Mikel Urmeneta

Ábranse de orejas

Lo mejor para combatir el ombliguismo es abrir las orejas. Escuchar a otras personas y salir de la burbuja en que se acaba convirtiendo nuestra existencia. Una buena cura contra egos desorbitados y encantados de conocerse y una oportunidad única para seguir aprendiendo, que de eso trata el juego de la vida.

Cargando

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Boletín


Empieza el fin de semana con una selección cultural que incluye noticias, fotografías, historias y mucho más.



* Campo obligatorio

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD