Grace García

Grace GarciaMe llamo Grace García y soy ilustradora de 24 años, sí, todo el mundo me pone siempre unos cuantos de más, maldita sea. Nací en Madrid, aunque he ido rondando por el mundo desde entonces y no me siento de ninguna parte en particular. Pero ahora mismo estoy encanta de estar en Valencia.

No he soltado el lápiz desde que mi mini manita aprendió a cerrar los cinco dedos. Todos los que me conocían decían que tenía que ser “artista” y a mí eso de ser “artista” pues como que no. Yo, como buena rebelde sin causa y huyendo de tal definición me metí a estudiar diseño de producto, cosa que me gusta mucho, pero como tantas, demasiadas otras. Después de ver que en lo que más se fijaban de mí en la carrera eran los bocetos de los productos y no los mismos, me acabe dando cuenta de lo evidente. Así que aquí estamos.


Un disco:
Pues soy bastante dispar en cuanto a gusto musical, no sabría decir uno en concreto. Ahora mismo tengo en modo “repeat” a Soledad Vélez

.

Una película: Unas cuantas. Eso sí, romance seguro. Aparento chica dura, pero soy la más ñoña del mundo.

Un libro: En mi “biblioteca” solo verás cómics, novelas gráficas o libros de diseño.

Una serie de tv: ¡Unas cuantas y a la vez! Homeland, American Horror Story, Orange is the new black, The Big Bang Theory, The Knick

Una serie de dibujos de tv: Los Simpsons ya no son lo que eran… Padre de familia y, de vez en cuando, Hora de Aventuras que me suele dejar con la cara torcida.

Una revista: No soy de las que compra revistas, soy de las que las lee en el aeropuerto o estación para matar el tiempo antes de un viaje. Pero la última que compre, Yorokobu.

Un icono sexual: En realidad no fantaseo con famosos, estrellas o gente conocida. Idealizo más a alguna persona de la vida cotidiana que me cruce y cautive, o alguien que conozca que me haya resultado muy interesante… No sé, podrías ser tú???

Una comida: El gazpacho de mi abuela. Todos deberíais probarlo.

Un bar de Valencia: Me encantan los bares rancios de toda la vida. Pero para una copa de vino y buenos libros, el Slaughter.

Una calle de Valencia: El barrio de Ruzafa entero y su ambiente de “mini pueblo”, ya no tan pueblo. Esto se esta yendo mucho de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.