Dos montajes de Paco Zarzoso protagonizan la programación de la sala Ultramar este mes de octubre: Las Mañas o la llegada de pan (del 8 al 18) y Umbral (del 22 al 1 de noviembre).

En Las Mañas, tres mujeres que nunca han salido de su pueblo discuten en bucle porque como bien dice el autor “callar es morir”. La España vaciada, las discusiones familiares, el mundo exterior, todo esto y más se recoge en este texto de Zarzoso que pone el foco sobre el momento presente y todo lo que nos rodea. Una comedia con ecos de Chéjov y Valle-Inclán con aroma a pueblo, a tardes a la fresca y a pan. Las Mañas o la llegada de pan, cuenta con dirección de Marcos Sproston e interpretación de este mismo, de Rocío Ladrón de Guevara, Pilar Rochina y José Blasco.

Umbral son cinco historias en cinco espacios urbanos, entre privados y públicos, entre nocturnos y diurnos: un portal, un estudio fotográfico, un paso de cebra, un apartamento y la oficina de un matadero. Lo que crea unidad a estos cinco cuadros es el concepto de “umbral”, sobre todo referido al que se produce en la comunicación. Pero el umbral más constante es el que se da entre el trabajo y los sentimientos, en especial los amorosos, por ausencia de uno de ellos o de ambos.  Cada una de estas cinco historias presenta una pareja que no pueden (en algunos casos no quieren) anudar una relación amorosa, porque rechazan la idea de trasponer el pequeño espacio que los separ. Hongaresa rescata en 2020 obra para conmemorar los 25 años de creación de la compañía.