En el nombre de Ortifus

Ortifus

Los lectores del diario Levante han visto pasar por sus páginas, en los últimos años, directores, periodistas, columnistas, tomas de partido interesadas, promociones de serie Z y temas de portadas que parecían sacados de la barra de un bar mezclados con exclusivas necesarias. Pero lo que ha permanecido inalterable durante este tiempo han sido unos narizotas que, día tras día, arrancaban una sonrisa al que se asomaba a sus viñetas. Chistes con depurada ironía que se alternaban con otros basados en infantiles, pero efectivos, juegos de palabras. Detras de ellos, la firma de Antonio Ortiz Fuster, Ortifus. Una de esas figuras importantes en el ámbito de la cultura valenciana a la que parece que por fin le llega el reconocimiento merecido. Se trata de un cortometraje documental que se encuentra en estos momentos en fase de preproducción y búsqueda de financiación.

Detrás del proyecto se encuentra la productora Xerea Films, responsables de la cinta “Fallas 37. El arte en guerra”, dirigida por Óscar Martín y que narraba “las especiales circunstancias en que se organizaron las fiestas de las Fallas, de carácter político y reivindicativo, durante la guerra civil y la posguerra”. En esta ocasión, será Ricardo Macián (“Los ojos de Ariana”) quién se coloque detrás de las cámaras, siendo Martín quién ejerza labores de producción. El rodaje de “En clave de Ortifus”, que así se llamará el film, está previsto que se inicie en junio, con vistas a poder estrenarlo el próximo mes de otoño. Para poder llevarlo a cabo han abierto un verkami en el que todos los interesados en aportar su granito económico puedan colaborar.

¿Cómo nace la idea de rodar un documental sobre Ortifus?
Óscar Martín (productor)- Nos sentíamos atraídos por el trabajo de Ortifus y queríamos ver qué había detrás de esa viñeta diaria. Además, guarda cierta relación de continuidad con el anterior trabajo de la productora, “Fallas 37”.

¿Qué atractivos encontrásteis en la figura de Ortifus para poner en marcha el proyecto?
Ricardo Macián (director)- A Ortifus lo conocía fundamentalmente por su obra. Cuando Óscar me propuso hacer un documental sobre él, me pareció genial por dos razones: porque es un personaje comprometido, crítico y con la capacidad de sintetizar en una viñeta de humor problemas realmente serios y actuales; y porque siempre que me atrae la obra de algún profesional, me entran unas ganas tremendas de saber qué de especial tiene, de dónde sale el ingenio y qué de común tiene con el resto de los mortales. A fin de cuentas, las viñetas entran tan rápido en nuestras vidas porque algo hay que reconocemos de inmediato, que poseemos todos. Aunque no dominemos la técnica, sí compartimos el lenguaje.

¿Qué descubrirá el lector habitual de las viñetas de Ortifus, en el documental, que no conociera?
Ricardo- El espectador descubrirá el cimiento de la viñeta, es decir, en qué se sustenta. Un artista lo es porque tiene algo que contar y, además, de manera personal. La viñeta no es más que una manera de entender e interpretar la realidad, esa que ahora, de manera a veces convulsa, nos aprieta la existencia. Así, vamos a intentar que esa filosofía que Ortifus aplica a la vida se vea reflejada para ayudarnos a entender su obra. Nos acercaremos a su coherencia, a su compromiso, a su vida, e inevitablemente a la realidad de una “injusticia” social que vemos diariamente en informativos, prensa e incluso directamente en la calle. No queremos hacer un documental sobre la vida y la obra de Ortifus exclusivamente. Sí que es verdad que hemos encontrado elementos muy cinematográficos en la vida de Ortifus que nos van a ayudar mucho a la hora de desarrollar la línea argumental; qué día nació, dónde vivió su infancia, a qué se dedicó en sus primeros años de artista antes de empezar a dibujar, y algunos más sin los cuales no entenderíamos la clave de este dibujante singular.

¿Participará Ortifus activamente en la realización del documental?
Óscar- Por supuesto, vamos a introducir animación en las imágenes reales que será diseñada por él. Los títulos de crédito contendrán también trabajos suyos.

¿Quiénes van a participar en el documental?
Óscar- Pretendemos contar con la aparición de colegas de profesión como son Paco Roca, Sento Llobell, Malagón, Forges, El Roto, etc.

Además de la película, está previsto que aparezca un libro sobre la obra de Ortifus. ¿Se editará expresamente para el verkami o habrá posibilidad después de hacerse con él?
Óscar- Es una recopilación de sus trabajos relacionados con el mundo de las fallas. Lo van a editar conjuntamente las revistas Cendra y Actualidad Fallera. La gracia de conseguirlo en Verkami es que cada uno de ellos estará dedicado personalmente por Ortifus.

¿Recurrís al micromecenazgo de una plataforma como Verkami por la difícil situación por la que está atravesando el audiovisual valenciano?
Óscar- Desde luego. Ante el panorama desolador que tenemos, nos toca ser originales y seguir buscando la forma de seguir haciendo cine.

Pero a pesar de esa pésima situación, seguís apostando por contar historias.
Ricardo- Contar historias es lo que queremos hacer y de lo que he vivido durante mucho tiempo. Las he contado largas y cortas, tristes y alegres, con tiempo o en apenas un minuto. Contar historias es lo que hace Ortifus diariamente, y con ellas se gana la vida, ¿por qué? Porque a la gente le interesa y ¿por qué le interesa? Porque las historias tienen una función social muy importante, articulan la sociedad en que vivimos, unifican y aclaran opiniones, dan valor al grupo y cumplen con un papel de memoria histórica. Las dificultades económicas quizá sean determinantes a la hora de contar con medios, pero por otro lado, son fuente de ingenio, tanto a nivel expresivo como empresarial. Las dificultades agudizan el ingenio. Yo he rodado en Afganistán y Cuba en donde este valor es fundamental. En Cuba oí una frase que comparto, en cuanto que presenta cualquier obra como un reto: “Primero inventar… luego, ya veremos cómo lo resolvemos”.

¿Qué expectativas tenéis con el documental?
Ricardo- Por un lado, poder crear en equipo una obra audiovisual original que dé a conocer, a su vez, la de un artista que trata temas fundamentales a la hora de articular un entramado social justo. Y, por otro, sacar la rentabilidad suficiente para poder seguir creando obra audiovisual y trabajo en un sector especialmente maltratado en la Comunidad Valenciana por sus representantes políticos . Un tema éste que daría para otro documental ilustrado por el mismo Ortifus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.