allí. Aunque allí sería un parque, ya saben, por el lío que se llevan ellos con los números. Valencian Pottery Park, o algo así.