Elena Cuadrado

IMG_7837

Fotos: Eva M.Rosúa

Nombre: Elena Cuadrado.
Edad: 26 años.
Lugar de nacimiento: Toledo.
Lugar de residencia: Valencia.
¿Cómo definirías tu actividad artística? Creativa en moda.

Cada vez que subimos a la moda a esta nave de creación que es Generación Las Naves, sentimos una inmensa felicidad. Elena Cuadrado formada en la EASD de Burgos y Valencia, con un Máster de Co-diseño de Moda y Sostenibilidad, forma parte de esa marea de diseño consciente y a la vez estético. Nos citamos en Las Naves para que nos hable del proceso de generación de ideas, de su premiado proyecto Zero Waste Fashion Proyect, de la última colección para una ciclista urbana Uyuni urban-bikers, y de otras muchas vertientes de su talento en los campos del estilismo, el diseño gráfico o el retoque fotográfico que la convierten en una bomba de creatividad.

Te defines como diseñadora de moda y gráfica ¿Qué vertiente creativa pesa más?

Pesa más la moda aunque cuando trabajo en moda no puedo alejarme del gráfico ya sea a nivel de inspiración, de diseño o a la hora de comunicar. Soy una persona muy visual y detallista. Cuando diseño moda utilizo técnicas compositivas de diseño gráfico, son disciplinas artísticas que se complementan bien.

¿Cómo llegas a la moda?

Llego a la moda de forma innata, es algo que me acompaña de pequeñita a modo de diversión. Actualmente se ha convertido en mi día a día profesional y sigo disfrutándola mucho. De la moda me quedo con el proceso creativo, la selección de materiales, colores, texturas… la composición con diferentes elementos, experimentar con tejidos, realizar pequeñas maquetas y ver cómo, poco a poco, una idea se transforma en algo material. Me interesa mucho además el ámbito psicológico de la moda y la semiótica de las prendas. Cómo un tejido, un color, una textura o el patronaje de una prenda habla y cómo el conjunto de esto comunica. Observo y analizo a través de la moda, ésta ofrece información muy interesante y válida. No hablo de etiquetar a través de la vestimenta, sino de entender el lenguaje de la moda y enriquecernos de esa variedad abierta y heterogénea que ofrece.

Estudiaste en la EASD de Burgos, ¿qué te aportó tu paso por la escuela?

Llegué a la EASD de Burgos después de estudiar bachillerato. Tenía muchísimo interés por la moda e ilusión por empezar a estudiar lo que yo quería. Fueron unos años muy enriquecedores y a la vez muy duros, muchas horas de trabajo y de “noches extremas” como decíamos nosotras entre risas y ojeras. Allí aprendí todo: historia del diseño y de la moda, estilismo, fotografía, diseño por ordenador, patronaje, confección… Todo lo necesario para transformar mis ideas en proyectos de moda.

Has realizado en la EASD de Valencia el Máster Oficial Co-Diseño de Moda y Sostenibilidad ¿Cómo está enfocado y de qué te ha servido su realización?

El máster se centra en la aplicación de nuevos métodos de diseño participativos basados en técnicas de co-diseño y en métodos de producción responsable y consumo respetuoso y sostenible. Destaco por supuesto el aspecto enriquecedor que supone convivir, debatir y superar dificultades junto a personas que comparten los mismos intereses y convicciones. Además he ampliado mi visión de la moda en cuanto a materiales y técnicas de diseño. Estos conocimientos me permiten tener una visión general de la moda y crítica en cada proceso.

Fruto de esa primera edición del máster, es una revista digital realizada por vosotras, las alumnas. ¿Cuéntanos qué significa Pepita Aguacate?

El nombre de Pepita Aguacate hace alusión al nacimiento de algo verde: “Pepita”  como el origen y “Aguacate” como fruto verde y fresco. La idea de la creación de una revista colectiva fue de nuestra profesora de comunicación del máster. Mediante un lenguaje irónico y divertido criticamos el sistema actual de la moda, mostramos otras alternativas de consumo, concienciamos de la problemática ambiental y social de la industria de la moda y damos a conocer la moda ética  como algo atractivo, fresco y, por supuesto, necesario. “Somos semillas, somos el origen de algo nuevo. Pepitas que defienden la primacía de la vida social frente a la lógica frenética de la producción, el consumo y la competitividad. Pepitas que disfrutan del ocio creativo, frente al ocio consumista. Pepitas que buscan soluciones sostenibles al servicio de las personas y, por supuesto, de la líder, la madre tierra, la esfera superior”. No es la primera revista de moda sostenible en España pero sí la primera revista de moda sostenible abierta y gratuita.

