Escenarios

“El nom” visto por sus actores

El nom. Foto: Santi Carreguí.

Vicent y Anna van a ser padres. Isabel, la hermana de él, y Pere, su marido, les invitan a cenar. También irá Carles, un buen amigo de la infancia. La velada transcurre con normalidad hasta que una pregunta se adueña de la situación: ¿Y ya sabéis qué nombre le pondréis al niño?.

El nom vuelve al Teatre Micalet (hasta el 16 de junio) casi un año después de su estreno. Una producción propia, dirigida por Joan Peris, a partir de la adaptación al valenciano (y a nuestro contexto), del texto original de los franceses Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patellière, llevada a cabo por Miquel Aparisi, sobre la versión catalana de Jordi Galceran.

En el escenario, buena parte del star system teatral valenciano: Pilar Almeria, Josep Manel Casany, Ferran Gadea, Cristina Garcia y Ximo Solano. Ellos, también, son los protagonistas de este artículo. Les cedemos la voz para que contesten a otra pregunta, eso sí bien distinta a la de la obra: ¿Qué es para ti El nom?

➡️ Pilar Almeria

Salir al escenario, cada día, a representar la comedia El nom es la constatación de la genial carpintería teatral que tiene. Lo que dice, cómo lo dice y dónde lo dice, para que interese al público, para que sorprenda.

Para mí son los ingredientes básicos del texto de una obra. Y si además no hace pedagogía, sino que te hace reflexionar con humor, ya es el colmo. Ese humor ácido que te congela el rictus. Matthieu Delaporte y Alexandre de la Patellière son dos maestros de la crítica y autocrítica de una generación, la de los progres políticamente correctos, de las actitudes y lenguaje machista, de los perjuicios y roles que se asumen en la vida, desde un punto de vista nada naif, desde el que contemplan la poca capacidad de cambio que tiene el ser humano a corto plazo.

Pero sobre todo, es un viaje de complicidades con Ximo Solano, Josep Manel Casany, Cristina Garcia y Ferran Gadea. Salir al escenario, cada día, con ellos es como lanzarse por un tobogán, un vértigo fantástico e irrepetible.

➡️ Josep Manel Casany

El nom es una comedia francesa, ácida, muy bien construída, carpintería teatral pura. Una obra que va creciendo y cada vez va a más, a más.

Mi personaje es Vicent, un hombre espabilado, muy bromista, que arriesga mucho, puede que a veces demasiado y se le puede venir en contra. A partir de proponer el nombre para el hijo que va a tener, empieza una batalla familiar en la cena en la que se desarrolla la obra. Comienzan a surgir y aflorar los prejuicios que tenemos la gente, hasta dónde somos capaces de llegar siendo consecuentes con lo que pensamos. Los prejuicios sobre todo de una clase burguesa alta, intelectual, progre, y ahí es, para mí, donde está la clave de la función, lo que más me interesa.

➡️ Ferran Gadea

El nom es, sobre todo, una gran comedia, con mucho contenido, no solo jijijaja, que funciona a la perfección y que tiene varios planos, tanto para el público que solo busca entretenimiento como para aquel que quiere reflexionar, hacerse preguntas sobre, por ejemplo, hasta que punto somos tolerantes con las opiniones de los demás.

Es una obra que nos hace disfrutar mucho, tanto del trabajo como con el público, que nos lleva en volandas toda la función. Además de la suerte de contar con un gran reparto. Estoy muy agradecido a Joan Peris y al Micalet por esta oportunidad.

➡️ Cristina Garcia

El nom es la demostración de que en esta sociedad en la que vivimos, no somos ni tan amables, ni tan comprensivos, ni tan liberales, ni tan abiertos de mente, ni tan respetuosos, como nos pensamos que somos con los demás, ni mucho menos.

➡️ Ximo Solano

El nom es una comedia despampanante. El espejo donde ver reflejadas las relaciones. Todos llevamos un “pequeño facha” dentro de nosotros. A veces el que menos lo aparenta… Secretos de familia igual a comedia asegurada.