Escenarios

Pasión por el baile

Cienfuegos01

Quince años lleva la compañía Cienfuegos Danza bailando por los escenarios. Y quince son las preguntas que le hemos hecho a su director, Yoshua Cienfuegos, sobre el pasado, presente y futuro de su profesión.

Yoshua Cienfuegos.
Yoshua Cienfuegos.

1.- ¿Cómo acaba un asturiano residiendo y bailando en Valencia?
De manera casual y por motivos puramente profesionales. Llegué a Valencia de visita y al cabo de dos meses empecé a trabajar como bailarín. Al ganar el Primer Premio del Certamen Coreográfico de Madrid, recibí del entonces Centro Coreográfico de aquí el apoyo inicial para montar compañía. Y  desde entonces aquí estoy, y ya van 15 años!!!

2.- ¿Cuál es tu primer recuerdo asociado a la danza?
Son muchos los recuerdos y los que más atesoro son aquellos que me sirven de guía; los que me enseñaban la danza en esencia más que en forma y que hoy en día le siguen dando autenticidad.

3.- Antes de la creación de Cienfuegos Danza, ¿qué fue lo mejor y lo peor que te pasó en el mundo de la danza?
Como algo muy positivo recuerdo cuando de repente, como si de algo mágico se tratara, las cosas comenzaron a tomar forma. Ese momento en que los puntos se conectan y empiezas a ver tu perfil como profesional. Momentos complicados en cualquier profesión siempre encuentras, pero no pienso en todo eso porque puede ser un lastre demasiado pesado para seguir mirando hacia adelante.

4.- ¿Qué recuerdas del primer espectáculo de Cienfuegos Danza?
Muchas cosas, ya que marcó un camino a seguir. Cuando digo esto no me refiero a planteamientos estilísticos o técnicos sino a otros más existencialistas a la hora de enfrentarme al hecho artístico. Valores como la coherencia, la lógica, la entrega, la pasión,…

5.- Echas la vista atrás, después de estos 15 años, ¿y qué ves?
Si miro hacia adentro veo al mismo que entonces, con más recursos y poniendo más nombres y apellidos a todo aquello que contenía pero que no podía definir. Si me descubro en un espejo veo más ángulos en mi cara y más canas en mi cabeza. Si miro a mi alrededor muchas veces me gustaría que las cosas fueran diferentes aunque siempre doy gracias por conservar la energía para poder volcarla en el camino en el que creo.

6.- En la celebración de los 15 años están muy presente los ballets y la música rusa, ¿por alguna razón especial?
“La Siesta de un Fauno” y “La Consagración” son unos claros referentes para todo profesional o aficionado a la danza. El embarcarme en hacer mi lectura de los mismos no se qué tiene de madurez o inconsciencia, lo que si estoy seguro es que para mí ha sido un reto importante del cual me siento satisfecho.

7.- Entre las actividades que se llevan a cabo en la celebración está la presentación de una tesis sobre la evolución de tu compañía, ¿cómo surgió?
La tesis lleva el nombre de Optimización del Movimiento. Es un trabajo profundo y ampliamente documentado dirigido por Leticia Ñeco (pedagoga, investigadora y bailarina de CienfuegosDanza). Dentro de la compañía yo necesitaba una renovación interna que abriera o marcara nuevas objetivos. La renovación nacía desde una necesidad de búsqueda. El resultado, después de unos cuatro años, ha sido muy satisfactorio. En este momento contamos con una investigación que es a la vez un instrumento útil en el medio académico y en el profesional.

Cienfuegos02

8.- ¿Qué es lo más complicado a la hora de montar una coreografía?
El montaje no lo siento complicado. Todas las dudas, cuestionamientos o búsquedas las vivo de una manera muy apasionada disfrutando enormemente. Lo más tedioso para mi es el momento de la limpieza de materiales coreográficos a nivel de forma.

9.- ¿Piensas 100% en danza? ¿Cuándo vas por la calle te sorprendes imaginando coreografías con aquello con lo que te vas encontrando?
Pienso mucho en danza aunque nunca un 100%. Me considero creativo y canalizo gran parte de esa creatividad en una de mis prioridades, que es la danza, aunque no es la única. Si miras a tu alrededor sí que muchas veces te descubres analizando movimientos, gestos o espacios que te llevan a imaginar posibles puestas en escena. Quizás no es lo que miras  si no lo que te puedes imaginar sobre lo que ves.

10.- Tres nombres que sean tres referencias en la danza para ti y la razón de la selección.
Soy una persona muy ecléctica en general en todos mis gustos y preferencias. No sabría hacer una selección de tres nombres en concreto.

11.- Hace unos años, la televisión con el concurso “Fama” puso de moda el baile y proliferaron academias en todos los barrios. ¿Por qué crees que no se aprovechó una coyuntura como tal para que la danza tuviera una presencia mayor en todos los sentidos, una carrera a largo plazo en lugar del típico “aprovechar y exprimir el momento”?
La danza es una profesión de corto recorrido, aunque su aprendizaje lleva mucho tiempo y constancia. El éxito rápido y fácil no está ligado habitualmente a la misma y ese es uno de sus atractivos. En la sociedad en la que vivimos esto último no está muy valorado. Requiere una capacidad de sacrificio desde muy joven que es difícil de asumir.

12.- ¿En qué lugar de la ciudad de Valencia te gustaría montar una coreografía?
En Valencia hay muchos espacios atractivos donde se enmarcaría perfectamente una propuesta, pero bueno, si he de elegir uno sería la fuente de Neptuno en la plaza de la Virgen.

13.- ¿Dejas algo a la improvisación en tus montajes?
Perfilo mucho las propuestas escénicas intentando desarrollarlas al máximo haciendo un seguimiento en su crecimiento. Puedo utilizar la improvisación o hasta la casuística en el laboratorio de investigación o montaje, pero al final cierro un diseño. Esto no quiere decir que la partitura no tenga vías para una visión más individualizadora.

14.- ¿Cómo te gustaría celebrar los próximos 15 años?
Con lo que estoy haciendo, trabajando y disfrutando mucho. Ilusionándome, apostando y apasionándome. ¿Se puede pedir más? Seguro que sí, pero al final todo lo que pediría serian recursos que facilitaran el camino hacia lo que ya hago. Aunque el objetivo seguirá siendo el mismo.

15.- Completa la frase: Yoshua Cienfuegos baila porque lo necesita. Esa necesidad es mi pasión y la he convertido en mi profesión.