Vera Fauna. Foto: Alejandra Amere.

Hablar de Vera Fauna es hacerlo de una suma a la que no se le ve el final, pero se disfruta (mucho) del resultado. Psicodelia, ritmos tropicales, mucha presencia sonora andaluza (ahí está Kiko Veneno colaborando en Martes, Bronquio en Caleta o la versión de Papá Levante), pop lo-fi, funky perezoso, slow soul… y siguen sumando. Y unas letras de aquí y ahora que capturan malestares sociales y emocionales con honestidad.

Los sevillanos actúan en València este viernes, 7 de octubre, en Rock City, en una fiesta organizada por los compañeros de Redacción Atómica, compartiendo cartel con las guitarras melódicas y aceleradas de Muro María y el indie mutante de Ghouljaboy.

Antes, los cuatro miembros de Vera Fauna, pasan por nuestra sección Los discos favoritos de…, y consensúan cinco álbumes que han escuchado mucho juntos últimamente. Allá van:

Talk Memory (Badbadnotgood, 2021)

Aunque tuviese bastante expectativas depositadas en el nuevo álbum de Badbadnotgood, sinceramente Talk memory me ha roto el cerebro y el corazón. Hacía mucho que no me cruzaba con un disco instrumental que me llegara tanto. Bajo mi punto de vista no solo la cantidad y la
calidad de los paisajes sonoros que se van proponiendo son alucinantes, sino que la forma en la que mágicamente se van sucediendo uno tras otro sin que el oyente se de realmente cuenta es la prueba -que, en realidad, nadie necesitaba- de que estos canadienses pueden hacer lo que les de la gana. Para mí ya forma parte de esos pocos discos de la historia del jazz en los que se ha encontrado el equilibrio perfecto entre la complejidad de las composiciones y la frescura de la improvisación, lo que provoca que con cada escucha el disco suene nuevo por primera vez.

🎧 https://spoti.fi/3C1yZUU


Collapsed In Sunbeams (Arlo Parks, 2021)

Hay una generación de artistas que se mueven en unos niveles realmente envidiables de compromiso, poesía y desenfado, como pueden ser Ambar Lucid, Dreamer Isioma o la misma Arlo Parks. Este disco rezuma cálculo estético y delicadeza. El disco abre las puertas de un universo en el que el estudio de los sentimientos marca la constante. Arreglos de guitarra deliciosos, atmósferas sonoras llenas de matices, pero que no empachan, y todo cosido con una voz personalísima que se gana tus oídos desde el primer momento. Si puedes escucharlo después de darle un repaso a No angel, de Dido, gana muchísimo contexto.

🎧 https://spoti.fi/3UZu9QT


Sevilla Distorsión (Sevilla Distorsión, 2022)

“Vamos a robá una moto y a tirarla por un puente y cuando se crucen los tíos [la policía] nos vamos a chocá de frente”. Gritos, acidez, vulnerabilidad expresada con los puños unas veces, otras, con el correspondiente y deseable lamento. Estos vecinos toman el angst criminal de la Sevilla de principios de los 2000 y lo visten con la estética doctrinal de Sevilla, meticulosamente fiel al linaje de nuestra música. Virtuosismo en dosis calculadas y no apabullantes, con pasajes progresivos que les alinean con la psicodelia más selecta y florida de nuestro panorama. Originales como ellos solos, os recomendamos que acudáis a cualquier bolo suyo porque son hipnóticos, fresquísimos y accesibles.

🎧 https://spoti.fi/3BUFjO0


La herida (Carmen Xía, 2022)

“Viva la rap, la copla y el flamenco. Diferente cante, mismo horizonte”. Carmen se atreve con sentimientos complejos en su primer disco. Una voz que permite que la atraviesen las emociones haciendo que vuele del rap a la copla, para volver en cuanto se le antoje. Firme compromiso con las reivindicaciones que expone canción a canción, sin perder el factor sorpresa ni convertirse en una propuesta panfletaria que pierde el norte musical. Un babuchaso en la cara que señala con una sonrisa socarrona y el puño cerrado la reproducción de las diferentes violencias. Carmen viaja de lo personal a lo político, de lo político a lo cotidiano y de lo cotidiano a lo artístico sin despeinarse. Como si Martirio y Arianna Puello se juntasen para dar un recital. Ni una puntada sin hilo.

🎧 https://spoti.fi/3SyuTuD


Private Space (Durand Jones & the Indications, 2021)

Si pasas tiempo buceando en géneros como el Gospel, el Soul o los discos de la Motown de los 70’s, estás también bastante obsesionado con la influencia de estos géneros en la actualidad en discos como Lost and Found, de Jorja Smith, o Love & Hate, de Michael Kiwanuka,… Pues, sin lugar a dudas, el santo grial que es capaz de reunir todas esas influencias y anhelos estéticos es el Private Space, de Durand Jones & The Indications. Los juegos de voces de Durand Jones y Aaron Frazer, las dinámicas de las bases y la confluencia de texuras oscuras y luminosas dentro del mismo concepto de producción son fundamentales para entender una revisión acertada de estos géneros.

🎧 https://spoti.fi/3fvQyVv