Tus diseños buscan las sostenibilidad, la ética y están abiertos. Explícanos con más detalle como se plasman cada una de estas características en tu ropa.

Mis diseños buscan la sostenibilidad y maximizar el beneficio de las personas a la vez que se elimina el impacto en el medio ambiente. Se trata de mirar por el progreso y no por el consumo. Ejemplo de esto podría ser mi trabajo Zero Waste Fashion. Este proyecto se centra en métodos de diseño de participación online donde, a través de mi web, facilito el patrón para que se pueda descargar, copiar y adaptar en función de las necesidades. Apuesto por el diseño colaborativo y abierto con el que además busco optimizar recursos mediante la técnica zero waste y maximizar resultados.

Tu proyecto Dresss patterns, zero waste, recibió una mención honorífica en la GG Moda Competition. ¿Qué significó este reconocimiento?

Este proyecto nace de la propuesta de nuestra profesora de proyectos e identidad. Cada alumna tenía que diseñar bajo una técnica que no generase residuos. Coincidió que este año la temática del concurso GGModa organizado por la editorial Gustavo Gili era la moda sostenible, asunto impulsado por el libro “Moda ética para un futuro sostenible” de Elena Salcedo. La EASD de Valencia seleccionó mi trabajo en representación de la escuela. El proyecto recibió una mención honorífica. Este reconocimiento fue para mí un premio a mi trabajo lo que, por supuesto, me dio un empuje y me animó a seguir trabajando y perfeccionando técnicas.

¿Cuéntanos en que consiste este sistema de patronaje que elimina retales superfluos que en cualquier marcada de prendas aparecen?

El Zero waste fashion tiene como objetivo la creación de prendas sin generar residuos. Generalmente la industria de la moda deshecha el 15% de material en el proceso de corte de las piezas. La moda sin residuos requiere un estudio exhaustivo del patronaje. A la hora de plantear los patrones es necesario invertir mucho tiempo en crear cada pieza y pensar cómo será colocada en el tejido con el fin de no crear residuos. Todo el trabajo invertido en el patronaje permite desarrollar colecciones donde el desperdicio de tela es prácticamente nulo por lo que, a pesar de tratarse de una técnica de trabajo muy costosa, a largo tiempo o a gran escala ofrece grandes beneficios y disminuye el impacto negativo medioambiental.

¿El panel de inspiración en el que se basa esta colección de qué estaba lleno?

Principalmente de imágenes de fachadas de edificios y construcciones compuestas por formas geométricas, líneas simples y colores planos.

IMG_7847

Tu más reciente colección Uyuni-urban bikers Collection hace hincapié en la creación de ropa que nos acompañe en nuestros desplazamientos de bici… ¿Cómo surge la idea de la colección?

La idea de la colección surge de una necesidad propia. Siempre que puedo, me desplazo en bicicleta por lo que la ropa que utilizo a diario es ropa con la que pueda ir cómoda pedaleando. Detecté que había prendas en mi armario que se iban quedando sin uso y que sólo me ponía si no iba en bicicleta. La ropa debería facilitar la movilidad y no ser nuestro medio de transporte el que condicione nuestra forma de vestir. La ropa de calle atiende a características estéticas; la ropa de deporte a características técnicas y funcionales. Yo busco resolver necesidades técnicas, funcionales y estéticas en una misma propuesta diseñando ropa específica para las ciclistas urbanas. En cuanto a inspiración, Uyuni hace referencia al mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, el Salar de Uyuni en el suroeste de Bolivia. El inicio del proyecto comenzó con una investigación biónica. Simultáneamente, se desarrollaba la conceptualización y parte creativa de la colección. En ambos casos la dirección era la misma: la búsqueda de elementos reflectantes y lumínicos en la naturaleza. Uyuni reunía todos los factores que se buscaban. Para desarrollar este proyecto se llevó a cabo un estudio del funcionamiento de las articulaciones y musculatura del cuerpo humano con la finalidad de diseñar prendas que ofrecieran comodidad y libertad de movimiento. Se realizó un estudio de mercado con el objetivo de usar los elementos demandados por las ciclistas urbanas a la vez que me distanciaba de las tendencias marcadas por el mercado aplicando así una estrategia de diseño atemporal con el que alargar el ciclo de vida de la prenda. En cuanto a materiales, se utilizaron materiales biodegradables y mono-materiales. En caso de ser un producto compuesto por varios materiales se tuvo en cuenta el fácil desensamblaje de éstos. Al utilizar mono-materiales se facilita que reciclaje de la prenda sea más exitoso.

¿Qué fases  componen el diseño de una colección y su posterior materialización?

