César Sarachu en “Intensamente Azul”. Foto: Sergio Parra.

César Sarachu alcanzó una gran popularidad gracias al personaje de Bernardo, el contable tímido de la serie Cámera Café. Curiosamente, el actor vivía y trabajaba en Suecia donde había participado en varias obras de teatro. Porque aunque su momento de fama se lo proporcionó la pequeña pantalla, Sarachu siempre ha estado muy ligado a los escenarios. En València, por ejemplo, se pudo comprobar y disfrutar, hace tres años, en el Teatre El Musical, con Reikiavik, de Juan Mayorga.

Ahora, ese mismo tridente (El Musical, Mayorga y Sarachu) coinciden en Intensamente Azules (sábado, 16 de noviembre, 20.30h). Sarachu, único personaje de la obra, da vida a un miope que, al romper sus gafas de vista, empieza a utilizar las de nadar, graduadas, para desenvolverse en los quehaceres diarios. Una ocasión para ver el mundo de otra manera que también despierta una nueva forma de ser visto. Intensamente Azules está basada en una anécdota autobiográfica del propio Juan Mayorga, que firma la autoría y dirección.