Cine-TV Escenarios Exposiciones Música

Guía exprés de la Mostra Viva del Mediterrani

"Le Challat de Tunis" (Kaouther Ben Hania, 2014)
“Le Challat de Tunis” (Kaouther Ben Hania, 2014)

Esta debe ser la edición del despegue. Después de tres años empujada, principalmente, por el voluntarismo de sus organizadores, la Mostra Viva del Mediterrani ha visto aumentar su presupuesto hasta los 100.000€. Como resultado de ello, diez días de programación (del 7 al 16 de octubre), siempre en torno al eje geográfico que la vio nacer, la mayoría de ellos de caracter gratuito o a precios reducidos. Un certamen que huye del debate de sucesión de la Mostra de València al articular su contenido no exclusivamente en torno al cine. En definitiva, más de un centenar de propuestas que os intentamos resumir en una guía exprés. Para acceder a la programación completa, consultar la web de la MVM.

Si hablamos de cine, en el capítulo de homenajes, destaca el centrado en la figura del cineasta sirio (exiliado en París) Ossama Mohammed, con la proyección de sus cuatro películas, incluida la más reciente, e imprescindible, “Syria Self-Portrait, Silvered Water” (2014).

Dentro del ciclo “Musical Mediterráneo” se podrán recuperar cintas como “Las señoritas de Rochefort” (Jacques Demy, 1967), “Cruzando el puente: los sonidos de Estambul” (Fatih Akin, 2005) o ese rara avis del cine español que es “Diferente” (Luis María Delgado, 1962). Además, se incluye el estreno en Valencia del documental “Sexo, maracas y chihuahuas” (Diego Mas Trelles, 2016) sobre la vida de Xavier Cugat.

"Tánger Gool" (Juan Gautier, 2015).
“Tánger Gool” (Juan Gautier, 2015).

El apartado “Cine árabe actual” está compuesto por seis films, siendo más de la mitad de ellos documentales: “Choukri, un hombre sincero” (Driss Deiback, 2016), dedicado al escritor del título, “La casa de la morera” (Sara Ishaq, 2014) sobre el viaje de vuelta a Yemen de su directora en busca de sus raíces, “Rafea y el sol” (Mona Eldaief, Jehane Noujaim, 2012) en el que la protagonista tiene la oportunidad de formarse en la India para ser ingeniera solar y “Tánger Gool” (Juan Gautier, 2015) con el fútbol femenino como garante de la igualdad y vehículo de un encuentro entre culturas. Las otras dos producciones son “Decor” (2014), drama con cine dentro del cine del egipcio Ahmad Abdalla y “L’orchestre des aveugles” (Mohamed Mouftakir, 2016), en torno a una orquesta muy popular en el Marruecos de los primeros años de Hassan II.

Como perfecto complemento (o incluso suplemento, pues la mayoría de películas del anterior párrafo están producidas fuera de los países árabes) funciona “La vida después de las primaveras árabes”, entre la ficción que trata la delincuencia (“Madame Courage”, 2015, del argelino Merzak Allouache) o el rock and roll y la juventud (“À peine j’ouvre les yeux”, 2015, de la tunecina Leyla Bouzid) y la no-ficción que retrata la vida diaria de un grupo de jóvenes palestinos del campo de refugiados de Yarmouk (“Les Chebabs de Yarmouk”, 2013, del francés Axel Salvatori-Sinz) y las verdades que los nuevos tiempos sacaron a la luz (“Le Challat de Tunis”, 2014, de la tunecina Kaouther Ben Hania).

“Mujer y cine” es una de las apuestas más firmes del certamen. Todas las cintas contarán con la presencia de sus responsables. Un total de diez trabajos, entre los que destacan “No existimos” (Ana Solano, 2015), documental que parte de una investigación realizada sobre mujeres refugiadas y exiliadas; “Las lágrimas de África” (Amparo Climent, 2015) sobre los refugiados que esperan el momento de “saltar la valla” o arriesgar su vida en el mar para encontrar una vida mejor en el viejo continente o el cortometraje “14 anys i un dia” (Lucía Alemany, 2015) que reflexiona acerca de la violencia como ingrediente común de la educación.

Monsieur Doumani.
Monsieur Doumani.

Esta es la edición más internacional musicalmente hablando. Desde la cantante y compositora siria Noma Omran (autora de la banda sonora de la película “Syria Self-Portrait, Silvered Water”, incluida en la programación) a los chipiotras Monsieur Doumani (en la sección “Cortometrajes del Mediterráneo” se proyectará un documental sobre ellos), que combinan la recuperación de temas tradicionales de su país con composiciones propias sobre temas actuales; pasando por el valenciano Albert Sanz (que se desenvuelve con el mismo talento entre sonoridades cercanas a sus orígenes como con aires de big band), los ritmos balcánicos de Besarabia, las hipnóticas canciones de la saharaui Aziza Brahim o el contagioso ritmo sonoro rifeño de Agraf Band.

Las artes escénicas también tendrán su hueco en Mostra Viva. Por un lado, con el IV Festival ValenCirc (co-organizado junto a La Finestra Nou Circ) en el que se podrán disfrutar de los portugueses del Teatro do Elefante, del dicharachero clown Paco Pacolmo o de la ópera prima del Colectivo Circo 9.8. Y, por otro, con una serie de narraciones orales a cargo de Rafael Beltrán, Susu Benítez, Vicente Cortés, Raida Guermazi, Núria Urioz y Matías Tárraga.

La extensa programación se completa con debates (con temas tan variados como los refugiados, el Grial o la cultura gastronómica mediterránea, entre otros), actividades centradas en la literatura (un homenaje a Kavafis, una lectura poética y la mesa redonda “Mitos y realidades en las literaturas mediterráneas”), talleres educativos o exposiciones (especialmente recomendables “De Valencia a Gaza. Raices Mediterráneas” de David Segarra o “Mapa Cine Mediterráneo ayer y hoy” en La Fábrica de Hielo).