Anda suelto un dinosaurio por València. Uno no, varios. Por Benimaclet, Colón, Antiguo Reino, Corretgeria o San Miguel de los Reyes. Se manifiestan de diversas maneras. En papel, como art toys. Aparecen en distintos lugares. En paredes, contadores de la luz, mobiliario urbano, canchas de baloncesto, hasta en el hueco de una fachada, siempre en la calle. Para estar al tanto de sus andanzas lo mejor es seguir la cuenta de instagram @andasueltoelanimal

Isabel Ortega, artista y profesora en el Centre d´Art Teselas, es la mano que mece esta propuesta de arte urbano. “En mis últimas pinturas estaba trabajando con el tema de las “migraciones digitales”, de cómo la sociedad está creando nuevas identidades en la red, nuevas formas de relacionarnos en el trabajo, en la intimidad y el peligro que ello implica si lo hacemos sin conciencia. Y entonces llegó la pandemia…”.

Lejos de un confinamiento creativo paralelo, Isabel dio un paso adelante. “Ante la perplejidad con todo lo que estaba sucediendo decidí que uno de los personajes de 8 bits con los que estaba trabajando anduviera suelto por la ciudad para expresarme y llevar una especie de diario artístico escrito en la calle. Creo que en los momentos de crisis todo tipo de creatividad nos puede sanar. Escogí el dino como alter ego porque me siento así, como un dinosaurio, caminando por una era que se desmorona y otra que está en construcción. Creo que entre todos podemos hacerlo mejor”.

Así los dinosaurios empezaron a pasearse por una ciudad que no se reconocía a sí misma. Los animalillos llevaban cascos en las orejas (“los llevan por la necesidad de vivir escuchando nuestra verdad interior y dejar fuera el ruido inútil”) y les acompañaba la frase “Life of Mars” (“hacía referencia a la sensación que teníamos de estar aterrizando en Marte con la “nueva normalidad” y también era un guiño a Bowie”) que fue mutanto con el tiempo a “Be kind” y “women”. “Cada frase es un reflejo de algo que me conmueve de lo que ocurre en la sociedad. “Be kind “habla sobre la necesidad de tratarnos con amabilidad y cuidarnos unos a otros. Y la última que he pegado, “women”, es en apoyo a todas las mujeres que se encuentran oprimidas en distintas partes del mundo”.

Aunque también hay un formato más material, la mayoria de apariciones del animal es sobre soporte papel colocado en paredes u otras superficies. “El material lo utilizo en función de la idea que quiero transmitir y la ubicación que le voy a dar. El pasteup en papel te facilita la inmediatez y la repetición, el mensaje llega a más gente”. Esa búqueda de audiencia ha llevado a los dinosaurios a salir de València con destino Madrid, Caceres o Elche. “En principio, era solo València a modo de diario pandémico, pero la idea ha ido creciendo poco a poco”.

Los dinosaurios no solo se muestran, sino que suelen convivir e interactuar con otras obras de arte urbano con las que pueden compartir espacio. “Así es, cuando comparto espacio con otros artistas procuro hacerlo con el mayor respeto. El arte urbano, en general, funciona como una comunidad. Recuerdo que una madrugada hice una instalación de un dinosaurio en madera en el hueco de un muro y por la mañana me escribió un artista (@poesiadepared) que al ver mi dinosaurio en Instagram había madrugado para ponerle una poesía al lado, me pareció un gesto precioso y me hizo mucha ilusión. Considero que las calles de València son un crisol de creatividad y me gusta divulgarlo en las publicaciones que hago”.

Instagram es, precisamente, el hogar de @andasueltoelanimal. La única información en su perfil son dos onomatopeyas casi gemelas (Arrrggg! y Arrrrrgggg) y es la única red social en la que tiene cuenta. “Uso Instagram porque, como el dino, soy del período Jurásico y me parece la red social más fácil e intuitiva. Como artista tengo otra página, @estoyenelartbucks, donde publico otros trabajos, pero en esta prefiero rugir y crear. Arrrrgggg!!!!”.

Isabel reconoce que le gusta mucho la interacción con la gente en el momento, el elemento sorpresa que tienen sus dinosaurios. Y su intención es continuar con el proyecto. “Mi idea es seguir con las instalaciones efímeras con cualquier soporte en lugares comunes como plazas, parques, canchas de barrio… Me gusta que la gente interactúe, toque, pregunte. La reacción de los niños es total, @andasueltoelanimal tiene muchos followers con triciclo. Creo que el arte puede crear comunidad. Bajo este lema de crear comunidad participo con una obra y unos urban-toys en el festival de arte conFusión2021 el próximo 16 y 17 de octubre en Valencia”. Una estupenda oportunidad para contemplar a estos animalitos y rugir con ellos.