Comienzo forrando la pared con imágenes que me inspiren. Aquí caben tanto fotografías de moda como de cualquier otra disciplina, recortes de periódicos, tejidos e ilustraciones. A continuación paso a la fase de diseño ya sea de forma bidimensional mediante ilustración o de forma tridimensional realizando pequeñas maquetas. Una vez tengo los diseños, trabajo el patronaje de las prendas y es entonces cuando viene la materialización de las prendas a través de la confección.

¿Con qué partes del proceso creativo disfrutas, y cuál es la que más te cuesta?

Disfruto mucho en la parte de investigación y conceptualización de la colección, es un momento muy enriquecedor del que se aprende muchísimo. Unido a la parte conceptual, suelo trabajar la comunicación de la colección, es algo que realizo con mucha ilusión y a lo que le doy gran importancia. Lo más difícil del proceso, cuando te centras en moda sostenible, es la selección de materiales. Debido a la mínima demanda de tejidos respetuosos con el medio ambiente, la oferta es muy pequeña y con un alto coste económico lo que supone un encarecimiento de las prendas. Lo mismo ocurre a la hora de buscar quién te confecciona la colección. Estos son los dos hándicaps que suponen el fracaso comercial de la moda sostenible frente a la moda rápida. Encontrar el equilibrio entre poder ofrecer materiales sostenibles, técnicas más humanas de trabajo y tener un producto competitivo es, sin duda, la parte más difícil. Directamente no es un trabajo creativo pero, indirectamente forma parte de este proceso creativo.

¿Qué papel tiene el diseñador frente a la producción masiva y los ciclos cada vez más frenéticos de la moda?

Imprescindible, al fin y al cabo, el diseñador es el que controla todas las fases del producto y es responsable del desarrollo de la colección en un sistema de moda insostenible. Un sistema que funciona mediante procesos de producción con un fuerte impacto negativo para el medio ambiente, que aviva la acumulación de residuos, que fomenta las desigualdades y explota a las  trabajadoras y trabajadores. El diseñador tiene un papel muy importante pudiendo buscar alternativas a este sistema, desde la elección de materiales de mayor o menor impacto hasta la manera de producir las colecciones. Aquí viene la parte difícil: realizar moda sostenible en un sistema insostenible que funciona a base de tendencias pasajeras que promueven un consumo desenfrenado requiere esfuerzo, mucho trabajo y, por supuesto, apoyo y entendimiento por parte de la sociedad.

¿Qué diseñadores de moda, o artistas en cualquier disciplina te gustan?

Re;Code, Noa Raviv, Bolor Amgalan, Wikihouse, Leta Sobierajski, y Charlie Engman, por ejemplo.

Y para seguir nutriendo tu creatividad, ¿qué actividades te gusta realizar?

Intento alejarme de la moda, distanciarme y nutrirme de otras disciplinas que me puedan aportar puntos de vista distintos. Tener una visión amplia, buscar la diferencia y la diversidad ayuda a enriquecer el trabajo.

¿Nos puedes contar algún plan de tu moda para el futuro?

Ahora mismo estoy trabajando para una nueva marca como diseñadora de calzado, es algo nuevo para mí y con lo que estoy disfrutando muchísimo.

 

Su obra:

Dresss patterns, zero waste

zero_waste_fashion_elena_cuadrado_2

Fotografía: Beatriz Conca Bastida

zero_waste_fashion_elena_cuadrado_3

Fotografía: Beatriz Conca Bastida

RGB básico

Open Pattern

estudio-patron-zerp-waste (2)

Estudio patrón para Zero waste

panel_zerp_waste

Panel de inspiración

 

Uyuni-urban bikers Collection

elena_cuadrado-uyuni-beatriz_tafaner-urban_bikers-1

Fotografía: Beatriz Tafaner

elena_cuadrado-uyuni-beatriz_tafaner-urban_bikers-4

Fotografía: Beatriz Tafaner

elena_cuadrado-uyuni-beatriz_tafaner-urban_bikers-5

Fotografía: Beatriz Tafaner

elena_cuadrado-uyuni-beatriz_tafaner-urban_bikers-7

Fotografía: Beatriz Tafaner

elena_cuadrado-uyuni-beatriz_tafaner-urban_bikers-62

Fotografía: Beatriz Tafaner

ilustracion_uyuni2

Ilustración de Elena Cuadrado para Uyuni

boceto_uyuni (1)

Boceto de Elena Cuadrado para Uyuni.

Estudio anatómico Uyuni

Estudio anatómico Uyuni.

2 comentarios

  1. Pingback: El InCultura Fest cierra su cartel con Carlos Areces y Helena Miquel | Verlanga

  2. Pingback: Una Generación unida por el talento | Verlanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.