Nueve: Cristina Toledo y Ana Francés.

Cristina Toledo y Ana Francés son Nueve, que se definen en su web como “una consultora de diseño y comunicación que a lo largo de más de 10 años hemos creado nuestro propio lenguaje, adaptado a los nuevos tiempos y flexible con todo tipo de proyectos”. Y entre esos proyectos hay trabajos de comunicación, diseño UX / UI, identidad, naming, packaging, señaléctica o espacios. Algunos los hemos incorporado a nuestras vidas como los realizados para el Institut Valencià de Cultura, la cerveza l’ermita por el que ganaron un Laus de Plata o nuestra debilidad, esa maravilla que idearon para la Red Municipal de Bibliotecas de València.

Sacamos a Cristina y Ana de su estudio y nos damos una vuelta por la València que les gusta (y la que no) desde el punto de vista del diseño.

Un diseño de València que te gusta

Foto: Maria Visuals / Agència Districte.

Cristina: Me encanta la pista deportiva de La Marina. Por su enclave con vistas al mar, por la reutilización de materiales como las vallas que servían antes para el circuito de Formula 1 y por la intervención gráfica que hizo Abel Iglesias. Un espacio que me pone de buen humor.

Ana: Pues la verdad me encanta la Cooperativa de Viviendas de agentes comerciales de Santiago Artal, una fantasía racionalista y brutalista con toques muy valencianos en cuanto al cromatismo, azules, naranjas, tierras… Y los juegos con la luz. Luego dentro hay espacios que parecen sacados de Mad Men, como la portería y otros de peli de Wong Kar Wai, como el pasillo trasero de hexágonos, y las luces que se crean en las galerías de las voiviendas. En definitiva una fantasía de luz y de color.

Un diseño de València que no te gusta

Cristina: El carril bici nuevo de Gran Vía que lo inauguraron estas navidades pasadas y cuando lo vi pensaba que era una alfombra de esas que colocan en algunos negocios en esa época del año. Es estrecho y no te da sensación de seguridad cuando andas por él.

Ana: La Ciudad de las Artes y las Ciencias. Me parece un despropósito la cantidad de edificios que hay sin usar, tanto espacio desaprovechado… No me acaba de gustar ni contenedor ni contenido, igual mejora un poco la cosa cuando en el Ágora se instale el CaixaFórum València.

¿Que te gustaría diseñar en València?

Cristina: Se tiende a pensar en el diseño como una cosa concreta como un logotipo cuando en realidad se trata de experiencias. Y esto pasa en todas las especialidades del diseño. En este sentido, me encantaría poder participar en un equipo multidisciplinar que analice y proponga acciones para una mejor relación del ciudadano con la administración. Poner al ciudadano en el foco de atención.

Ana: A mí las avendidas inhumanas que hay en la ciudad como Peris y Valero, la Avenida del Puerto, Primado Reig, Benito Pérez Galdós, Giorgeta, Angel Guimerá… Las dotaría de espacio para las personas, bicicletas y el transporte urbano… las convertiría en un oasis verde. Creo que este tipo de avenidas no están pensadas para las personas que habitan en los barrios que las acogen.