Ed Bloom es Miguel Jordá. Durante ocho años fue el cantante del grupo El Mundo de Wayne. En 2019 debutó en solitario con su actual proyecto, con un mini-lp homónimo repleto de melodías. Ahora publica un nuevo single, Shine, acompañado de vídeo. Para este nuevo paso se ha reunido de un dream team de lujo: la diseñadora e ilustradora Patricia Bolinches y el animador, grafista y, también, ilustrador Sergio Pop. Con los tres nos adentramos en la historia creativa del mismo.

Empecemos hablando de la canción. Shine, en la que colabora Carlos Soler Otte, parece que continúa la línea más melódica de algunas de las composiciones que formaban parte del primer disco, como It’s Alright o My Cells Are Happy, tal vez las más beatlelianas.

Ed Bloom: Shine es una canción que habla de un tema muy “original”, del amor y del desamor. De esos amores imposibles que, tal vez, cuando te dejas llevar, se transforman en posibles. Yo tenía claros algunos de los arreglos para la canción, tenía claro que quería que fuese creciendo poco a poco hasta la explosion final, pero Carlos Soler Otte se encargó de hacer magia, de ponerlo todo en su sitio y de darle sentido. Además de que Carlos me hizo el regalo de cantar los coros del final de manera magistral. Se diferencia de las canciones del primer disco en que tiene un toque más épico, pero bien es cierto que sigue la misma línea de melodías beatlelianas, no puedo negar que crecí con ellos y siguen siendo un referente para mí.

¿Formará parte de un disco futuro o eso ya no te lo planteas y sacarás canción a canción?

Ed: En principio, iré sacando canción a canción, aunque soy un enamorado del formato LP, pero actualmente prefiero esa inmediatez e ir grabando poco a poco, ya que no se pueden hacer planes a muy largo plazo, con toda la movida coronavírica.

¿Por qué Patricia Bolinches para el vídeo?

Ed: Patricia hizo la ilustración para la portada de mi primer disco y supo captar perfectamente todo lo que yo buscaba. Para el vídeo yo lo tuve clarísimo…ella no tanto, era su primera incursión en el mundo videoclip y supongo que le daba respeto, pero Sergio Pop y ella hicieron un tándem espectacular. Con su dominio del collage y con varias conversaciones que tuvimos salió todo redondo. Nos pusimos la canción y hablamos de las emociones que yo quería transmitir en cada fragmento del tema y Patricia dio en el clavo. Estoy muy contento de que su primer vídeo fuese con Ed Bloom.

Patricia, ¿cómo te planteaste el trabajo?

Patricia Bolinches: Pues como un reto personal, nunca había tenido un encargo así, proyectos en los que tienes que tener taaaaantas cosas en cuenta y que luego todas encajen siempre dan un poco de vértigo, pero una vez le coges el truco y el ritmo es como bailar.

¿Hubo libertad absoluta para crear?

Ed: Escuchamos varias veces la canción Patricia y yo juntos, y fuimos dejando volar la imaginación, con cierto grado de surrealismo, como se ve en algun detalle del vídeo. Por mi parte, libertad absoluta y confianza plena.

Patricia: La verdad es que ha sido un gusto de cliente Ed Bloom. Todo empezó cuando me llamó Ortogràfic para hacer la ilustración del disco, ellos hicieron la imagen de Ed Bloom y el diseño del álbum. Luego, él se planteó hacer un videoclip y fue entonces cuando surgió la idea de meternos con la locura del collage animado. Teníamos claro que con su estilo de música iba a funcionar muy bien el collage popero.

¿Querías que tu trabajo contara una historia propia y fueran algo más que imágenes y animación al servicio de la canción o piensas que ese es el verdadero fin de un vídeo?

Patricia: La historia que cuenta es la misma canción, desde el principio optamos por interpretar al pie de la letra. Y sí, creo que la finalidad de los vídeos es contar y transmitir visualmente lo que el autor pretende transmitir con la canción, cuando música y video, oído y vista, se unen es como aumentar las emociones y eso siempre es un BUAAA y en este caso es BUEN ROLLOOO. Todo el trabajo que hay es exprofeso, no podía ser de otra manera. El guion era la misma canción, las estrofas y el estribillo marcaban el ritmo y las escenas.

¿Qué fuera una canción tan melódica remaba a favor porque podía beneficar cierta trama argumental o al revés?

Patricia: Pues mira, te podría poner un ejemplo de lo que es la melodía del tema cuando te llega el encargo. Es como la sensación de cuando te dejan en una pista de baile un lunes a las 9 de la mañana, en frío, sola y sin haber desayunado, ya te pueden poner temazos que ahí no te mueve ni el Tato. Hace falta que te sitúes, entrar en calor y escuchar escuchar y escuchar, que lleguen colegas y empieces a moverte con ellos, es cuando empiezas a mover un pie, luego los hombros y el cuello, los brazos y claro a partir de ahí ya te falta pista. ¡Qué ganas de fiesta me ha entrado solo de leerlo! (risas).

¿Cómo fue la participación de Sergio? ¿Por qué pensaste en él para la animaciones?

Patricia: Sergio y yo nos conocemos ya unos cuantos años, creo que muchos, él sabe que cada vez que le llamo es para liarlo y nunca me dice que no (risas). Sabía que este proyecto era una mandanga importante a nivel de animación, pero también sabía que como reto le iba a gustar. Trabajar juntos es tener un as en la manga porque todo va a fluir.

Sergio, ¿en qué consistió tu trabajo?

Sergio Pop: Mi parte consistió en interpretar las ilustraciones de Patricia para darles la animación que encajara con lo que ella quería transmitir, partiendo de la canción propuesta. Tuvimos varias conversaciones con las ilustraciones para poder transmitir el texto de la canción, y nos llevaba a ir ajustando.

¿Qué importancia guarda la relación “rítmica” de la animación y la canción o lo ideal es que cada una tenga sus propios ritmos y lenguajes?

Sergio: Para la animación, la música es un gran apoyo para dar un ritmo a los movimientos, hay trabajos que no tienen música, pero uso una de referencia. Muchas veces tiro del grupo sueco Sambassadeur y otras de powerpop. Realmente la canción nos marcaba un ritmo, que lo planificábamos en la animática, que es la maqueta de las estrofas.

¿Qué os aporta el formato vídeo creativamente hablando?

Patricia: Me aporta el crecer profesionalmente, el movimiento y el volumen al igual que el muralismo, son temas que me atraen mucho y cuando surge la oportunidad es como un regalo más que un encargo. Me aporta ese vertigo de la primera vez. Me aporta un sentirme afortunada por tener la oportunidad de hacer estas cosas. Trabajos como este en el que tienes que estar pendiente de mil historias, pensar en que todo cuadre en tiempos, ritmos, velocidad… idearlo, diseñarlo y prepararlo para dejárselo todo listo a otro compañero son tres palabras que se escriben y se leen muy rápido, pero telita.

Sergio: El trabajar con ritmo, texto y melodía, te da fases en las que puedes recrear distintos ritmos y transmitirlos en imágenes en movimiento. Ves poco a poco la evolución de las secuencias, corriges, te alegras, te ofuscas, te diviertes… y cuando lo ves, satisfacción total por la pieza realizada. Me siento afortunado pudiendo disfrutar de hacer piezas así, y si el tándem es bueno, como en este vídeo, mejor.

 

Ed Bloom actúa el 6 de febrero toca en Sala Cultural La Llotja de Elche.