Syd Barret

El gusto de la variedad

Cada persona es un mundo, pero poner puertas al campo tiene su punto absurdo. Oír discos de un sólo estilo es como comer siempre un menú similar. La música no sabe de límites y ahí está, posiblemente, su grandeza. En la variedad está el gusto y en estos tres álbumes también.

El chico que vino del espacio

Con Ramírez se acumulan las etiquetas y los calificativos. Su riqueza sonora ha explosionado en un magnífico disco de debut (“Book of youth”), en el que el pop, el folk, la psicodelia y todo lo factible de ser facturado artesanalmente con gusto tiene cabida. ¿Syd Barret meets The Magnetic Fields?

Cargando

PUBLICIDAD

Septiembre suena…

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Newsletter




* Campo obligatorio

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD