Etiqueta: paladar

Comer, Paladar

Todo lo que cabe en una lata

La Conservera es un paraíso donde las latas (principalmente de empresas portuguesas que preservan los métodos tradicionales) se te abren con la misma naturalidad (falanges a salvo) que unos berberechos al vapor. La belleza de una lata empieza en su exterior.

Comer, Paladar

Un verano japo-mexicano

El verano. Los hábitos cambian, las comidas cambian, nuevos productos de temporada llegan a los mercados con el calor. Y las recetas se vuelven despreocupadas, más rápidas y frescas. Pero ¿qué ocurre en el resto del mundo? Paladar de Verlanga viaja a Japón y a México para ver qué se cuece.

Comer, Paladar

En casa de Rakel

En Karak, Ka-Rakel (Cernicharo) la potencia con control sigue las premisas de anarquía, respeto al producto y comida saludable. La primera es la más genuina y tienen que ver con seguir su propio instinto, un camino que pasa por todo aquello que le gusta hacer.

Comer, Paladar

El garage del pollo

En El Garatge, haciendo honor a su lema “tapes i pollastre”, la carne está suculenta, bien comprada y elaborada. Desde unas admirables croquetas de puchero hasta las brochetas de pollo saté marinadas al estilo tailandés con salsa de cacahuete.

Comer, Paladar

Guía exprés para comer Ramen

El ramen comparte la filosofía del cocido: una variedad de ingredientes cocinados con paciencia en la que el sabor de uno, supera al anterior en ¡wow! Aquí hay fideos largos en lugar de arroz, también hay carne (de cerdo), verduras (de mar) como el alga nori, además de bambú, maíz, chalotas, cebollino… Solo que todo de un vuelco.

Comer, Paladar

El lenguaje universal de las tapas

Las bravas del bar Ricardo merecen la peregrinación. Si el Dr. Zamenhof que da nombre a la calle del bar, fracasó en su idea de una lengua común, el esperanto; la receta de estas bravas podrá ser entendida por cualquiera que las pruebe.

Comer, Paladar

Sencillas cosas, bien dispuestas

Para que nada se olvide hay bares como Taberna Vasca Che. Su oferta de platos combinados merecen un aplauso o dos. Imposible no hacerlo cuando las maravillas visitan tu mesa: bacalao a la vizcaína, pimientos rellenos de carne, croquetas, albóndigas con patatas fritas,…